Sábado 14 de Julio de 2007. Diario La Nación.Según un informe de Datamonitor reproducido por Reuters, this el sector de alimentos procesados es una de las industrias más importantes de los EE.UU., adonde el mercado interno de alimentos procesados y envasados alcanzó los US$ 429.000 millones (precios minoristas) en 2006.

Además, el informe señaló que se está trabajando para continuar con un crecimiento sostenido mientras la demanda de estos alimentos permanezca en alza.

En este contexto, la madurez del mercado alienta a los industriales a vender directamente a restaurantes así como a negocios al por menor.

Ranking

Dentro del ranking de los procesados, el más importante sector de la industria de alimentos estadounidense es el de los lácteos, un sector que produce el 22,8% de las ganancias y representa US$ 98.000 millones para la economía local.

Otro 12,9% es generado por productos de panadería y cereales y un 11,5% proviene de los alimentos refrigerados.

Otros sectores importantes son los de la carne, pescado y aves así como el de los alimentos congelados y de productos de confitería.

De acuerdo a este mismo informe, los consumidores ricos en dinero en efectivo pero con poco tiempo son los que más demandan alimentos procesados y preparados en EE.UU., donde gran parte de los gastos en alimentos se da en comidas preparadas fuera del hogar.

Entre los aspectos que han influido en la consolidación de la industria de los procesados, figuran el hecho de que los consumidores modernos carecen de tiempo para preparar comidas por eso adquieren mayor cantidad de procesados; el boom de los OGM (organismos genéticamente modificados, de los cuales Estados Unidos es el mayor productor), que permite una mayor producción a precios mucho menores; la tendencia a la alimentación sana y de buena calidad y la consolidación y concentración de las grandes firmas proveedoras de alimentos.

La lista de compañías líderes en este rubro incluye a Unilever, Archer Daniels Midland Company, Kraft Foods, Tyson Foods y Bunge. Estas compañias, y otras de su rubro, han introducido productos más sanos como respuesta a la demanda del consumidor y a los problemas de obesidad.

Finalmente, los grupos que se ocupan de la salud y estas empresas han formado alianzas para ayudar a grupos infantiles en programas para mejorar la salud y la nutrición, una decisión que debería aumentar las percepciones públicas de las compañías.

Uso de transgénicos

Asimismo, el progreso hacia una alimentación más sana, tal como la reducción del consumo de grasas trans (grasas que se especifican actualmente por separado en la lista de ingredientes) ha alentado el uso de suplementos genéticamente modificados.

Los cultivos OGM también aumentan la productividad por hectárea y así reducen el costo de la materia prima para alimentos procesados, con lo que cada vez están mas difundidos.

Traducción de María Elena Rey

Link corto: http://www.lanacion.com.ar/925340

Pin It on Pinterest