Comer lento y cuatro veces al día ayuda a mantenerse delgado

Comer lento y cuatro veces al día ayuda a mantenerse delgado

Los adolescentes que siguen ciertos hábitos alimenticios, viagra approved como comer lentamente y consumir cuatro comidas o más al día, tienen menores niveles de grasa corporal, independientemente del ejercicio que hagan, revela un estudio en España.

Los investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de la Nutrición (ICTAN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, estudiaron a cerca de 2.000 adolescentes de entre 13 y 18 años en cinco ciudades españolas.

El objetivo, dice el estudio publicado en Journal of Adolescent Health (Revista de Salud Adolescente), era investigar qué factores específicos del estilo de vida y la nutrición tienen una influencia en la prevención de la obesidad.

imagen-gacetilla

“Son muchos los factores de la dieta que influyen en la prevalencia de obesidad: composición, la cantidad de energía y macronutrientes, el tipo de alimentos, momento en el que se consumen etc.” explica a BBC Mundo la doctora Sonia Gómez, quien dirigió el estudio en el ICTAN.

“El objetivo de nuestro trabajo era encontrar patrones de hábitos de alimentación y actividad física relacionados con la obesidad y que pudieran ser utilizados como medida preventiva de este problema que nos genera y generará problemas a corto y medio plazo” agrega.

Para el estudio los investigadores analizaron los registros de jóvenes que estaban participando en el estudio Alimentación y Valoración del Estado Nutricional en Adolescentes (AVENA) , un sondeo nacional sobre salud y nutrición de adolescentes españoles.

Los investigadores compararon los hábitos dietéticos de los participantes: las comidas que hacían, el tiempo que pasaban en cada una de ellas, el número de comidas, consumo de bebidas gaseosas y alimentos de comida rápida.

También registraron sus niveles de grasa corporal tomando medidas de los pliegues cutáneos en seis partes del cuerpo y su circunferencia de cintura.

Y se preguntó a los participantes cuánto ejercicio y actividad física llevaban a cabo en su tiempo libre.

Comer más y más lento

Los resultados, como explica la doctora Gómez mostraron que los pliegues cutáneos y la circunferencia de cintura eran menores entre los adolescentes que consumían más de cuatro comidas.

“Como conclusión podemos decir que determinados hábitos como comer menos de 4 veces al día o muy deprisa están asociados con mayor cantidad de grasa corporal en nuestros adolescentes”Estos incluían: un refrigerio a media mañana, un refrigerio a medio día y cuatro comidas cada día.

Y según el estudio, los delgados también pasaban más tiempo del normal en cada comida.

“Nuestros resultados muestran que el consumo de un refrigerio a media mañana, un refrigerio a medio día, consumir más de cuatro comidas al día y pasar un tiempo adecuado en estas comidas son hábitos dietéticos importantes asociados con un nivel más bajo de grasa corporal en adolescentes españoles” dice la doctora Gómez.

El estudio mostró además que los adolescentes que consumían desayuno regularmente eran más delgados que los que se saltaban este alimento. Y los beneficios se observaron principalmente entre los varones que no llevaban a cabo ninguna actividad física en el día.

Tal como explica la doctora Gómez, los estudios en España muestran que 25% de los adolescentes -uno de cada tres niños y una de cada cuatro niñas- son obesos o tienen sobrepeso, y este período de desarrollo “es decisivo en la vida”.

“La obesidad es una enfermedad crónica asociada al desarrollo prematuro de enfermedad cardiovascular, diabetes y cáncer” dicen los investigadores.

“Es necesario poner especial atención a la obesidad durante la niñez y adolescencia porque muchos estudios han revelado que los niños obesos tienen más probabilidades de convertirse en adultos obesos” agregan.

Dieta especial

El crecimiento que experimentan los jóvenes durante la pubertad -desarrollan casi 20% de altura y 50% de masa muscular y ósea- determina sus necesidades nutricionales.

