Cuando realizamos ejercicio aumentamos nuestro gasto calórico. Los primeros minutos, purchase dependiendo si la persona esta más o menos entrenada, viagra approved el organismo utiliza primero la glucosa que está circulando por la sangre, information pills luego el glucógeno depositado y después la grasa como fuente de combustible, solo que “no de un lugar del cuerpo específico”, generalmente las zonas donde más grasa localizada hay es la más lenta de reducir ya que es donde hay mayor localización y más grasa que perder. En algunas partes del cuerpo la pérdida de grasa es más visible, lo que no implica que se haya perdido mayor proporción de grasa.

También es importante tener en cuenta que no por realizar un ejercicio físico específico como abdominales o extensiones de piernas se reducirá el abdomen o los glúteos, el cuerpo no entiende de zonas a la hora de perder grasa localizada. A la hora de aumentar el consumo calórico los ejercicios aeróbicos y multiarticulares serán los que den mayor resultado y por ende favorecen la pérdida de grasa corporal. Hay que destacar que la traspiración es pérdida de líquido y que no es verdad que por más transpirar una persona pierde más grasa.

En cuanto a los tratamientos de estéticas, cremas y masajes estos si contribuyen a disminuir la grasa localizada, cuando se actúa sobre una zona en particular, siempre que vaya acompañado de una alimentación saludable, del control de las porciones de comida y de ejercicio físico, de lo contrario los centímetros que se reducen se vuelven a recuperar rápidamente debido a que la célula adiposa vuelve a aumentar de tamaño sino se modifican los hábitos de alimentación y se suma el ejercicio. Las cirugías estéticas pueden modificar el tejido adiposo más localizado, pero no eliminar la grasa visceral que es la perjudicial para la salud; ya que se ha asociado a Diabetes, HTA, Dislipemias y por consecuencia problemas cardíacos; si no que la grasa que se elimina es la que se encuentra por debajo de la piel, tejido adiposo que tiene una función de protección, y que también por más que eliminemos estas células, el exceso de comida y sedentarismo hacen que las células que quedaron luego de la cirugía aumenten de tamaño y se vuelva a localizar la grasa en esa zona.

En síntesis, los tratamientos de estética, cirugías y cremas son efectivos pero… no hay magia, debemos también cambiar e incorporar hábitos saludables, esa grasita acumulada que tanto nos molesta, hay que eliminarla, no de la noche a la mañana, si no de a poco con una dieta balanceada, saludable, sin prohibiciones pero si evitando los excesos e incorporando el ejercicio físico.

Lic. Del Boca María Soledad

m.p 1998

Área Nutrición La Posada del Qenti

Pin It on Pinterest