El trabajo es salud… ¿mito o realidad?

El trabajo es salud… ¿mito o realidad?

Esto puede resultarte familiar sobre todo en esta época del año: cada día llegás a tu casa con dolores de espalda, cuello y hombros tensos. Estos son solo algunos de los síntomas más comunes de un ámbito laboral poco saludable y sin una política correcta de ergonomía.

Las personas que trabajan mínimo ocho horas en un mismo lugar, varias horas sentadas y otras tantas frente a una computadora,
son protagonistas de estas dolencias, que muchas veces van acompañados por tensión y estrés laboral.

La opción de corregir estos dolores en el gimnasio es muy dificultosa para aquellos que trabajan muchas horas por día, entonces las contracturas empeoran y no encontramos la manera de combatirlas porque no tenemos tiempo. Sin embargo, la concientización hacia los buenos hábitos de alimentación, la preocupación por combatir el sedentarismo y la práctica de ejercicios físicos tienen cada vez más lugar dentro de las compañías.

Se ha descubierto que ofrecer a los empleados un ámbito laboral saludable trae consecuencias altamente positivas para su rendimiento. Está comprobado que la principal causa de ausentismo laboral es el stress, luego los dolores de espalda y de cabeza. Si los empleados están saludables, habrá una reducción del ausentismo y un mejor clima laboral, factores que generan una mayor productividad y competitividad. Si los empleados pueden tener un rato dos o tres veces por semana para distenderse, relajarse y aprender sobre buenas posturas, el resultado va a ser muy positivo. No sólo con respecto a su salud sino a los vínculos en el ámbito de trabajo, que se verán fortalecidos, y al rendimiento, que también mejorará.

Tips para que tu ámbito laborar sea saludable

  • Siempre una botella de agua sobre tu escritorio
  • Tu silla debe ser comoda y tu escritorio y teclado deben estar correctamente ubicados
  • Llevate snacks saludables como cereales, frutos secos, fruta que dan energía y son prácticos para comer
  • Tene tu escritorio ordenado, agradable, podes decorar con alguna foto que te motive y relaje
  • Ponete de pie cada hora, estírate, hace respiraciones profundas. Baja tu nivel de estrés
  • Move tus pies en forma de círculos para activar tu circulación
  • Move hombros en forma de círculos hacia adelante y hacia atrás, relaja, afloja tensiones y evita contracturas
  • Evita almorzar frente a la compu, tomate unos minutos para hacer una pausa, come despacio
  • Luego de almorzar camina un poco para favorecer tu digestión. Evita almorzar pesado
  • Ponete siempre una sonrisa, es lo mejor contra la mala onda o energía negativa
  • Se amable y trabaja con buena onda, estar amargado o de mal humor no provoca aumento de sueldo ni duplica vacaciones
  • Muchas veces no podemos cambiar el entorno pero podes cambiar vos frente a el

Verónica Segreto exclusivo para La Posada del Qenti

Coach Saludable

veronicasegreto.com.ar

La actual crisis económica se metió en el consultorio médico

La actual crisis económica se metió en el consultorio médico

Más pacientes manifiestan síntomas de ansiedad y estrés. Preocupa el abandono de tratamientos por el alza de precios de los medicamentos.

«Tres semanas atrás atendí a una paciente cardíaca que debe tomar muchos medicamentos: para la presión, para el colesterol, para que no se le coagule la sangre… En el momento en que le voy hacer las recetas, me dice: ‘Doctor, si me receta todo eso y además tengo que comer sano, no puedo pagar el alquiler ni el ABL, así que tengo que optar’.” La anécdota del médico cardiólogo Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, grafica la situación dramática que viven muchos argentinos que se ven forzados a interrumpir sus tratamientos –con el riesgo que esto acarrea para sus vidas– debido a la alza de precios de los medicamentos. En el último año, el costo promedio de los 50 fármacos principales para adultos mayores se incrementó un 53,24%, según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA). Desde la Confederación Farmacéutica Argentina advirtieron que a lo largo de 2018 se vendieron 100 mil unidades menos de medicamentos por día en relación con 2017.