Según la doctora Gómez, “durante la adolescencia se requiere una enorme cantidad de energía y nutrientes y se debe diseñar una dieta para satisfacer esas necesidades, especialmente con tres importantes minerales: calcio, hierro y zinc”.

La recomendación para los adolescentes, agrega la investigadora, es que incluyan en sus alimentos tres o cuatro vasos de leche o yogur para obtener calcio, vitamina D y riboflavina; cinco o más porciones de frutas y vegetales; dos porciones de alimentos proteínicos magros; de seis a doce porciones de cereal, pasta, arroz y papas y consumir con moderación alimentos ricos en grasas y azúcar.

“Como conclusión podemos decir que determinados hábitos como comer menos de 4 veces al día o muy deprisa están asociados con mayor cantidad de grasa corporal en nuestros adolescentes” afirma la investigadora.

Los 5 beneficios del amor para la Salud

Los 5 beneficios del amor para la Salud

Todos hemos comprobado los beneficios del amor, al vernos a nosotros o a un amigo totalmente renovado y revitalizado. La piel se tersa, los ojos brillan, la mente se hace más aguda y hay como una luz que envuelve al bendecido. Pero aún hay más…

sair

El amor beneficia a la salud y además tiene una base científica. Lo que los expertos en salud cardiovascular sostienen es que las emociones y la espiritualidad tienen mucho que ver con la salud de nuestro corazón, además de nuestra condición física.

Cada pensamiento, cada emoción que nos recorre desata una cascada instantánea de cientos, o incluso miles de neuropéptidos y hormonas que orquestarán una sinfonía de efectos negativos o positivos para nuestro cuerpo.

Por esto es importante aprender a seleccionar lo que pensamos sobre las cosas que nos pasan, porque las emociones que autogeneramos nos pasan factura.

El amor es una de las emociones más fuertes a las que nos vamos a someter en la vida. Es un sentimiento vital que se comparte con otras personas y que mejora nuestro aspecto y la salud del cuerpo y el alma.

Estos son los cinco beneficios que nos aporta el amor:

1. Mejora la autoestima. Es un sentimiento que nos hace cuidarnos mejor. Amarse uno mismo es clave para atraer a otra persona y para implicarse en una mejor nutrición, en una rutina de ejercicios, y en cualquier actividad que suponga una mejora de nuestra calidad de vida.

2. Es un gran antídoto contra el estrés. El amor reduce la producción de cortisol, una sustancia relacionada con el incremento de la tensión arterial. El cuerpo eleva la producción de oxitocina, la llamada hormona del bienestar, lo cual reduce el riesgo cardiovascular y mejora el sistema inmune. También es la hormona responsable de que todo nos parezca bien y en total armonía cuando estamos enamorados. Por si fuera poco, el cerebro incrementa la producción de norepinefrina y dopamina que disparan los sentimientos de felicidad y placer.

3. Reduce la ansiedad y los estados de depresión, lo que mejora el estado de ánimo y también el aspecto físico. Además mejora los indicadores de riesgo cardiovascular incluso en personas que padecen enfermedades crónicas como la diabetes.

4. Reduce la inflamación y mejora el sistema inmunológico y puede ser un analgésico potencial. Un estudio reciente del Instituto para la investigación de la Medicina del Comportamiento, de la Universidad de Ohio, mostró que las personas solitarias desarrollaban más rápido los virus latentes que aquellos que tenían una vida social activa. Al parecer esto se explica porque el amor incrementa la liberación de citoquinas, una mejor relajación y una mayor liberación de endorfinas, la llamada hormona del placer.

5. Dormir junto a la persona que amas te hace sentir más relajado y dormir mejor. Todo se debe a la acción de la oxitocina que favorece el bienestar y el descanso para reparar adecuadamente el sistema nervioso durante el sueño.

