6 de Abril | Día mundial de la actividad física

Hoy es el Día mundial de la Actividad Física avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde el año 2002; considerando a ésta como toda actividad de la vida diaria que implique la contracción de los músculos esqueléticos, en los diferentes contextos (laboral, deportivo, traslados, ejercicio físico, entre otros).

Además, la actividad fisca nos permite como personas interactuar con el entorno y con los sujetos que nos rodean (Devis Devis, 2002). Por ende, cuando se habla de Salud, la actividad física es considerada como uno de sus pilares. El ser humano está diseñado para y desde el movimiento, en lo anatómico, en lo funcional, en lo biomecánico (Batello, N. 2015).

Con una estimulación promedio de 30 minutos diarios, tiempo que recomienda la OMS, podremos disminuir los riesgos de padecer enfermedades Cardiovasculares como Hipertensión Arterial, Arritmias e Insuficiencia Cardíaca entre otras.

Esta práctica es considerada como la medicina más económica, útil, simple y eficiente.

Además de mejorar el estado de ánimo, la actividad física disminuye el estrés y la ansiedad tan considerado en la actualidad y en esta época de pandemia.

Hacer ejercicio progresivo y controlado ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico, creando una barrera personal ante este virus que nos afecta a nivel mundial.

¿Cómo celebrar? Una forma de celebrar este día es tomar consciencia e identificar cuánto nos movemos en el día. A partir de esto, poder generar cambios en nuestra vida diaria.

En la Posada del Qenti abordamos la promoción de la actividad física mediante la adquisición de hábitos activos, para que el movimiento forme parte de nuestro día a día.

Prof. Javier Avalos
Educación Física, La Posada del Qenti

12 hábitos que lentifican tu metabolismo

12 hábitos que lentifican tu metabolismo

Cosas simples como no desayunar o no descansar lo suficiente, alterara tu metabolismo volviéndolo más lento. Aquí van algunas de las cosas que lo enlentecen y no te permiten bajar de peso.

1. SALTEAR COMIDAS

El hecho de no tener el hábito de las 4 comidas diarias va a influir en las señales que imparte tu cerebro a los diferentes órganos con liberación de sustancias por ejemplo que aumenten tu apetito y se generara así un picoteo o atracones de comidas.

2. TOMAR POCA AGUA

El agua representa el 60% del peso corporal en adultos. La mayoría de los órganos y tejidos contiene más de un 70% de agua: la sangre y los riñones se componen en un 83% de agua, y los músculos, en un 76%.

Consumir 8 vasos de agua al día nos ayuda a gastar calorías y mantenernos hidratados. 

3. NO REALIZAR ACTIVIDAD FÍSICA 

Ya que realizar actividad física en forma regular nos ayuda a acelerar el metabolismo, desarrollar masa muscular y a liberar endorfinas que nos dan mayor sensación  de felicidad.

4. NO DESAYUNAR

Si comenzamos  el día sin desayuno, ponemos  en marcha mecanismos de ahorro energético, por lo cual nuestro metabolismo disminuye, tomándose  severas y graves medidas para el  organismo, al no saber el tiempo que llevara ese ayuno. Esto generara cansancio, bajo rendimiento intelectual, aumento de peso por guardar reservas como grasa, malhumor, alteraciones en piel, huesos y cabello, etc.

5. COMER CON MUCHA SAL

El agregado excesivo de sal a los alimentos puede provocar Hipertensión Arterial, problemas cardiovasculares y renales, reteniendo líquidos, y por ende aumento de peso.

6. NO TENER UNA ALIMENTACIÓN VARIADA

Es importante para una buena nutrición incluir alimentos de todo tipo y color. Según sea el que falte puede llevarnos a deficiencias nutricionales provocando serias enfermedades como anemia, osteoporosis, etc.

7. COMER GRANDES PORCIONES

Aunque sea bajo en calorías el alimento ingerido si la porción es demasiado abundante provocara que guardes como reserva de grasa todo lo que has comido de más.

8. NO DORMIR LO SUFICIENTE

Un buen descanso nocturno no solo en horas sino en calidad hará que tu cerebro y tu metabolismo funcionen perfectos al día siguiente.

9. ESTAR DEMASIADO ESTRESADO

El estrés hace que quememos menos calorías y que canalicemos la ansiedad por la ingesta.

10. NO SOCIABILIZAR

El hecho de que no realices actividades recreativas o interactúes con otras personas hace que estés muy pendiente del alimento o muy sedentario, lo que conlleva un aumento de peso.

11. COMER CON MUCHA AZÚCAR

El agregado excesivo de azúcar a los alimentos puede provocar eliminación excesiva de Insulina por parte del páncreas, lo que lleva a un aumento del apetito, aumento del colesterol y  por ende aumento de peso. Con la posibilidad de padecer Diabetes.

12. COMER ANTES DE DORMIR

Debes comer temprano o hacer una colación antes de ir a dormir ya que el metabolismo cuanto más tarde más preparado esta para absorber y guardar reservas como grasa de depósito, aparte irse a la cama con el estomago lleno puede provocar insomnio y mala digestión.

