Nuestra piel está sometida a continuos ataques y agresiones que afectan a su textura e hidratación, resecándola y debilitándola, pudiendo hacer que nuestra piel sea más reactiva y susceptible de padecer alergias e irritaciones. Para evitar esto, que mejor que aportarle nutrientes esenciales, a través de una buena alimentación rica en vitaminas E, A, C y omega 3, para contribuir, junto con la ingesta de agua, a una piel mucho más saludable.

citricos

Entre los muchos antioxidantes naturales que encontramos en nuestros alimentos, la vitamina E es un gran aliado de nuestra piel ya que ayuda a reducir la acción dañina causada por los radicales libres. Al ser esta una vitamina liposoluble (soluble en grasas) se encuentra preferentemente en aceites vegetales (preferir los prensados en frío o extra virgen ya que en este caso la preparación es mínima y se retienen los nutrientes esenciales) frutas secas (almendras, nueces, avellanas), semillas de girasol y frutas. Por otro lado el omega 3 y 6 son necesarios para mantener las membranas celulares, son éstas membranas las que actúan como barrera antes sustancias dañinas y permiten también, que se eliminen productos de desecho. Alimentos como salmón, trucha, sardinas, semillas principalmente de chía, nueces, aceite de canola y oliva son fuente de ácidos grasos esenciales.

De alto poder antioxidante es la vitamina C, quien también está relacionada con la producción de colágeno, los cítricos como la naranja, limón, pomelo y el kiwi tienen importantes cantidades de esta vitamina. Preferir ensaladas, jugos y frutas frescas, evitando las cocidas ya que una parte importante de ésta se pierde en la cocción y en contacto con el oxígeno del aire. Un kiwi aporta dos veces más vitamina C en 100 g que una naranja.

Presente en alimentos de origen animal como lácteos y yema de huevo, la pro-vitamina A o betacarotenos, que luego se transforman en vitamina A al ser procesados en nuestro cuerpo, cumplen un papel muy importante en la renovación de piel y mucosas. Estos abundan en los vegetales de color naranja (zanahoria, calabaza) brócoli y hojas verde oscura.

En relación a los minerales, debemos destacar el selenio el cual lo encontramos en carnes, pescados, cereales, frutas y verduras, además estos alimentos son fuente de zinc, que forma parte de nuestra epidermis. El té verde, por su contenido en polifenoles, tiene propiedades antiinflamatorias y protege las membranas celulares. El agua mantiene las células hidratadas y favorece la sudoración lo cual ayuda a eliminar toxinas. Es fundamental estar bien hidratados para una piel más sana.

Entonces… Te recomendamos consumir 5 porciones entre frutas y verduras por día, de las cuales una porción de verduras sea de color naranja y verde oscuro y una fruta que sea un cítrico. Al mismo tiempo incorporar frutas secas como nueces, almendras y 1 cucharada de semillas como parte de un desayuno completo. También condimentar tus ensaladas con 1 cucharada de aceite de oliva en almuerzo y cena, sumando pescado de 3 a 4 veces por semana y fundamentalmente tomar 8 vasos de agua por día.

Lic. Del Boca María Soledad

La Posada del Qenti

Consulte con nuestros especialistas

[]
1 Step 1
Apellido
Nombre
Teléfono con código de áreaPor ejemplo si es de Buenos Aires: 011 47988866
Consulta
0 /
Previous
Next

Pin It on Pinterest