Fuente: www.mujerhoy.com

 

Consulte con nuestros especialistas

[]
1 Step 1
Apellido
Nombre
Teléfono con código de áreaPor ejemplo si es de Buenos Aires: 011 47988866
Consulta
0 /
Previous
Next

Detectá si tenés el cuerpo intoxicado

Detectá si tenés el cuerpo intoxicado

Nuestra alimentación y los cuidados que tenemos pueden hacer la diferencia entre un organismo sano y uno enfermo. ¿Querés conocer el “grado” de nocividad del tuyo? Te decimos cuáles son las manifestaciones que debés atender.

intox

Nuestro organismo es una maravilla de la evolución. Dentro de él y a cada instante se llevan a cabo miles de reacciones químicas dedicadas a mantener nuestro equilibrio interno y nuestra salud.

Pero ese equilibrio se ve afectado cada día por agresiones del exterior. Virus, check bacterias, patient radiación solar, web contaminación ambiental, y otros agentes nocivos nos atacan permanentemente. Pero uno de los peores enemigos somos nosotros mismos. La alimentación y cuidados que le damos a nuestro cuerpo pueden hacer la diferencia entre un organismo sano y uno enfermo, intoxicado.

Órganos como el riñón, pulmón e hígado, entre otros, se encargan de filtrar, controlar o neutralizar los componentes dañinos. La alimentación actual está plagada de productos enlatados e industrializados, y la gran mayoría contienen grandes cantidades de conservantes, colorantes, estabilizantes, resaltadores de sabor, endulzantes artificiales, aditivos; y la lista puede ser más extensa. Estos productos, a pesar de ser procesados por el cuerpo pueden dejar pequeños residuos, y en algunas ocasionas, llegan a acularse en el organismo produciendo la intoxicación del mismo.

¿Qué significa que el organismo está intoxicado?

Una intoxicación se define como “trastornos, cambios y reacciones del org15anismo provocados por una o varias sustancias nocivas; que se ingieren, respiran o tocan”. Dicho de otra manera, es una alteración del organismo, que no es capaz de mantener el equilibrio normal o ideal, y presenta síntomas asociados a una sustancia perjudicial.

El “grado” de intoxicación varía según la edad, el estado general de la persona, la vía de penetración del tóxico y la cantidad del mismo, entre otros factores.

¿Cuáles son las manifestaciones de un organismo intoxicado?

La reacción del cuerpo depende de muchos factores, pero hay manifestaciones a las que debemos estar atentos:

  • Dolores de cabeza.
  • Alteración del sueño e insomnio.
  • Irritabilidad, ansiedad o apatía.
  • Falta de concentración y memoria.
  • Eczemas y sequedad en la piel.
  • Contracturas musculares.
  • Cansancio y falta de energía.
  • Mayor propensión a alergias, infecciones o herpes.
  • Alteraciones del pelo y uñas.
  • Sobrepeso y dificultad para controlarlo.
  • Edemas.

¿Qué debemos hacer en casos de intoxicación?

En primer lugar debemos saber si realmente los síntomas corresponden a una intoxicación. Para eso, existe una acción simple y efectiva: realizar un chequeo médico integral, que nos permitirá descartar otro tipo de patologías asociadas.

En casos de intoxicaciones agudas, en donde hay una respuesta inmediata a alguna sustancia tóxica, en general es fácil hacer el reconocimiento. Pero, en algunas ocasionas, el organismo va entrando en contacto con sustancias nocivas y genera cuadros leves pero progresivos y crónicos, lo que hace difícil su interpretación y diagnóstico. Sin embargo, el chequeo médico y los análisis de rutina son el arma más efectiva de control.

¿Podemos prevenir la intoxicación del organismo?

La respuesta para la mayoría de los casos es… ¡Por supuesto! En el listado siguiente podemos ver muchas acciones relacionadas a nuestro bienestar que son necesarias para mantener nuestro cuerpo saludable.