Desde restricción de gastos destinados a salud hasta pacientes que refieren síntomas como ansiedad, estrés y angustia; médicos y psicólogos afirman que la actual crisis económico-financiera se coló en la consulta. “Uno como terapeuta observa que la gente habla mucho más de esto. La crisis entra al consultorio, la mayoría de los pacientes lo expresan como parte del motivo de consulta o se habla al inicio de las sesiones, lo que llamamos la parte social, la primera parte de la entrevista. Obviamente la crisis está en la cabeza de las personas y muchas veces afecta lo que les está pasando”, explicó Fernando Torrente, director del Departamento de Psicoterapia Cognitiva de Ineco.

Existen muchos estudios que muestran que las situaciones de crisis económicas, como la de 2001 en Argentina o 2008 a nivel mundial, tienen efectos en la salud física y mental de las personas. “Los escenarios de alta incertidumbre a todas las personas nos afecta provocando ansiedad. Es un fenómeno normal, una emoción que está ligada básicamente a los procesos evaluativos y de anticipación. La ansiedad tiene un correlato físico, que tiene que ver con la tensión y un correlato mental que es la preocupación. En algunas personas la preocupación es tan persistente que no pueden ‘apagar la cabeza’”, sostuvo Daniel Bogiaizian, director del Area Psicoterapéutica de la Asociación Ayuda. Vivir en una situación de constante crisis económica desencadena el estrés, una respuesta adaptativa del organismo frente a circunstancias de amenaza generales. Pero cuando se vuelve crónico va teniendo con el tiempo efectos psicológicos y fisiológicos.

“En algunos casos esto puede derivar, cuando existe una vulnerabilidad previa, en un trastorno de ansiedad generalizada; que esta cuestión de estar preocupado permanentemente, con dolores físicos, no poder concentrarse suficientemente en el trabajo y vivir con angustia permanente”, sostuvo Torrente. Otro efecto en la salud mental es la depresión. “Cuando la situación económica se asocia al desempleo o la imposibilidad de cubrir necesidades básicas, esto lleva a situaciones más graves, donde aparece otra de las continuaciones del estrés crónico que es la depresión”. Entre los efectos físicos, el principal es el riesgo de infarto y accidente cerebrovascular. Para Tartaglione, “en cada crisis económica se incrementa la probabilidad de que las personas sufran eventos cardíacos. Entre 2001 y 2002 vimos que aumentaron un 30% las tasas de infarto en los hospitales argentinos”.

“Estos trabajos han permitido establecer un vínculo entre el estrés psicosocial –es decir, el que se genera a partir de la interacción social de las personas– y un mayor riesgo de enfermar. En particular, las investigaciones constataron un aumento de la morbimortalidad por causas cardiovasculares en períodos de incertidumbre financiera», agregó Tartaglione. Un contexto marcado por inflación, suba del dólar, incertidumbre electoral y disminución de los niveles de satisfacción de vida, sumados a menores presupuestos en áreas de atención sanitaria y bienestar social, puede causar serias consecuencias en términos de salud de una población. Por eso especialistas afirman que es necesario reforzar los servicios de atención sanitaria destinados a paliar el estrés psicosocial. ¿Cómo mitigar el impacto de la crisis económica en la salud mental y física? “Un consejo es entender que estas emociones de ansiedad y preocupación son normales y necesarias cuando el contexto lo amerita. Hay que diferenciar cuando nuestra ansiedad es lógica en el contexto y cuando se excede y empieza a afectarnos de una manera que no deja que nuestra vida continúe de la misma manera”, sostuvo Torrente. “Si la persona empieza a experimentar síntomas más importantes: no puede dormir por las preocupaciones, no se puede concentrar en su trabajo, empieza una dolencia física sostenida que no cede por si sola, los síntomas de angustia lo llevan a aislarse; estos serían signos de alerta para realizar una consulta”, añadió.