Dra. Tortolo, Gabriela A.  – MP. 24052 
Clínica Médica – Obesidad – La Posada del Qenti
Te presentamos 2 bebidas saborizadas caseras y refrescantes

Te presentamos 2 bebidas saborizadas caseras y refrescantes

Comienza a disminuir la temperatura y cuesta cada vez mas tomar líquido, te acercamos dos opciones saludables para incluir bebidas saborizadas caseras en almuerzos y cenas. Recordá que es muy importante además de hidratarse con bebidas saborizadas, infusiones y mate, tomar agua potable.

El requerimiento hídrico varía según edad, actividad y temperatura ambiental, pero las Guías Alimentarias para la Población Argentina, recomiendan beber 8 vasos de agua segura al día. Podes distribuir dos vasos por ingesta para hacerlo más fácil.

Cuando incluimos bebidas caseras, disminuimos el aporte de sodio, colorantes, conservantes y endulzantes en la alimentación, mejorando la hidratación corporal.

Te compartimos 2 deliciosas opciones de  bebidas refrescantes

Agua saborizada de frutas (Rinde 1 litro)

  • Cáscaras de 4 manzanas (puede ser pera, ananá)
  • 2 clavos de olor
  • 1 ramita de canela
  • 1,250 ml de agua potable

En una cacerola agregar los clavos de olor, la canela y las cascaras de fruta con 250 ml
de agua, hervir por 5 minutos, retirar del fuego, colar.
Agregar la infusión al resto de agua (1 litro) y dejar enfriar.
Se puede endulzar con stevia o tomar amargo.
Dura 24 hs. en la heladera.

Tisana de manzanilla y naranja (Rinde 1 litro)

  • 2 cucharadas soperas de flores de manzanilla (se puede usar llantén, boldo,
    tilo)
  • 1 naranja entera (se puede usar limón, pomelo)
  • 1,250 ml de agua potable

Calentar agua a 90 grados aproximadamente, en una taza, colocar las flores de
manzanilla y agua, dejar 5 minutos infusionando.
Colar las flores, agregar el té a una jarra con 1 litro de agua, cortar la naranja en
rodajas y colocar en la jarra.
Se puede endulzar con stevia o tomar amargo.
Dura 24 hs en la heladera.

 

Lic en Nutrición Lanzeni Sofia MP: 3672
Área de nutrición de La Posada del Qenti

¿Cómo mejorar mi alimentación este 2021?

¿Cómo mejorar mi alimentación este 2021?

Alimentos caseros vs. ultraprocesados

Los nuevos estilos de vida llevaron a que la alimentación familiar pase a segundo plano, llevándonos cada vez más lejos de las comidas caseras, de las recetas ancestrales y de compartir la mesa.

Cocinar en casa tiene beneficios para la salud:

  • Reducimos el consumo de alimentos ultraprocesados, ricos en sodio, grasas saturadas, trans y azucares refinadas.
  • No tenemos disponibilidad de alimentos permanentemente, favoreciendo un ambiente seguro, lo que ayuda a evitar el picoteo constante.
  • Mejoramos el consumo de fibra alimentaria, aumentando el consumo de frutas, verduras, cereales integrales y legumbres.
  • Planificamos a conciencia los alimentos que vamos a consumir en cada ingesta, sin librar al azar las comidas, mejorando así la calidad de los nutrientes.

El aumento de la disponibilidad y consumo de alimentos ultraprocesados tiene un impacto negativo en la salud.

Sus principales resultados son el aumento del peso corporal  y patologías asociadas como enfermedades cardiovasculares, diabetes, algunos tipos de cáncer.

Te recomendamos:

  • Planificar las comidas para así tener todos los ingredientes necesarios en casa.
  • Evitar los enlatados, podes reemplazarlos por congelados, son de mejor calidad.
  • Disminuir los panificados industriales como galletitas, grisines, panes tipo lactal y reemplazarlos por opciones hechas en casa o de panadería, sin tantos conservantes.
  • Disminuí las carnes procesadas (fiambres, embutidos) y elegí las de mejor calidad.
  • Elegir agua potable o bebidas saborizadas caseras, en reemplazo de jugos de sobre o concentrados, gaseosas o bebidas saborizadas industrializadas ricas en azúcares o edulcorantes artificiales.

Empezá con pequeños cambios y mejora tu alimentación y calidad de vida día a día.

 

Lic. en Nutrición Lanzeni Sofia MP: 3672
Área de nutrición de La Posada del Qenti
El desayuno, ¿Es la comida más importante del día?

El desayuno, ¿Es la comida más importante del día?

“Desayunar como un rey, almorzar como un príncipe, y cenar como un mendigo”.

¿Tendrá algo de cierto?

