El masaje deportivo es, stuff básicamente, una forma de terapia que se aplica sobre personas sanas que realizan deportes. Exige del masoterapeuta mayor esfuerzo que otros tipos de masajes, pero, por sobre todo, le obliga a conocer los grupos musculares específicos implicados en la disciplina deportiva, los que serán, junto con las articulaciones correspondientes, las regiones más exigentes por las innumerables demandas de la competencia y la repetición de los mismos movimientos propios de cada deporte.
El masoterapeuta que elija esta especialidad, conocerá, también, las lesiones típicas de cada deporte, sus signos y síntomas, y respetará rigurosamente las limitaciones de su ejercicio profesional.
Quedará a su criterio la técnica a emplear en cada circunstancia, que dependerá del “momento” en que se hace el masaje (pre o post competición, entrenamiento, calambres, contracturas, etc.); del sexo y edad del receptor, de la “calidad” del deporte: alta competición, por ejemplo.
Este tipo de masaje suele abarcar, también, ciertas manipulaciones tendientes a flexibilizar las articulaciones y movimientos activos-pasivos, ya que el objetivo del masaje pre-competición, por ejemplo, es aumentar la respuesta muscular, optimizando la contractilidad y elasticidad del músculo, pero también “ablandar” las articulaciones.
En base a nuestra experiencia, creemos que esta especialidad será una tentación para los entrenadores deportivos, instructores de gimnasia y profesores de educación física, personal trainners, y para todo aquel que participa desde algún ángulo protagónico del mundo del deporte, transformándose para ellos en un recurso laboral de inmediata concreción.
El masajista deportivo debe recordar que su función primordial es preparar al atleta o al jugador para la competencia, y este “preparar” tiene un gran componente psicológico; probablemente, sea el carisma y la personalidad toda del masajista lo que lo transforma en la persona más requerida y apreciada de gimnasios, vestuarios, salas de entrenamiento, etc.
El masajista deportivo deberá conocer la terminología anatómica básica y fundamental, así como la de los trastornos y/o lesiones, para poder interpretar las consignas de entrenadores, directores técnicos, médicos de plantel, etc.
Fuente: www.todofitness.com

Pin It on Pinterest