Para Bogiaizian, no hay que exponerse todo el tiempo a información negativa. “Para protegernos hay cosas que podemos hacer como focalizar la atención en otros temas, diversificar actividades, realizar deporte, porque eso colabora para bajar los niveles de tensión, y revincularse con seres queridos”. De la misma forma opina Tartaglione: “No estar todo el tiempo viendo noticieros o exponiéndose a información negativa. Tratar de distraerse, de hacer alguna actividad que nos guste”. En el caso de las personas que tienen colesterol alto, presión alta o dibetes deben consultar al médico ante cualquier síntoma.“ El consejo es que más que nunca no se abandonen, que consulten al médico ante cualquier síntoma y que no dejen la medicación que están tomando. El gran problema son los que dejan la medicación porque no la pueden comprar. Tenemos que tener mucho cuidado.

Fuente: www.perfil.com

Cómo saber si padecés Estrés Crónico

Cómo saber si padecés Estrés Crónico

El estrés es un proceso natural del cuerpo humano, que genera una respuesta automática ante condiciones externas que resultan amenazadoras o desafiantes, que requieren una movilización de recursos físicos, mentales y conductuales para hacerles frente, y que a veces perturban el equilibrio emocional y físico de la persona.

El entorno que está en constante cambio, obliga a los individuos a usar sus recursos para adaptarse a estos cambios, por tanto, cierta cantidad de estrés es necesaria para que el organismo responda adecuadamente a los retos de la vida diaria, este monto de estrés resulta funcional.

Si bien en un primer momento la respuesta de estrés es necesaria y adaptativa, cuando ésta se prolonga e intensifica en el tiempo aparece lo que denominamos estrés crónico, el estar en estado de alerta constante, este es el estrés agotador que desgasta a la persona día tras día. Hace estragos mediante el desgaste a largo plazo. Es el estrés de las exigencias y presiones implacables durante períodos aparentemente interminables.

Síntomas del Estrés Crónico

Es importante prestar atención a sus síntomas tanto físicos como psicológicos para poder salir de esta situación. Generalmente, el estrés crónico se manifiesta de distintas maneras:

  • Enfermedades del aparato digestivo, enfermedades cutáneas y problemas cardíacos.
  • Sentimientos de inseguridad y el sentimiento de indefensión aprendida.
  • Insomnio
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Fatiga emocional
  • Abuso de alcohol o de sustancias

Estos síntomas y muchos otros síntomas no solo afectan a la persona, sino también a su entorno más cercano, dificultando, en muchas ocasiones, las relaciones interpersonales sanas.

Lic. Yanina Silvestri

Psicóloga, MP: 7614

La Posada del Qenti

Los beneficios de la sueroterapia

Los beneficios de la sueroterapia

La sueropterapia es un tratamiento nutricional líquido utilizado para transferir vitaminas, minerales, aminoácidos y otros nutrientes vitales directamente en el torrente sanguíneo a niveles que nunca sería posible a través de la suplementación oral. Se coloca temporalmente un pequeño catéter intravenoso, para así poder introducir poco a poco los nutrientes, de acuerdo con el efecto deseado por el paciente.

Esta terapia nutricional Intravenosa puede ser utilizada para obtener resultados inmediatos o extendidos en el tiempo, mediante programas integrales de resultados a largo plazo.

Dependiendo de la condición y requerimiento de cada paciente, la nutrición Intravenosa puede generar efectos espectaculares. El número de procedimientos realizados y la salud general del paciente tratado, dicta la tasa de éxito en el resultado. Esta forma de administración de suplementos es una medida preventiva contra el envejecimiento, debido a su capacidad para optimizar la composición nutricional dentro de las células y mejorar la habilidad del cuerpo en su función metabólica.

Otros beneficios incluyen:

  • Aumento de la libido y energía
  • Mentalidad mejorada y sensación de bienestar
  • Aumento de la pérdida de grasa y el rendimiento deportivo
  • Mejora de la sanación y la recuperación luego del ejercicio o una cirugía
  • Mejora de la función inmunológica
  • Alivio de estrés y disminución de la ansiedad
  • Desintoxicación y aumento de la belleza

El programa de La Posada del Qenti Qentistar Detox de 7 días incluye 3 sesiones de sueroterapia (o terapia nutricional IV). Para mayor información no dude en contactar con nuestros asesores.

