Se acerca el verano y muchos buscan dietas milagrosas para perder peso rápidamente. Hoy en día, en la era de la información, encontramos numerosas dietas “milagrosas” en internet. Las últimas semanas mucho se hablo de la dieta de la Reina, de la luna o el bum de las 600 calorías. Estos son algunos ejemplos de lo que podemos encontrar en internet; claro se habla de la pérdida de peso brusca pero no de sus consecuencias.

dietas-extremas

Dieta “Reina Máxima”

Esta dieta se hizo famosa por los resultados visibles  que tuvo la Reina de Holanda (nacida en argentina), Máxima Zorreguieta, lo cierto es que detrás de todo el marketing que recibió la misma, nos encontramos con un verdadero peligro para la salud. Este tipo de alimentación alta en proteínas y restrictiva en carbohidratos genera fatiga muscular y al igual que las dietas menores a 1000 Calorías (hoy en día se habla mucho de dietas de 600 y 800 Cal), si la pérdida de peso es brusca lo que se pierde en mayor porcentaje es masa muscular, si luego el peso perdido se vuelve a recuperar lo hace en forma de grasa, lo que genera que con el tiempo la composición corporal cambie a más grasa y menos músculo.

Dieta de la luna

Básicamente indica que se debe hacer un ayuno de 24 hs. cada vez que hay un cambio lunar, debido a la creencia de que se traslada el movimiento que la luna provoca en las mareas al movimiento de los líquidos en nuestro cuerpo y que al realizar este ayuno el organismo se desintoxica. Debemos tener en cuenta que entre otras cosas el ayuno prolongado aumenta el nivel de cortisol, esta hormona estimula la destrucción de las proteínas musculares, el cuerpo genera un ahorro energético debido a la falta de alimentos y la pérdida de peso se debe principalmente a la perdida de líquidos y en algunos casos se ha llegado a la deshidratación.

Dieta de la galleta

Esta deformación alimentaria nació en los Estados Unidos en la década del 70, consta de consumir únicamente “galletas” hechas con una formulación a base de aminoácidos, no más de 6 unidades por día. Aporta solamente 800 kcal al día lo que la convierte en una dieta hipocalórica y una vez que se abandona, el peso perdido vuelve de forma potenciada.

Dieta de la sopa

Es un tanto monótona y aburrida, durante las 3 comidas diarias se debe ingerir únicamente sopa, algunos dicen que esta solamente debe ser de repollo a otros con que sea de vegetales les alcanza, pero la cuestión principal pasa por que esta dieta lleva a perder mucho líquido y minerales esenciales para el organismo, ocasionando deshidratación, diarreas, etc.

Dieta del limón

Es la dieta más amarga de todas, ya que consta de tomar más de 6 vasos por día de limonada. Los alimentos se van sumando de a poco, en su mayoría verduras y frutas, alternando de vez en cuando con un vaso de agua salada por la mañana y un té laxante por la noche. La creencia de que el limón quema las grasas es errónea, no existe evidencia científica real de que ningún alimento en particular utilice la grasa del organismo como combustible. Los resultados de esta dieta no varían mucho de las anteriores; pérdida de masa muscular, deshidratación, náuseas, vómitos, etc.

Es por ello que desde La Posada del Qenti sugerimos siempre consultar con especialistas matriculados ya que no existen dietas milagrosas, no hay magia, el cambio hacia una alimentación balanceada, ordenada, sin prohibiciones pero con autocontrol es el camino verdaderamente saludable. Moverse más, controlar la porción, hacer 4 comidas al día, son algunos de los pasos que debemos dar para lograr ese cambio positivo.

Lic. María Soledad del Boca – MP. 1998

Área de Nutrición

La Posada del Qenti

Consulte con nuestros especialistas

[]
1 Step 1
Apellido
Nombre
Teléfono con código de áreaPor ejemplo si es de Buenos Aires: 011 47988866
Consulta
0 /
Previous
Next

 

Pin It on Pinterest