La Posada del Qenti a través de la lente

La Posada del Qenti a través de la lente

Es costumbre para nosotros recibir numerosas celebridades entre nuestros huéspedes. En esta ocasión nos visita la Sra. Barbara Feler, cialis 40mg una reconocida artista de la fotografía:

¿Cómo llegaste a nosotros?

Después de recorrer muchos lugares en el mundo para descansar y relajarme del estrés cotidiano, story descubrí que cerca tenía el mejor.

Bárbara,¿ que encontrás en La Posada del Qenti, que la hace especial?

Mi lugar en el mundo. El secreto que esconde la montaña sumado a la calidez de la gente que nos atiende, lo hace único.

¿Qué significa para vos ¨El secreto que esconde la montaña¨?

Es el diálogo que cada uno establece con la naturaleza en su expresión más pura. Como fotógrafa me seducen los cambios permanentes de colores, texturas, luces y sombras.

¿Qué opinás de nuestros tratamientos?

Debo reconocer que no soy una huésped fácil y que se reconocer la excelencia. Doy fe que cuentan con profesionales de primera línea y utilizan productos de la mejor calidad.

¿Qué significa en tu vida la fotografía?

Tomar fotos es lo que hago, pero es también la manera en que vivo mi vida. La mayoría de las veces mis fotos están destinados a campañas publicitarias, editoriales, trabajos personales, o simplemente para acabar almacenados en un disco duro en alguna parte. Pero hay una cosa que todas tienen en común: Cada foto que tomo es parte de mi viaje y parte de lo que soy.

Por último queremos agradecer la predisposición de Bárbara y les dejamos algunas fotos que el estudio ¨Feler & Sverdloff¨ (www.felersverdloff.com) desarrolló en nuestra casa.

¿Cómo prevenir un golpe de calor?

¿Cómo prevenir un golpe de calor?

Una ola de calor que dejó marcas históricas anuncia un verano donde más que nunca hay que tomar medidas preventivas para evitar los efectos dañinos del calor sobre la salud. “La Posada del Qenti” recomienda las medidas más importantes para tener en cuenta.

El golpe de calor es la situación provocada por el aumento peligroso de la temperatura del cuerpo en un período de tiempo relativamente breve. Esta situación puede llegar a representar una amenaza vital y precisar asistencia médica urgente. Con la llegada del verano y las altas temperaturas asociadas, physician es necesario tener presente una serie de recomendaciones y extremar los cuidados para evitar esta situación.

“El aumento  brusco de la temperatura corporal , capsule denominado hipertermia, puede darse en  situaciones  tales como la  exposición directa al sol o insolación, generalmente relacionado con exposiciones prolongadas  en horarios picos entre las 11h -17 hs  y por  ejercicio o  esfuerzo físico pronunciado estando expuestos a ambientes muy calurosos” explica la Dra. Rosana Viscovig – Médica Nutricionista (MP: 27.742/2  ME: 13.164).

En este último caso, se caracteriza por la pérdida de líquidos y sales  asociado a la no reposición de los mismos, típicos son los que pueden aparecer en los jornaleros o deportistas que no reponen adecuadamente sus pérdidas.

“Cualquier persona puede ser víctima de un golpe de calor, sin embargo se debe tener especial cuidado  con los bebés y niños menores de un año ya que su cuerpo tiene menor capacidad para regular su temperatura, sobre todo cuando presentan fiebre por otras causas o diarrea” indica la especialista. También constituyen un grupo vulnerable las personas con enfermedades crónicas como afecciones cardíacas, renales o neurológicas y que habitualmente toman diuréticos, ya que con el calor se pierden aun más líquidos y electrolitos a través del sudor. “En el caso de los ancianos, la edad avanzada reduce la capacidad para hacer frente a las altas temperaturas, especialmente si se encuentran en lugares poco ventilados” agrega.