7 consejos para superar el insomnio

7 consejos para superar el insomnio

El insomnio es un problema común que afecta tu energía, tu humor, tu salud y tu habilidad para funcionar correctamente durante el día. El insomnio se define por la calidad de tu sueño y cómo te sientes después de dormir. Contrario a lo que la mayoría piensa, el insomnio no es un desorden del sueño, sino una queja del mismo. Si estás sufriendo de insomnio o conoces a alguien que esté pasando por esto, toma nota de estos consejos para superar este terrible problema.

Disminuye tu consumo de cafeína

Evalúa la cantidad de cafeína que estás tomando cada día. La mejor manera de saberlo es llevando una especie de diario alimenticio semanal. Analiza bien de dónde viene: de las gaseosas, bebidas energéticas, café o medicamentos. Tomar mucho café puede causar nervios e inquietud.

Reduce el estrés

Es mucho más fácil decirlo que ponerlo en práctica, o al menos controlarlo de una manera más positiva ayudará a tu insomnio. El estrés hace que nuestras mentes piensen demasiado, así que trata de atar todos los cabos sueltos antes de dormir.

Si estás pensando en postergar la limpieza de la casa o terminar un proyecto pequeño, lo mejor es que lo hagas antes de irte a la cama. No solo estás sacando algo de tu lista de pendientes, sino que estás reduciendo la cantidad de estrés que te impactará al día siguiente.

Evidentemente, no existen maneras de eliminar el estrés por completo, así que lo mejor es que busques alternativas para controlarlo.

Presta atención a los medicamentos

Si estás tomando medicamentos, lee los efectos colaterales que pueda tener su consumo, y si tienes alguna pregunta al respecto, lo mejor es que lo consultes con tu médico o tu farmacólogo.

Algunos medicamentos contienen cafeína: antidepresivos, medicamentos para el resfriado y la gripe que contienen alcohol, analgésicos como midol, excedrin, diuréticos, corticosteroides, y medicamentos para la presión alta y la hormona tiroidea.

Préstale atención a las condiciones médicas

Existen muchas condiciones médicas que pueden causar insomnio, algunas de ellas son: asma, alergias, la enfermedad de Parkinson, hipertiroidismo, reflujo, enfermedades del hígado, cáncer o dolor crónico.

Si sufres de algunas de estas condiciones o de otras enfermedades que contribuyan al insomnio, lo mejor es que consultes con tu médico. Debe haber medicamentos o terapias que puedas incorporar en tu día a día que te ayuden a dormir mejor.

Observa el ambiente donde duermes

Échale un vistazo a la habitación donde duermes y analiza cuidadosamente tus alrededores. ¿Cómo es la luz? ¿Pasa una corriente de aire o sientes mucho calor? ¿Trabajas en tu cama?

Hazte estas preguntas y trabaja en resolver esos problemas. Ajusta la luz, compra una mejor almohada, ajusta el termostato, no lleves tu trabajo a la habitación, o saca el televisor.

Establece una rutina diaria

A tu cuerpo le encanta el balance y la regularidad. A esto se le llama homeóstasis o estabilidad, y respondemos y funcionamos mejor con eso. Ir a la cama todas las noches a la misma hora puede crear ese hábito que tanto necesitas.

La consistencia fortalece el ciclo de sueño de tu cuerpo, lo que te permite tener un sueño más reparador durante la noche. Bien sea que tomes una ducha a la misma hora, o que leas un capítulo de algún libro, lo importante es crear una rutina y apegarse a ella.

No comas demasiado antes de ir a dormir

Ir a dormir después de comer demasiado puede hacerte sentir hinchado, y tan estomacalmente indispuesto que no te permitirá conciliar el sueño. El cuerpo se satura cuando tiene que quemar una gran cantidad de alimentos.

