Derribando mitos: la grasa no se transpira, se oxida

Desde hace muchos años existe una creencia popular a cerca de un método que puede incrementar la capacidad de nuestro cuerpo de quemar calorías y esta consiste en nada más y nada menos que envolver el cuerpo en plástico o utilizar un exceso de ropa a la hora de hacer ejercicio físico para incrementar la temperatura corporal y transpirar más, lo que llevaría a perder más peso y grasa corporal. Ahora bien, ¿esto es cierto o es solo un mito?

Como mencionamos anteriormente este método consiste en cubrir zonas del cuerpo, especialmente la zona abdominal, con film o con exceso de ropa a la hora de hacer actividad física. El objetivo es potenciar o acelerar la pérdida de peso y grasa. Pero esto no es real, la grasa no se suda, si no que se oxida.

La oxidación de las grasas es un proceso que se produce en el organismo cuando las grasas son utilizadas para producir energía, a través de este proceso se eliminan y perdemos peso. Pero, ¿a dónde van las grasas que eliminamos? Se conoce, a través de diferentes estudios que al oxidarse las grasas se obtienen tres compuestos, por un lado la energía, y por otro como desecho de la oxidación tenemos dióxido de carbono y agua. El primero se elimina a través de la respiración y el segundo es eliminado a través del sudor, la orina y otros fluidos corporales. De ahí proviene la creencia de que si sudamos más perdemos más grasa pero la realidad es que el sudor se produce por diferentes razones en nuestro organismo, siendo la principal razón la regulación de la temperatura corporal y no la perdida de grasa.

Por otro lado, al realizar este tipo de prácticas estamos poniendo en riesgo nuestra salud ya que, lo que se consigue es producir una excesiva perdida de agua, no por oxidación de las grasas si no por regulación de la temperatura corporal, y esto puede llevar a que nos deshidratemos.

Es cierto que con esta práctica logramos perder peso porque al someterse a este proceso adelgazante, el peso se pierde de manera inmediata, pero es un peso que corresponde al agua que se pierde, y que se va a recuperar al beber líquido nuevamente.

El perder peso y sobre todo grasa, es un proceso que va mucho más allá de envolverse en papel film y sudar. La pérdida de peso es un proceso que necesita de tiempo y que no entiende de milagros, sino de cambios del estilo de vida, realización de actividad física, alimentación saludable y esfuerzo.

Lic. Danila Alonso – MP: 4079

Área de Nutrición

La Posada del Qenti

Salud TV

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descarga gratuita

Presentamos nuestro libro Cómo alcanzar una vida plena y saludable, en el que reúne más de 70 artículos sobre nutrición, estrés, actividad física y buenos hábitos.

DESCARGAR

Su estadía en 12 Y 18 cuotas sin interés

Válido unicamente para residentes en la Argentina.

Un equipo de profesionales de la salud te espera para ayudarte a mejorar tu calidad de vida, a disfrutar a pleno de la misma, a prevenir enfermedades, y a retrasar los síntomas del envejecimiento.

PONETE EN CONTACTO CON NOSOTROS

1 Step 1
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right