Más naturaleza, menos pantallas

«La nueva normalidad» de las pantallas

Día a día nos vamos acostumbrando, cada vez más, al uso de nuevas tecnologías ya sea por cuestiones laborales, recreativas o informativas. Lo cierto es que hoy una persona promedio dedica entre 5 a 7 horas frente a diferentes tipos de pantallas: celular, computadora, tablet o TV.

Ésto genera consecuencias graves a la salud, con afecciones en algunos casos irreversibles. Tendinitis, dolor en cuello y espalda, síndrome del túnel carpiano, ojo seco, dificultad para respirar, dolores de cabeza, insomnio, estrés, vértigo, fatiga y mala digestión son solo algunas de las secuelas relacionadas al abuso de pantallas en general.

Tener un televisor en la habitación, pueden aumentar el riesgo de la obesidad. Las personas que ven más de 5 horas al día de televisión tienen 5 veces más probabilidad de tener sobrepeso, comparados con quienes ven de 0 a 2 horas al día.

En muchos casos el TV es una invitación al “quedarse quieto”, al sedentarismo. Se sabe que la falta de actividad física está asociada a múltiples enfermedades y a un mayor riesgo de muerte prematura.

En un estudio que realizó la Universidad Autónoma de Madrid se observó que el tiempo dedicado a ver la tele se asocia con un mayor riesgo de limitaciones funcionales (funcionamiento físico general, problemas de movilidad, problemas de agilidad y fragilidad) en personas mayores. Sin embargo, no observaron que otros comportamientos sedentarios, como utilizar el ordenador o leer, estén relacionados con limitaciones funcionales

Ver la TV constituye un factor de riesgo independiente y es una de las actividades sedentarias que más se han estudiado.  Además, suele ir de la mano de otros comportamientos potencialmente nocivos, como el consumo de grandes cantidades de alimentos hipercalóricos y poco saludables. Por otro lado, también se descubrió que las mujeres mayores, que pasaban más tiempo viendo la tele y menos en otros comportamientos sedentarios (con el ordenador y leyendo), presentaron mayor número de síntomas de depresión y de malestar psicológico.

La Posada del Qenti, Centro de Bienestar Médico reconocido internacionalmente por su innovación en el campo de la salud y el bienestar, cuenta con modernas habitaciones con vistas a las Sierras de Córdoba, sin embargo, las mismas no poseen televisión, justamente para fomentar el descanso, el contacto con la naturaleza y los buenos hábitos.

Los planes de salud de La Posada del Qenti se basan en 5 pilares fundamentales:

  1. Actividad física adecuada
  2. Alimentación saludable
  3. Control de estrés
  4. Disminución del consumo de fármacos
  5. Descanso y recuperación

Es en el último pilar en donde se hace hincapié en que la habitación debe ser un lugar de recuperación en donde prima la paz, para lograr así un sueño efectivo y reparador. 

De la misma forma también se aconseja a los huéspedes a no ingerir bebidas con cafeína luego de las 18:00 hs. y a no contaminar los pensamientos con noticias antes de dormir, para ello, no contar con televisión en la habitación, es un aliciente importante a la hora de predisponer adecuadamente el organismo para el descanso.

Salud TV

0 comentarios

Descarga gratuita

Presentamos nuestro libro Cómo alcanzar una vida plena y saludable, en el que reúne más de 70 artículos sobre nutrición, estrés, actividad física y buenos hábitos.

DESCARGAR

Su estadía en 12 Y 18 cuotas sin interés

Válido unicamente para residentes en la Argentina.

Un equipo de profesionales de la salud te espera para ayudarte a mejorar tu calidad de vida, a disfrutar a pleno de la misma, a prevenir enfermedades, y a retrasar los síntomas del envejecimiento.

PONETE EN CONTACTO CON NOSOTROS