Cuando comienzan a llegar las temperaturas bajas la mayoría de las personas empiezan a tomar menos agua de lo habitual y aunque no transpiremos, el cuerpo necesita el mínimo de líquido para seguir realizando las funciones vitales.

El agua en el cuerpo ayuda a mantener una presión arterial estable, mantiene un correcto funcionamiento del cerebro, elimina desechos, toxinas a través de la orina, mejora la digestión y absorción de los nutrientes como también el tránsito intestinal y; humecta y preserva tanto la elasticidad como la suavidad de la piel.

Y… ¿cuánto hay que tomar?, las guías alimentarias para la población argentina recomienda que deben ser al menos 8 vasos de agua al día, es decir 2 litros, pero hay grupos etarios de la población que deben prestar más atención ya que son más vulnerables a la deshidratación. Ellos son los niños y los adultos mayores.

Tips para mantenernos hidratados

  • Hacer el hábito de tomar un vaso de agua al levantarse y otro antes de irse a dormir.
  • No esperar a tener sed. La sed significa que nuestro cuerpo ya tiene un 2% de deshidratación.
  • Llevar siempre una botellita de agua, sea la calle, trabajo, lo de un amigo, etc.
  • Antes de salir de casa beber un vaso de agua como también al regresar.
  • Recordá que si realizas actividad física es importante hidratarse antes, durante y después.
  • Las infusiones, sopas, mate deben ser contabilizados fuera del agua propiamente dicho, aunque  durante éstas épocas nos ayudan a incorporar líquidos.
  • Evitar consumir alcohol y gaseosas. Si no nos gusta el agua sola, podemos agregarle limón, jengibre o alguna fruta para darle un gusto distinto.

Algo importante para destacar es que las gaseosas realizan la acción contraria, es decir, nos deshidratan. Es por eso que es indispensable el consumo de agua potable en forma diaria.

Lic. María Belén Soria Urizar – m.p. 4047

Área de nutrición

La Posada del Qenti

Noticias Saludables

Te invitamos a leer nuestro Magazzine Saludable con todos los artículos sobre diversos temas de salud escritos por nuestros médicos y especialistas de la salud.