Bajo el lema “Un mundo, un hogar, un corazón”, la Federación Mundial del Corazón busca llevar conciencia a la población para prevenir enfermedades cardiovasculares. Se lleva a cabo todos los 29 de septiembre desde 2000. Este año, la campaña está destinada a las mujeres y niños. Anualmente, 17,3 millones de personas mueren por enfermedades cardiovasculares (más que el HIV, malaria y tuberculosis juntas), según la FMC. Para 2030 se estima que ese número crecerá a 23 millones.

Al contrario de lo que se cree, no es cierto que las enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares (ACV) afectan únicamente a mayores y hombres. Las mujeres también se ven afectadas, aunque subestiman sus riesgos. Una de cada tres muertes femeninas es causada por enfermedades del corazón. Los niños también corren riesgos: cada año nacen un millón con enfermedades cardiovasculares congénitas.

En Argentina, la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (2009) mostró valores preocupantes. De 2005 a 2009 la población obesa había aumentado del 14,5 al 18%; el 54% era sedentario (aumentó 8,7%), el 25% agregaba siempre sal a las comidas y el 34,8 tenía presión arterial elevada.

En el Día Mundial del Corazón, cuidá el tuyo. Consejos de la Fundación Cardiológica Argentina para cuidar el corazón:

  • Realizar actividad física: la inactividad física es responsable del 6% de las muertes a nivel mundial. Factores de riesgo tales como como la obesidad, la diabetes y la falta de actividad física, presentes desde la infancia pueden aumentar la probabilidad de que un niño desarrolle enfermedades cardiovasculares en la adultez. Aún 30 minutos de actividad física moderada 5 veces a la semana ayuda a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.
  • Comer en forma cardiosaludable: cada vez más personas se alimentan con alto contenido en azúcar, grasas trans o saturadas. Una dieta saludable para el corazón, rica en frutas y verduras ayuda a prevenir la enfermedad cardíaca y el accidente cerebrovascular.
  • Decir no al tabaco: uno de cada dos fumadores morirá de enfermedades relacionadas con el tabaco. El humo de segunda mano mata a más de 600.000 personas que no fuman cada año, incluyendo los niños. En los lactantes, el humo del cigarrillo del ambiente puede causar muerte súbita.
  • Conocer tus números: siguiendo los consejos mencionados, se controla el riesgo cardiovascular. Es muy importante conocer los niveles de colesterol, glucemia, presión arterial y perímetro de cintura.

Fuente: www.psicofxp.com

 

Pin It on Pinterest