El 12 de Noviembre es una efeméride que tiene por objetivo informar y sensibilizar a la población sobre la necesidad de adoptar medidas para prevenir y tratar el Sobrepeso y la Obesidad. Es necesario hablar de obesidad, pero sin el calvario del dietismo obligado para lograr una figura sobreimpuesta socioculturalmente, pero tampoco avalando el sobrepeso que nos llevara a padecer obesidad, enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y metabólicas como el Sindrome Metabólico. Los datos brindados por la Organización Mundial de la Salud indican que, desde 1975, la obesidad se ha triplicado en todo el mundo. En 2016, mas de 1900 millones de adultos tenían sobrepeso de los cuales, más de 650 millones eran obesos, es decir que el 39% tenían sobrepeso y el 13% eran obesos. La mayoría de la población mundial vive en países donde el sobrepeso y la obesidad se cobran mas vidas que el bajo peso o la desnutrición.

Hoy mueren más personas por obesidad que por desnutrición.

La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial y cada año mueren aproximadamente 2,8 millones de personas a causa de la obesidad o elsobrepeso.

En el marco del 21º congreso internacional de nutrición que se llevo a cabo en Buenos Aires en Octubre de este año, el Dr. Frank Scheer del Brigham & Women Hospital y de Harvard Medical School, la Dra. Carolina Escobar, hablaron de la importancia de conocer el reloj circadiano, que establece a lo largo del día los tiempos para los diferentes procesos fisiológicos como comer o dormir. Conocer los cambios ambientales diarios es una de las claves en la lucha contra la obesidad la cuál está comenzando a ser considerada una enfermedad cronobiológica.

Todo esto porque los seres humanos tenemos un sistema de reloj circadiano, que activa el reloj interno que mediante sus hormonas y péptidos indica cuándo es momento de comer, dormir, etc. También en función de la ingesta se establecen ritmos para funciones básicas del organismo como la digestión y absorción de nutrientes. El respeto por los relojes internos del organismo da como resultado el aprendizaje de distinguir entre apetito y hambre, lo que marcará al organismo cuando hacen falta nutrientes y energía y cuándo el apetito sea emocional.

Es muy importante mantener horarios regulares de comida de manera que el cuerpo sincronice relojes con las ingestas, evitando largos periodos de ayuno y comer más en las primeras horas del día, así como ir a dormir relativamente a un mismo horario tratando de dormir entre 6 y 8 horas diarias. Todo esto cobra una mayor relevancia si se entiende que nuestros órganos cambian sus funciones dependiendo si es de noche o de día.

La recomendación final es que la comida más abundante del día se realice antes de las 3 de la tarde. La luz por la noche altera los ritmos circadianos pudiendo dar origen al desarrollo del sobrepeso y síndrome metabólico. La alteración del sistema circadiano por factores como luz por la noche, hora de actividad y hora de alimento puede dar origen a la obesidad.

 

Dra. Gabriela Tórtolo –  MP. 24052

Especialista en síndrome metabólico

La Posada del Qenti

Noticias Saludables

Te invitamos a leer nuestro Magazzine Saludable con todos los artículos sobre diversos temas de salud escritos por nuestros médicos y especialistas de la salud.

7 Claves para cuidar tu figura en otoño sin comer de más

A veces usamos el frío como excusa para mantenernos adentro de casa, sin movernos, comiendo más de lo debido. Te presentamos 7 consejos para que este otoño logres continuar con una vida sana, activa y una alimentación saludable. 7 claves para no engordar en otoño:...

leer más

¿Por qué cuesta tanto adelgazar y sostenerlo en el tiempo?

Después de realizar un plan alimentario nos encontramos con el desafío de sostener los cambios logrados en nuestro organismo, por eso es aconsejable no  “aburrirse” comiendo siempre lo mismo y explorar nuevas opciones alimentarias de la mano de nuestros nutricionista...

leer más