Entre los síntomas más importantes para detectar el golpe de calor se encuentran:

  • Náuseas y mareos
  • Sudoración excesiva al principio, con posterior falta de sudor.
  • Enrojecimiento y sequedad de la piel.
  • Fiebre con temperatura corporal de más de 39,4º (llegando hasta los 40 y 41º).
  • Aceleración del ritmo cardíaco con latido débil.
  • Dolor de cabeza.
  • Calambres musculares.
  • Convulsiones.
  • Sensación de agotamiento, cansancio o debilidad.
  • Confusión y desorientación hasta grado mas avanzados de alteración de la consciencia.
  • En el caso de niños pequeños piel enrojecida, caliente y seca, irritabilidad, llanto inconsolable

De encontrarse ante la presencia de una persona que esta sufriendo un golpe de calor, hay que trasladarla en forma inmediata a un sitio fresco a la sombra y colocarle los pies en alto ya que de  continuar al sol la temperatura no descendería e incluso podría subir más. “No intentar dar de  beber líquidos si la persona se encuentra inconsciente –advierte Viscovig – Disminuir la temperatura corporal colocando paños mojados con agua bien fría o hielo en las axilas o ingles. En el caso de que la recuperación no ocurra rápidamente, la temperatura corporal no desciende, presenta pulso débil o se sabe que sufre de enfermedades cardiacas solicitar atención médica de inmediato”.

Hay que recordar que siempre la mejor herramienta es la prevención, por lo tanto es conveniente anticiparse con mínimos cuidados frente a las altas temperaturas en esta estación del año, con medidas que favorezcan los mecanismos de enfriamiento del cuerpo y aseguren además un buen estado de hidratación.

“Es conveniente  aumentar  la ingesta de líquidos a lo largo del día (no consumir alcohol, café, bebidas con cafeína, o gaseosas para reemplazar el agua), consumir alimentos que tengan  alto contenido de agua como son las frutas y verduras, evitar la exposición al sol en exceso y sobre todo en horarios del medio día” recomienda Viscovig.

Por otro lado hay evitar el ejercicio físico intenso en horas o ambientes de calor extremo, llevar ropa ligera que permita la transpiración, el principal mecanismo de refrigeración de nuestro cuerpo. “Hay que anticiparse a la sensación de sed y ofrecer con frecuencia  sobre todo a  niños y ancianos principalmente agua y jugos de frutas naturales” concluye la especialista.

Lanzan en el país la primera guía oficial contra la obesidad

Lanzan en el país la primera guía oficial contra la obesidad

Por primera vez, sildenafil el Ministerio de Salud de la Nación publicó conclusiones de expertos para tratar la obesidad en adultos. En Argentina, more about el 18% de la población sufre esa enfermedad.

Por primera vez, el Ministerio de Salud de la Nación publicó una guía para el tratamiento de la obesidad de los adultos en base a las evidencias aportadas por cientos de estudios científicos que han evaluado beneficios de diferentes estrategias. Para la confección de la guía, intervino un panel interdisciplinario que estuvo formado por especialistas como Alberto Cormillot, María Elena Torresani, Julio Montero y Mónica Katz, entre otros. Aquí van las 10 pautas básicas que se recomiendan para bajar de peso sin hacer esfuerzos excesivos:

 1) Calcular el índice de masa corporal. Este parámetro se obtiene al considerar el peso en kilogramos dividido la altura en metros al cuadrado. Se descubrió que cuando el índice aumenta por encima de 27 en adultos, también sube significativamente el riesgo de sufrir infartos, ataques cerebrovasculares, hipertensión y diabetes tipo 2.

2) Medir la circunferencia de cintura. Es un indicador de la distribución de la grasa corporal. Los depósitos de grasa en la panza son más peligrosos que los acumulados en la cola. “Se debe a que la grasa depositada en el abdomen es metabólicamente más activa. Lleva a un mayor recambio de ácidos grasos libres a nivel hepático y a mayor formación de triglicéridos. Actúan como disparadores de hiperglucemia, dislipemia e hiperinsulinismo”, advirtió Torresani, directora de la carrera de especilización en nutrición clínica de la UBA. Se considera que hay un riesgo alto si la circunferencia de cintura es mayor de 102 centímetros en varones y 88 centímetros en mujeres.

