La relación del hombre con el sol se remota a los principios de la humanidad. Casi todos los pueblos antiguos tuvieron una fuerte relación con el sol, advice no solo por cuestiones religiosas sino también por la percepción de su importancia para la vida como fuente universal de luz y calor.

Las acciones benéficas del sol, viagra 40mg como la producción de vitamina D y su acción sobre el humor y el control del reloj biológico son reconocidas y apreciadas, view pero es sobre los efectos deletéreos de la radiación solar, que los dermatólogos depositamos la mayor atención.

La luz solar tiene radiaciones ultravioletas que pueden dañar la piel:

Los UV-A

Llega hasta la dermis profunda.

Causan serios daños en la piel, como arrugas, envejecimiento prematuro, y cáncer cutáneo.

Los UV-B

Llega hasta la epidermis.

Producen enrojecimiento y quemaduras. Alteran estructuras celulares, principal causa del cáncer de piel.

Los UV-C

Son extremadamente dañinos. Casi no llegan a la tierra, son absorbidos por la capa de ozono.

El sol no afecta a todas las personas de la misma manera, depende de nuestro fototipo de piel, que viene definido por el color de la piel, el del cabello, la tendencia a las quemaduras solares y la aptitud al bronceado. Estas particularidades están genéticamente programadas:

  • Hay pieles que siempre enrojecen y nunca se broncean.
  • Hay pieles que siempre enrojecen y a veces se broncean.
  • Hay pieles que a veces enrojecen y siempre se broncean.
  • Hay pieles que nunca enrojecen y siempre se broncean.

El bronceado es una forma de defensa del organismo contra el daño solar.

Los rayos UV-A producen un daño constante y silencioso a lo largo de todo el día y todo el año, por eso, el uso de fotoprotección debe ser incorporado a la rutina diaria durante todo el año.

Por lo tanto, es necesario seguir algunos consejos para proteger tu piel del sol, no solo cuando planeamos salir de vacaciones, también cuando nos quedamos en casa o trabajando;

  • Entre las 11 y las 16 hs. Evita la exposición solar, lapso de radiación solar máxima.
  • Elige el filtro solar que presente protección para UV-A y UV-B. Idealmente FPS ? 30.
  • Aplica filtro solar en toda la superficie corporal media hora antes de la exposición y renovalo cada 2 o 3 hs.
  • Protege los labios, áreas como las orejas, la nuca y el dorso de los pies, utilizando la cantidad necesaria para cubrir adecuadamente toda la superficie corporal.
  • Utiliza anteojos con protección UV-A – UV-B.
  • No expongas al sol a menores de 6 meses de vida.
  • Menores de 3 años deben utilizar sombreros, ropa de algodón blanca y seca (una remera mojada deja pasar radiación UV) y protectores solares formulados para niños.
  • Ten en cuenta situaciones que implican una falsa seguridad como altitud, días nublados, superficies reflectoras (nieve, arena y agua), por lo que deben extremarse los cuidados.

El sol puede ser un aliado de la salud o un enemigo, según como nos expongamos a el.

Tomemos conciencia, para que el Sol sea nuestro Amigo!

 

Pin It on Pinterest