El invierno es esa época del año en la que quedarse en casa parece ser la opción que más nos gusta. Queremos darle pausa a la vida y ver películas todo el día con el calefactor al lado, and tomando chocolate caliente y durmiendo cuando nos provoque. Lamentablemente, approved nuestra rutina no nos permite ceder a la vagancia y tenemos que seguir adelante. Si sientes que te hace falta energía durante los días fríos (o los calientes), si te levantas por las mañanas más cansado de lo que estabas cuando te acostaste, si no dejas de pensar en tu cama en todo el día, te dejo unos tips para que aumentes tu nivel de energía gradualmente.

Duerme lo suficiente. Es imprescindible que duermas de 6 a 8 horas diariamente para despertarte energizado. Si es posible, establece un horario y trata de siempre respetar la hora de dormir; esto va a hacer que tu cuerpo se acostumbre con más facilidad.

Come bien. Asegúrate de incluir comidas de todos los grupos alimenticios en tu dieta: las frutas y vegetales son los alimentos primordiales, pero no te olvides de las proteínas, los carbohidratos y las grasas, ya que tu cuerpo también los necesita para poder funcionar bien. Trata de no consumir tanto azúcar ni alimentos procesados.

No te saltes el desayuno. Es esencial que tomes un buen desayuno, saludable y balanceado para poder sentirte energizado. El desayuno va a proporcionarte las calorías que necesitas para el día y va a evitar que te de hambre a cada momento.

Toma agua. Es importantísimo mantenerse hidratado. Si bien las bebidas energizantes y las gaseosas pueden ser muy tentadoras, el agua es el único líquido que va a saciar completamente tu sed. Intenta tomar alrededor de 8 vasos diarios y verás como te sentirás mucho mejor.

Estírate. Los músculos a veces necesitan un descanso. Estira tus brazos, piernas, cuello y espalda apenas te levantes. Si pasas muchas horas sentado en una oficina es recomendable hacerlo cada tanto. Esto ayudará a evitar contracturas causadas por el estrés.

Escucha música. La música es el motivador por excelencia; es suficiente que escuches una canción animada para que te den ganas de saltar y bailar inmediatamente.

¡Actívate! Si no haces ningún deporte, igual hay formas de que incluyas al ejercicio en tu rutina diaria: utiliza las escaleras en lugar del ascensor, camina al trabajo en vez de conducir, levántate a dar una vuelta cada cierto tiempo en la oficina, saca a pasear a tu perro. Hay miles de formas de ser más activo, solo tienes que incluirlas conscientemente en tu día a día y poco a poco se adaptarán naturalmente a tu rutina.

La mejor forma de energizarte es mantener un estilo de vida saludable y libre de estrés. Mantener una actitud positiva es el paso más importante que tienes que tomar para sentirte mejor, es decir, si tu mente piensa en positivo…¡pronto tu cuerpo también comenzará a actuar en positivo!

Fuente: Psicofxp.com

Pin It on Pinterest