3) Recibir la atención de un equipo de profesionales. Debe estar integrado por nutricionista, profesor de actividad física, psicólogo y médico. “Toda persona con sobrepeso debería ir primero al médico de atención primaria, quien evaluará si necesita derivar el caso a un equipo de profesionales”, afirmó la médica Mónica Katz, de la Universidad Favaloro, al ser consultada por Clarín. “En los casos de pacientes que no han respondido bien al tratamiento inicial o en los que tienen mayores riesgos, se aconseja ser atendido por un equipo interdisciplinario”, señaló César Casávola, jefe del servicio de nutrición del Hospital Alemán y presidente de la Sociedad Argentina de Nutrición.

4) Ponerse como objetivo en 12 meses la reducción del 5 al 10 por ciento del sobrepeso respecto al peso de inicio. Antes de empezar, el paciente podrá conversar con el profesional los posibles factores que podrían llevar al fracaso. “Se desaconsejan los descensos rápidos porque se pierde también masa muscular, y se produce un rebote más fácilmente que en los descensos cómodos”, advirtió Casávola.

5) Identificar los beneficios que la reducción de peso puede traer para la salud. “Es clave que la persona se ponga a pensar por qué se quiere bajar de peso. Una de las razones es que sirve para controlar enfermedades como la diabetes, la hipertensión, el cáncer, apneas del sueño, y los desórdenes cardiovasculares. También al bajar de peso, se camina mejor y se sufren menos dolores de articulaciones. Se mejora notablemente la autoestima”, resaltó Silvio Schraier, director de la carrera en médicos especialistas en nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

6) Seguir un plan alimentario que se adapte a los gustos de la persona. “No hay alimentos inadecuados, sino cantidades inadecuadas. Por ejemplo, no se pueden prohibir las medialunas, pero deberían ser consumidas en cantidades limitadas”, comentó Schraier. “Cada paciente debe seguir metas específicas, desde llegar a atarse los cordones a caminar unas cuadras sin que falte el aire”. Es importante que no se picoteen alimentos fuera de los horarios pautados de comida.

7) Practicar actividad física, especialmente aeróbica. Lo más recomendable son las caminatas rápidas de 5 kilómetros por hora, pero depende de la situación de cada paciente. Hay personas muy obesas que podrían empezar por ejercicios de brazos.

 8) Seguir una terapia conductual. Puede ser útil para algunos pacientes con obesidad. Sirve para modificar hábitos no saludables, y prevenir recaídas. A través de la atención con un profesional especializado en terapia conductual, el paciente aprende a usar herramientas para generar habilidades que le permitan alcanzar un peso saludable. Debe asociarse al plan de alimentación balanceada y a la práctica de actividad física. “La terapia conductual ayuda a los pacientes a definir las metas por etapas, crea un compromiso con el profesional o con un grupo de pacientes, facilita el autocontrol, y hace que se generen expectativas adaptadas a la realidad de cada paciente”, explicó Casávola.

9) En algunos pacientes, medicación. La guía del Ministerio de Salud avala el uso del fármaco orlistat. “En personas con obesidad y que adhieren al tratamiento convencional, se sugiere considerar –en particular en hipertensos o diabéticos– la adición de orlistat a 120 miligramos tres veces por día durante un año para ayudar a bajar levemente de peso”, señala la guía. Sin embargo, los especialistas en obesidad suelen también recetar otros productos que pueden colaborar en el tratamiento.

10) Recurrir en algunos casos a la cirugía bariátrica. Se recomienda sólo cuando el tratamiento convencional no funcionó. Requiere de una preparación previa del paciente para asumir el impacto de la operación. “Si la terapia convencional no funcionó –advirtió Casávola– es porque el paciente tiene dificultades para encarar un plan, y justamente la cirugía no resuelve el problema si no se acompaña de un seguimiento profesional con experiencia. El paciente se enfrenta a nuevos dilemas, como la mala absorción de vitaminas y minerales de por vida”.

Fuente: www.clarin.com

Pin It on Pinterest