En la vida cotidiana cada persona se ve sometida a diferentes demandas y exigencias del entorno en el cual está inmersa. Situaciones que tienen que ver tanto con el contexto familiar como laboral (relaciones competitivas o demandantes, presiones, éxitos o fracasos etc.), para lo cual, cada individuo tiene recursos para adaptarse y enfrentar las situaciones del medio. Pero en muchas ocasiones, la demanda supera nuestra capacidad, generando una crisis energética, y su consecuente manifestación en la salud.

stress in ufficio
El encontrar un equilibrio entre las demandas y exigencias sociales y las necesidades propias no siempre se logra. Las personas comienzan a responder más según las demandas externas y van generando internamente un desgaste.

En muchos individuos, esta exigencia desmedida conlleva en ocasiones, a insatisfacciones y relego de las propias necesidades. La persona cuenta con menos recursos parar enfrentarse al medio externo, su energía se desvanece y muchas veces la manera de adaptarse comienza a ser deficiente. Es allí donde aparecen la sintomatología como cansancio, insomnio, carácter irritable, ansiedad, alteraciones en las distintas conductas, aumento general del nivel de estrés, etc. El desgano va ganando terreno, y pequeños estímulos resultan excesivos y significan un gran esfuerzo.

¿Qué podemos hacer ante esta situación?

El primer paso está en registrar nuestras necesidades. Para poder satisfacerlas primero tenemos que tener bien en claro cuáles son. Por otro lado debo poner en la balanza riesgo sobre beneficios. Es común escuchar la frase: “me esfuerzo tanto, para lograr una vida mejor” y es ahí, donde debemos evaluar si mi desgaste justifica el posible beneficio.

Por último, pero no menos importante, debemos asegurarnos de la calidad de vida. Es muy importante, para mantener nuestro nivel energético llevar una alimentación balanceada y actividad física regular. Estas 2 cosas, sumadas a un buen descanso nocturno, nos permitirán un balance óptimo de nuestra energía.

Todos estos factores favorecen a disminuir el nivel de estrés, y de esta manera asegurarnos de que el balance en demanda y energía pueda ser satisfecho de buena manera.

No son único factores a tener en cuanta, pero es por donde deberíamos empezar.

En La Posada del Qenti, trabajamos con un equipo inter y multidisciplinario para abordar esta temática de manera integral, contando con un entorno natural único y la posibilidad de mejora nuestra salud de manera efectiva y placentera.

Dr. Christian A. Leiva – mp 31.209/1

Director Centro Médico

La Posada del Qenti

Consulte con nuestros especialistas

 

[]
1 Step 1
Previous
Next

Pin It on Pinterest