Desayunar como dice la palabra (Des – ayunar) significa romper con el ayuno que se produce entre la cena y la primera comida posterior a las horas de descanso.  Cuando despertamos, tenemos una limitada cantidad de glucosa (energía) para utilizar, pasado los 45 minutos de comenzado nuestro día la cantidad de glucosa se agota y entramos en lo que se puede llamar un ayuno prolongado, si es que en ese tiempo no hemos desayunado, en el cual nuestro cerebro  detecta esta falta de “combustible” y entra en un estado de alerta ya que necesita guardar la mayor cantidad de energía porque no sabe cuándo va a poder reponer las reservas perdidas.  Como consecuencia de esto cuando volvemos a consumir un alimento nuestro organismo lo almacena como grasa (que es una reserva de energía más grande que la de glucosa) para que en futuras ocasiones que ocurra lo mismo tenga reservas  para obtener energía. 

Todo este proceso trae grandes consecuencias para nuestro organismo ya que comenzar la jornada sin nada en el estómago se relaciona con una menor capacidad de concentración y rendimiento intelectual, peor humor y sensación de cansancio, favorece el estreñimiento y aumenta el riesgo de obesidad, diabetes e infartos

Una excusa muy común entre aquellos que no toman nada por la mañana es que cuando se levantan no tienen hambre. ¿Se han parado a pensar que quizá cenan demasiado? Durante la noche se retrasa el vaciamiento del estómago, lo que ralentiza el tránsito intestinal. 

Cuando la cena se hace tarde y muy copiosa, es lógico levantarnos con pocas ganas de comer, pero, si no comemos nada por la mañana se contribuye a perpetuar el círculo vicioso ya que se ha demostrado que las personas que no desayunan tienen mayor acumulo de apetito a lo largo del día, en especial durante la tarde/ noche.

Una de las características de las personas que consiguen perder peso y mantenerlo es precisamente que hacen un buen desayuno. Cuando hay un ayuno prolongado y luego comemos mucho, es más fácil que esas calorías se acumulen en forma de grasa. Para mantener el equilibrio hay que hacer, al menos, cuatro comidas al día (desayuno, almuerzo, merienda y cena).

 ¿Qué se considera hacer un buen desayuno? 

Un buen desayuno debe estar compuesto por:

  • Un producto lácteo, puede ser leche, yogurt, quesos o huevo ya que nos aportan proteínas e alto valor biológico y contribuyen a darnos mayor saciedad.
  • Cereales (panes integrales, de salvado, multicereal, frances, copos de maiz o fribras ), alimento clave que provee carbohidratos como fuente de energía y proteínas para mantener músculos y otros órganos. 
  • Frutas, llena tu día con vitaminas y antioxidantes. Las frutas también te aportan fibra, esenciales para una buena digestión. 
  • Agua, es importante siempre comenzar a hidratarnos de a poco desde que empezamos nuestro día para así lograr consumir los 2 litros de agua por día.

En conclusión, el desayuno es la comida más importante del día ya que nos permite proveer a nuestro organismo de nutrientes y energía para mantelo activo el resto del día. 

…y vos, ¿Ya desayunaste hoy?

Lic. Danila Macaren Alonso

M.P.: 4079

Área de nutrición de La Posada del Qenti

 

¿Qué comer en época de festejos?

¿Qué comer en época de festejos?

Cuando hablamos de las fiestas, casi siempre pensamos en qué vamos a comer, tomar, qué postre rico vamos a probar, qué vamos a picar… todo se resume en la comida.

Si bien es un día festivo, especial, siempre es importante tener presente que la alimentación saludable se basa en la cantidad y calidad de alimentos que ingiero, y las fiestas no deberían ser un día muy distinto.

Les compartimos algunas recomendaciones para no perder el rumbo estos días.

  • No saltear ninguna comida: si hacemos las 3 comidas previas, no  llegamos con tanta hambre a la cena.
  • Incluir en el plato navideño o de fin de año vegetales de todo tipo y color: crudos, cocidos, salteados, en ensaladas, budines.
  • Incluir postres frescos a base de frutas de estación: ensaladas de fruta sin agregado extra de azúcar, frutas en ensaladas agridulces, creps rellenos de frutas flambeadas o frescas, postres frutales (cremita de naranja y chocolate, de frutilla con colchón de arándanos).
  • Hacer una picada saludable y pequeña: bruschettas de pan integral, humus de legumbres (lenteja, garbanzo, porotos blancos), pasta de berenjena asada, guacamole, tomates cherry con cubitos de queso, escabeche de vegetales.
  • Moderar el consumo de bebidas azucaradas o industrializadas, podemos hacer limonada fresca con menta, jengibre, agua saborizada de frutas caseras. Siempre que se pueda endulzándolas lo menos posible.
  • Moderar el consumo de alcohol, mejor dejar la copita para el momento del brindis.
Disfrutemos la comida y el festejo sin excesos, en las fiestas también es posible comer rico y sano.

 

Lic. en Nutrición Lanzeni Sofía MP: 3672
Área de nutrición La Posada del Qenti