Desde que comenzó la publicidad de los alimentos light y dietéticos, la mayoría de las personas siempre pensaron que eran lo mismo. Sin embargo, esto no es así.

Según el código alimentario argentino los alimentos dietéticos son aquella cuya composición ha sido modificada, y que se encuentran destinados a satisfacer necesidades particulares de nutrición y alimentación de determinados grupos poblacionales. Por ejemplo alimentos libres de gluten, infantiles, fortificados, suplementos dietarios y alimentos modificados en su nivel de glúcidos, lípidos, proteínas, minerales, o en su valor energético. No necesariamente son productos reducidos en su valor calórico.

En cuanto a la palabra diet, ésta no fue incluida dentro de los términos permitidos para declarar en la información complementaria de un producto, debido a que podía generar confusión entre los consumidores.

En cambio para que un producto sea considerado light, debe cumplir con ciertos requisitos previamente definidos en la norma; Dicho alimento cumple con el atributo “bajo” cuando es especificado en una norma o ha sido reducido en un mínimo del 25% en su contenido energético o en el nutriente declarado respecto del alimento o producto original, es decir del producto de la misma marca, el cual no es light. Dentro de los términos contemplados se encuentra el atributo “light” (bajo, leve, reducido, liviano) que puede aplicarse a valor energético, carbohidratos, azúcares, grasas totales, grasas saturadas, colesterol y sodio.

Hay que saber también el hecho de que un alimento sea light no significa necesariamente que sea reducido en calorías; inclusive, su valor calórico puede ser igual o mayor, ya que pueden disminuir el porcentaje de un nutriente pero aumentar el otro para otorgarle un sabor o consistencia al producto original. O también que un producto light de una marca determinada, sea más calórico que un producto no light de otra marca.

Hoy en día ante tanta oferta de productos light es imprescindible entender que no es correcto asociar la expresión light con reducción del peso o dieta baja en calorías. Los productos “light” no siempre ayudan en un plan de descenso de peso, e incluso pueden aportar azúcares o grasas en cantidades para nada saludables.

Por eso es muy importante saber leer e interpretar el rotulo nutricional de cada producto para poder hacer una buena elección en la compra y un uso saludable del mismo.

Lic. María Belén Soria Urizar – m.p. 4047

Área de nutrición

La Posada del Qenti

Noticias Saludables

Te invitamos a leer nuestro Magazzine Saludable con todos los artículos sobre diversos temas de salud escritos por nuestros médicos y especialistas de la salud.