Estiramientos ¿cómo, cuándo y para qué?

Al momento de realizar un entrenamiento, se puede observar que los practicantes  realizan ejercicios de estiramiento. Llevar a cabo estos ejercicios es correcto, ya que estirar genera efectos positivos en los tejidos contráctiles, como por ejemplo, una disminución en la rigidez muscular. Sin embargo, es probable que muchos practicantes desconozcan la manera adecuada de estirar para conseguir dichos efectos positivos.

El estiramiento implica que el músculo aumente su longitud, por lo que el control de la intensidad se convierte en un punto clave para conseguir los efectos deseados, y a su vez,  no aumentar el riesgo de lesión.

Una forma de controlar la intensidad al momento de realizar un estiramiento, es usar nuestra percepción. Si se empieza a aumentar el rango de estiramiento en forma progresiva, se puede llegar a un punto en el que se pasa de una sensación de estiramiento a una de dolor. Esto quiere decir que estamos casi al 100% de nuestra capacidad de estiramiento. La intensidad adecuada de estiramiento se puede situar en una primera tensión. Esto quiere decir que en el momento que la persona siente el estiramiento debe mantener esa intensidad en un tiempo determinado. Y de esta manera, quedar lejos de la sensación de dolor. Esto permite que los tejidos implicados aumenten su longitud paulatinamente en forma segura.

¿Cuales son los 3 propósitos del estiramiento?

Aumentar el rango articular, activar la musculatura, y relajar. El primero, permite que las articulaciones tengan una mayor libertad de movimiento, lo que beneficia el trabajo siguiente (caminata, ejercicios de fuerza, deportes, etc.). El segundo punto, predispone de mejor manera a la musculatura para contraerse y generar tensión. Por ende, es beneficioso realizar estos dos puntos antes de entrenar. Y el tercer punto,  se puede dejar para el final de la sesión ya que se obtiene un efecto inhibitorio y, por lo tanto, se puede terminar con una sensación de mayor soltura. La diferencia en estos puntos es la duración, los primeros dos propósitos se consiguen con tiempo de 6 segundos aproximadamente, mientras que el último se suele utilizar unos 15 a 30 segundos.

La realización de actividad física trae un gran número de beneficios a la salud, siempre y cuando se realice en forma correcta y adecuada. Para entrenar en forma segura, es  recomendable el asesoramiento de un profesional del ejercicio.  

Prof. Javier Avalos
Coordinador del área Educación Física
La Posada del Qenti

Salud TV

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descarga gratuita

Presentamos nuestro libro Cómo alcanzar una vida plena y saludable, en el que reúne más de 70 artículos sobre nutrición, estrés, actividad física y buenos hábitos.

DESCARGAR

Su estadía en 12 Y 18 cuotas sin interés

Válido unicamente para residentes en la Argentina.

Un equipo de profesionales de la salud te espera para ayudarte a mejorar tu calidad de vida, a disfrutar a pleno de la misma, a prevenir enfermedades, y a retrasar los síntomas del envejecimiento.

PONETE EN CONTACTO CON NOSOTROS