Cada noche, order las horas que duermes son importantes, pero más importante que la cantidad es la calidad del sueño. Si sufres de dolores, indigestión, o sueles roncar, hasta que consultes a tu médico,  estas posiciones podrían sanar algunos de tus malestares.

¿Dolor de espalda? Prueba poner una almohada entre tus rodillas. ¿Indigestión? Eleva tu cabeza con almohadas más cómodas o levanta los pies de tu cama con ladrillos. No malgastes tus preciadas horas de sueño obligándote a dormir de manera incómoda.

Aquí les explicamos cómo deberían dormir si es que tienen:

Dolor de hombros: Evita dormir del lado del hombro que te duele. Duerme sobre tu espalda. O si duermes del otro lado, pon debajo de tu brazo una almohada grande a la altura de tu pecho. Es casi como si estuvieras abrazando a otra persona.

Dolor de espalda: La posición más común para dormir es de costado. 57% de la gente comienza la noche de esta forma, 17% se acuestan en su espalda y 11% en su estómago. Pero la mayoría varía su primera posición durante la noche.

dolor de espalda

  • Recostado en tu espalda, pon una almohada o una toalla enrollada debajo de tus rodillas. Esto ayudará a mantener la curvatura natural de tu cuerpo, y te mantendrá durmiendo de espaldas. Porque según expertos, es la mejor posición para combatir esta dolencia.
  • De costado, pon una almohada entre tus rodillas para tener más soporte. Esto también es bueno para gente con problemas en las caderas y rodillas. Una posición fetal puede ayudar con dolores lumbares.
  • Dormir sobre tu estómago puede ser duro con tu espalda y cuello. Pero si te cuesta mucho dormir de otra manera, pon una almohada debajo de tu pelvis y abdomen para evitar tensión.

Dolor de cuello: Intenta dejar el cuello en una posición neutral. Evita dormir sobre tu estómago. Muchas almohadas pueden doblar tu cuello, así que mantén la almohada sobre tus hombros. Algunos expertos aconsejan usar una toalla enrollada para darle soporte al cuello.

dolor de hombros

Ronquidos: Dormir de costado o en tu estómago sirve para evitar que tu lengua o garganta se compriman. Otra manera de no dormir de espalda es coser una pelota de tenis en la espalda de tu pijama.

Reflujo: Los expertos recomiendan elevar la cabeza con almohadas o poner ladrillos debajo de las patas delanteras de la cama. Si no, dormir de costado.

Inflamación de los pies: Es importante mantener tus pies y tobillos en una posición relajada. Si sufres de inflamación en tu planta por correr o tienes pie plano. Evita hacer la cama muy tensa.

 

Fuente: lifehacker.com

Pin It on Pinterest