¿Como puedo adelgazar sin dietas?

El secreto esta en conocer como interactua nuestro metabolismo con el medio ambiente para aprender a comer sin engordar.

La Posada del Qenti

¿Cómo funciona el ciclo circadiano?

    El ciclo circadiano y el núcleo supraquiasmático: 

Nuestro principal reloj biológico se encuentra en nuestro cerebro, se trata del llamado núcleo supraquiasmático, una agrupación de neuronas que ocupan un espacio del tamaño de un guisante.

Funciona de forma autónoma, sin necesidad de estímulos externos. Gracias a unas células específicas de nuestra retina, en el ojo, que le transmiten información sobre la intensidad de la luz a través del nervio óptico, acaban regulando diariamente el ciclo circadiano. Pero también hay relojes biológicos en casi todos los tejidos como en los pulmones, corazón, hígado, riñones, páncreas, etc., todos ellos sincronizados por el núcleo supraquiasmático para que el funcionamiento orgánico y celular responda a un patrón de 24 hs. Por ejemplo cuando viajamos al exterior en avión a un país con una diferencia horaria importante del nuestro, se produce lo que se llama JET LAG (desambiguación). También conocido como descoordinación del sueño por descompensación horaria, disritmia circadiana o síndrome de los usos horarios, es un desequilibrio producido entre el reloj biológico de una persona (que marca los periodos de sueño y vigilia) y el nuevo horario que se establece al viajar a largas distancias, a través de varias regiones horarias . Entre los posibles síntomas provocados por el jet lag se encuentran: 

Fatiga , cansancio general que es el más común de los síntomas; Problemas digestivos: vómitos y diarreas. Confusión en la toma de decisiones o al hablar. Falta de memoria, irritabilidad o apatía.

   La acción del ciclo circadiano, sobre nuestro organismo: 

Quienes estén sometidos a tratamientos que requieran la administración de medicación según un horario, puede necesitar modificar la dosis y el momento de administración según el número de zonas horarias atravesadas, el tiempo de permanencia en cada destino, la alimentación y la actividad. De estos datos podemos razonar que hay un horario de luz solar donde el metabolismo celular y orgánico está sincronizado y sumamente activo, (se gasta casi todo el consumo por vía oral como energía , guardándose reservas solo necesarias), y un horario con predominio de luz lunar donde el metabolismo celular y cerebral entra en reposo por el aumento por ejemplo de melatonina . Por ello, la melatonina se considera una neurohormona bajo la influencia del Núcleo Supraquiasmatico y del Hipotálamo que recibe información de la retina acerca de los patrones diarios de luz y oscuridad. Se ha comprobado que la liberación de melatonina es un proceso de fototransducción que se estimula en oscuridad: el ojo envía señales nerviosas a través del tracto retino – hipotalámico, hace escala por el núcleo Supraquiasmático, sale por la médula al Ganglio cervical superior, y de allí a la glándula pineal (donde finalmente se produce melatonina).

   La importancia del ciclo circadiano sobre la obesidad:

La melatonina está implicada en el metabolismo de la energía y el control del peso corporal en los animales pequeños. Muchos estudios muestran que los suplementos de melatonina crónica reducen el peso corporal y la grasa abdominal. Un posible mecanismo es que la melatonina promueve el reclutamiento del tejido graso Pardo, así como mejora su actividad. Este efecto podría aumentar la tasa metabólica basal mediante la estimulación de la termogénesis, la generación de calor.

   Debemos acomodar los hábitos alimentarios al ciclo circadiano: 

De esta manera tenemos que tener en cuenta la influencia de la luz solar y luz lunar, así podríamos organizar el desayuno y almuerzo a plena luz solar, cuando nuestro metabolismo esté predispuesto a trabajar en conjunto con todo el organismo, para gastar como energía el mayor porcentaje del ingreso de alimentos, pudiendo colocar aquí las comidas que se guardaron como reserva grasa en otros horarios como con la luz lunar, donde se ubica a la merienda y la cena, dejando para estas comidas las de mayor contenido de fibras , pero en azúcares y harinas muy poco o nada refinadas poco o nada cantidad. realizando un desayuno y un almuerzo incluyendo todo, proteínas, hidratos y fibras.

siempre teniendo en cuenta las porciones pequeñas , sin repetir, recordando que hay que inclinarse para lo mas natural en alimentos, harinas integrales, con semillas, azucares negros, mascabo, estevia, o miel. no enlatados, carnes que no sean de feet lot, incorporar verduras en todas las comidas y comer frutas, sin olvidarse de ingerir mínimamente 1 ½ de agua al día sin contar la que se toma con sed y durante los alimentos. así acomodaremos nuestra ingesta al ciclo circadiano propio interno de cada órgano, a su vez controlado por el central en nuestro cerebro. coordinando ingesta con gasto energético.

y por supuesto ayudando a gastar más a nuestro cuerpo con la actividad física.

Dra. Gabriela Tórtolo – MP. 24052.

Especialista en obesidad y síndrome metabólico .

La Posada del Qenti.

Salud TV

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descarga gratuita

Presentamos nuestro libro Cómo alcanzar una vida plena y saludable, en el que reúne más de 70 artículos sobre nutrición, estrés, actividad física y buenos hábitos.

DESCARGAR

Su estadía en 12 Y 18 cuotas sin interés

Válido unicamente para residentes en la Argentina.

Un equipo de profesionales de la salud te espera para ayudarte a mejorar tu calidad de vida, a disfrutar a pleno de la misma, a prevenir enfermedades, y a retrasar los síntomas del envejecimiento.

PONETE EN CONTACTO CON NOSOTROS