  • Llevar una alimentación balanceada. La calidad de los alimentos que ingerimos define en gran medida al organismo.
  • Realizar actividad física regular. Permite que órganos dedicados a la desintoxicación (como la piel, el pulmón, el riñón y el hígado) trabajen de forma más eficiente.
  • Preferir los alimentos frescos y naturales, como verduras, frutas, cereales y todo lo casero. Mientras menos procesados estén, menos químicos vamos a ingerir.
  • Evitar productos industrializados tales como gaseosas, “comidas rápidas” o pre-elaboradas. Este tipo de preparados conllevan gran cantidad de aditivos que a mediano y largo plazo son nocivos para el cuerpo.
  • Dormir lo suficiente. Es importante respetar las horas de descanso y de sueño.
  • Mantener controlado el estrés, ya que es un factor de riesgo que genera o agrava la intoxicación del cuerpo.
  • Mantener la alegría. Sonreír, relajarse y simplemente ser feliz ayuda a mantener nuestra salud.

Ya tenemos la fórmula, solo resta ponerla en práctica.

 

Dr. Christian Leiva

MP 31.209/1

Director de Centro Médico

La Posada del Qenti

Comer es un placer…. y es posible disfrutarlo sin engordar

Comer es un placer…. y es posible disfrutarlo sin engordar

Muchas veces nos preguntamos: ¿Por qué como? ¿Hambre? ¿Aburrimiento? ¿Ansiedad?. Hay tres sistemas que determinan el hecho de comer.

Uno es el sistema homeostático o de necesidad enérgica; comemos para cubrir con las necesidades de energía de nuestro organismo. Este “hambre real” generalmente se produce cada 3 o 4 horas de la última comida (siempre que las comidas hayan sido completas), de allí la indicación de hacer 4 comidas al día; desayuno, almuerzo, merienda y cena. Cuando comemos el estómago se distiende y comenzamos a sentir saciedad (señal inhibidora del hambre). Luego cuando éste se vacía, segreta una hormona llamada Ghrelina que le informa al cerebro la necesidad de ingerir alimento nuevamente; a esto podemos llamarlo “hambre real o fisiológico”.

También comemos ante situaciones emocionales, estrés, aburrimiento, frustración, enojo, etc. El vínculo entre comida y emoción lo traemos desde muy temprana edad y lo seguimos asociando a lo largo de toda la vida.

dieta-bajar-peso

La ingesta de alimentos produce un aumento de dopamina, neurotransmisor que genera calma y placer. Hoy en día el estrés es un determinante de grandes ingestas: utilizamos la comida como “recompensa” después de un día largo de trabajo y perdemos el control de lo que ingerimos.

Diversos estudios muestran que en estas situaciones buscamos Carbograsas o “confort food” ya que éstas evocan un estado placentero desde el punto de vista psicológico.

La mayoría de las veces que comemos ante emociones indeseables lo hacemos de manera inconsciente; de allí la dificultad de poner un límite y dejar de comer. Dopamina es igual a confort y placer, y aumenta también con el ejercicio físico, actividades recreativas y al aire libre. Todo lo que nos genere placer, sea leer, escribir, bailar, pintar, cantar, etc., aumenta nuestro nivel de dopamina.

Lo interesante sería reconocernos en estos estados y no “taparlos” comiendo, ya que esto genera únicamente kilos de más, sin soluciones, luego de la ingesta y que disminuya la dopamina; la emoción seguirá estando y lo único que generamos comiendo es ocultarla por un tiempo limitado.

Debemos aceptar que nacemos con derecho a comer… ¡y a comer rico! Porque también comemos ante lo Hedónico, por señales sensoriales especificas, como el “antojo” de las mujeres embarazadas.