Dolores estomacales por hambre también pueden mantenerte despierto. Así que un bocadillo ligero puede alejarte de eso y ayudarte a tener un sueño reparador. Consume proteínas, nueces y semillas. Tés como el de camomila y el verde pueden ayudar a relajar el cuerpo para una buena noche de sueño.

El insomnio puede ser uno de los problemas más terribles, pues una vida sin descanso está destinada al desequilibrio, e incluso a desarrollar enfermedades. Si estás sufriendo de insomnio, préstale la atención necesaria y comienza a luchar contra él.

¿Qué es el síndrome de fatiga crónica (SFC)?

¿Qué es el síndrome de fatiga crónica (SFC)?

Podemos definirlo como “Un cansancio intenso y continuo; que no se alivia con el descanso y no es causado directamente por otras enfermedades”. Se desconocen las causas exactas del SFC, pero las teorías apuntan a una causa viral (más específicamente el virus de Epstein-Barr o el virus del herpes humano tipo 6); ó a una inflamación autoinmune del sistema nervioso. Sin embargo todavía no pudo ser determinado, y por lo tanto no se descartan que también influyan factores tales como Estrés, Genética o causas ambientales. Este síndrome se presenta con mayor frecuencia en mujeres de 30 a 50 años, pero puede afectar a otros sectores de la población. Es una enfermedad que es poco conocida y poco comprendida.

¿Cuáles son sus síntomas?

Como su nombre lo indica, la fatiga profunda y persistente es su síntoma principal. Y frecuentemente se exagera luego del ejercicio físico o mental. Además podría incluir otras características tales como cefaleas o dolores musculares, falta de concentración y memoria, irritabilidad o dolores articulares. El cansancio extremo suele tener las siguientes características al comienzo de la patología, que es:

  • Dura al menos 6 meses
  • No se alivia con el reposo o con sueño prolongado
  • De intensidad suficiente como para impedir algunas actividades de la vida diaria
  • Empeora estando de pie.

Pruebas y exámenes

Básicamente los controles en este síndrome se basan en descartar otras causas posibles del cansancio, tales como anemias, hipotiroidismo, farmacodependencias, enfermedades neurológicas (como esclerosis múltiple), depresión y enfermedades siquiátricas y otras condiciones patológicas cardíacas, hepáticas o renales.

Luego de descartar otras causas, nos centramos en los síntomas mismos de la fatiga.

Tratamiento

Actualmente el SFC no tiene cura. Por lo cual el tratamiento se basa en aliviar los síntomas. Cada paciente suele ser abordado de forma muy particular, y como primeras medidas se trata de mejorar y mantener la calidad de vida, incluyendo una alimentación saludable y ejerció de forma gradual y acorde a sus posibilidades.Además se incluyen Terapias cognitivas-conductuales, técnicas de manejo del sueño y tratamientos farmacológicos para reducir el dolor, ansiolíticos y/o antidepresivos.

Se aconseja al paciente a llevar una vida social activa, pero evitando exagerar la actividad física, control del balance entre la actividad el reposo y el sueño; y un reparto equilibrado de sus ocupaciones semanales. También se ha visto buenos resultados en algunos pacientes en técnicas de biorretroalimentación, hipnosis, meditación o Yoga

Sugerencias finales

Dado que las causas, perspectivas y pronósticos de esta enfermedad todavía no son claros, se sugiere no auto medicarse con multivitamínicos y realizar la consulta médica lo antes posibles ante algunos de estos síntomas, para la detección temprana de la actividad.

En la actualidad se investiga si pudiera existir también una forma de SFC “atípico”, y la existencia de marcadores más específicos para lograr un diagnóstico precoz y más efectivo. Por lo tanto es una patología que se está en plena etapa de investigación.

En la Posada del Qenti contamos con un equipo multidisciplinario que puede ayudar tanto en la detección del SFC, como así también el de otras patologías posibles; siempre con la intensión de mejorar la salud de todos nuestros pacientes.

Dr. Christian Leiva

MP 31209

Director médico de La Posada del Qenti