El fast food son los alimentos que aportan lo que los nutricionistas y médicos  llamamos “calorías vacías”, alimentos con un alto contenido calorico y bajo nutricional, con un elevado porcentaje de azucares simples, sodio, grasas saturadas y numerosos aditivos alimentarios, como potenciadores del sabor (glutamato monosódico), colorantes (tartracina), todos estimulantes del apetito y la sed, provocando un efecto adictivo en nuestro organismo.

fast food

Esto tiene su origen en la industrialización alimentaria donde se priorizan sus intereses económicos al valor nutricional de las preparaciones, de fácil elaboración y conservación, con un precio relativamente bajo, que con publicidad llega de forma masiva y al alcance de todos.

Por el slow food o alimentación natural, no es más que un volver a las raíces para conectarnos con cada proceso de nuestros alimentos para poder nutrirnos.

10 Tips para cambiar del fast food al slow food.

  1. Los enlatados pierden fibra y nutrientes esenciales, con conservantes y aditivos que entorpecen la absorción de los nutrientes como el hierro, las legumbres y hortalizas que tienen gran cantidad de sodio y las frutas poseen mucha azúcar para preservarlas. Se pueden comprar frescas las verduras y frutas, la mayoría se puede freezar. Las legumbres solo requieren hidratación.
  2. Las gaseosas tienen alto contenido de azúcar, las versiones light o diet tienen edulcorantes asociados hoy en día a la diabetes.  La mejor opción es el agua o jugos naturales que dan más saciedad y aportan nutrientes esenciales.
  3. Las galletitas/facturas son ricas en grasas saturadas, azucares simples, con mucho sodio.  Se pueden reemplazar con cereales, frutas dehidratadas, frutas secas.
  4. Las frituras incorporan una gran cantidad de grasas, peor por la reutilización del aceite.  Se debe cocinar al vapor,  hervido, o al horno.
  5. El pan y las masas con harinas blancas, las mas industrializadas, los panes mas “esponjosos” son los mas hidrogenados. Aportan grasas y azucares.  Cambiar por productos realizados con harinas integrales, con semillas variadas.
  6. Los azucares simples cuanto más blanca,  más refinada, solo aporta calorías.  Se deben consumir de ser necesario azucares integrales, negra, mascabo, estevia, miel.
  7. Las bebidas alcohólicas, especialmente bebidas blancas y dulces. Solo aportan calorías.  Se pueden beber con moderación vinos tintos y bebidas blancas extra brut.
  8. Los fiambres y quesos duros aportan grasas hidrogenadas que elevan el colesterol y nos engordan.  Se reemplazan fácilmente por fiambres magros y quesos sin grasas.
  9. Los postres están realizados con azucares simples y cremas.  Hay que acostumbrarse a incorporar las frutas como postres.
  10. Las golosinas aportan muchas calorías con azucares simples y grasas aun en pequeñas porciones.  Se pueden elegir  las que vienen sin azucares, con pocas calorías, incluso chocolates con altos porcentajes de cacao.

Dra. Gabriela A. Tortolo – MP. 24052

Médica Clínica – Especialista en Obesidad y Sdre. Metabólico

La Posada del Qenti

Consulte con nuestros especialistas

 

[]
1 Step 1
Previous
Next

Pin It on Pinterest