De pronto sentimos unas inmensas ganas de ingerir un chocolate o helado, o si preferimos lo salado un sándwich de jamón crudo, queso y tomate. Hay que recordar siempre que “todo lo prohibido genera más deseo”. Entonces, ante este “hambre específico” disfrutá, no te lo prohíbas, hacelo de manera moderada, saboreando cada bocado, ya que cuando “tragamos” y no utilizamos los sentidos estamos expuestos al exceso.

Comemos porque vemos, por costumbre, porque tenemos comida al alcance de la mano.

Si estuviéramos más presentes al momento de comer podríamos percibir y sentir por qué comemos. Cuando comenzamos a ser conscientes de qué y por qué comemos, modificamos seguramente el tamaño de las porciones y la calidad de las comidas.

Lograr una pérdida de peso adecuada y saludable no es sólo cuestión de kilos. Debemos poner nuestro objetivo en cambiar la relación que mantenemos con la comida. Comer ante la necesidad real de calorías y nutrientes, para cubrir día a día con lo que nuestro cuerpo necesita, haciendo 4 comidas al día y eligiendo lo más sano, teniendo en cuenta lo hedónico, que se manifiesta ocasionalmente, sin prohibiciones ni culpas, sino con placer y moderación: si como lo justo, no hay exceso.

La clave es desasociar las emociones a la comida. ¿Cómo? Buscando bienestar y dopamina con otras actividades como el ejercicio, la música, el baile. Para esto es muy importante generar un ambiente seguro en nuestras casas y el trabajo. Si tenemos gran disponibilidad de alimentos calóricos, carbograsas (galletas, helados, chocolates, pastelería, snack) lo más seguro es que lo comamos porque lo vemos.

Entonces “lo rico” no te lo prohíbas… pero no lo tengas en tu casa. En la variedad está el equilibrio, cambiar las prohibiciones por la moderación y el placer de disfrutar cada bocado utilizando todos los sentidos, estando presentes al momento de las comidas y no haciendo otras actividades mientras nos alimentamos (como mirar televisión, trabajar en la computadora, hablar por teléfono, etc), sería un gran cambio para un estilo de vida más saludable.

Lic. María Soledad Del Boca

Área de nutrición 

La Posada Del Qenti.

Fuente: www.clarin.com

Consulte con nuestros especialistas

[]
1 Step 1
Apellido
Nombre
Teléfono con código de áreaPor ejemplo si es de Buenos Aires: 011 47988866
Consulta
0 /
Previous
Next

¿Qué consecuencias en la salud sufren las personas con sobrepeso?

¿Qué consecuencias en la salud sufren las personas con sobrepeso?

La obesidad es el quinto factor principal de riesgo de defunción en el mundo. Cada año fallecen por lo menos 2, sales 8 millones de personas adultas a causa de los inconvenientes que devienen del sobrepeso.

obesidad-y-sobrepeso

Las consecuencias más comunes en la salud de estas personas son:

  • Enfermedades cardiovasculares como la cardiopatía y accidente cerebrovascular, cialis 40mg los cuales fueron las principales causas de defunción en el 2008.
  • La diabetes que representa la enfermedad crónica más común en personas con exceso de peso.
  • Los trastornos del aparato locomotor dado por la sobrecarga de peso en huesos, more about causando diversas enfermedades degenerativas en las articulaciones.
  • Algunos cánceres como es el caso del cáncer de endométrio, mamas y el de cólon.
  • El riesgo de contraer estas enfermedades no transmisibles crece con el aumento del Indice de Masa Corporal (IMC).

Considerando estas consecuencias en la salud, La Posada del Qenti ha diseñado el Programa de Salud Gestión de Peso con excelentes resultados en hombres y mujeres con sobrepeso.

Nuestro equipo de profesionales de la salud brinda todas las estrategias personalizadas para el control de la alimentación, la actividad física y el manejo del stress; logrando como resultado la incorporación gradual y sostenida de hábitos saludables para alcanzar su peso ideal y por sobre todo, mantenerlo.

 Staff de La Posada del Qenti

Pin It on Pinterest