Argentina duplicó en 30 años su tasa de obesidad y encabeza el ranking de la región

Argentina duplicó en 30 años su tasa de obesidad y encabeza el ranking de la región

Un estudio de las Naciones Unidas advierte que ya afecta al 30% de las mujeres y al 27% de los hombres. Especialistas lo atribuyen al exceso de sedentarismo y a la mala alimentación.

El sobrepeso y la obesidad se han convertido en los últimos años en uno de los principales potenciales problemas de salud de cara al futuro. Y la Argentina se encuentra entre los países con índices más elevados de sobrepeso y obesidad de Sudamérica. Según un nuevo informe presentado por la agencia de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Argentina duplicó los índices de obesidad entre 1980 y 2014, tanto en hombres como en mujeres. Y no sólo eso: somos el país de Latinoamérica y el Caribe con más hombres adultos obesos.

El informe “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe”, revela que en la Argentina la prevalencia de obesidad en hombres adultos pasó del 12,5% en 1980 al 26,7% en 2014. Y en cuanto a las mujeres, subió de 15,1 a 30 por ciento.

Según el informe, entre los países de Sudamérica, Argentina tiene la mayor proporción de hombres adultos obesos (26,7 por ciento), seguido por Chile (24,8 por ciento), Bahamas (24,6 por ciento) y México (23,7 por ciento).

Entre las mujeres el problema de la obesidad es más frecuente y Argentina no es ajena a este fenómeno: el 30,1 por ciento de las mujeres sufre obesidad contra el 26,7 por ciento de los hombres. Pero, en este caso, se ubica en el quinto puesto entre los países de la región con mayor proporción de población femenina adulta obesa: el primer puesto lo tiene Chile con 32.8%; lo sigue Surinam (32,2); Uruguay (31,3) y Guyana (30,3).

Los especialistas advierten que en los últimos 40 años se dio un cambio de paradigma tanto en la alimentación como en hábitos. Hoy en día comemos mal y nos movemos poco. Los resultados están a la vista. “Por un lado ha cambiado la forma de alimentarse. Hoy tenemos muchos componentes (en los alimentos) que cuando se aprueban lo único que se tiene en cuenta es que no sean cancerígenos, pero son obesogénicos. Por ejemplo, el jarabe de maíz de alta fructosa, que es totalmente obesogénico. Se utiliza en alimentos precocidos y es un tipo de azúcar que hace liberar muchísima insulina, lo que hace que esos productos engorden más”, explica a Clarín el doctor Alejandro García, médico endocrinólogo. Por otra parte, dice, cada vez nos movemos menos. “El índice de actividad de un chico que juega con un teléfono celular o tablet es cero. Por eso también hay tanta obesidad, más que lo que comemos es lo que no nos movemos”, agrega.

De hecho, el sobrepeso y la obesidad infantil es otro problema a atender en la región y puntualmente en la Argentina. “Respecto al sobrepeso infantil -dice el informe de la FAO-, este afecta al 7% de los niños menores de 5 años en América Latina y el Caribe, cifra superior al promedio mundial. La preocupación, en este caso, radica en el aumento de los riesgos de enfermedades y otras complicaciones de salud y psicosociales en la niñez y adolescencia”, agrega el estudio y recuerda que un niño con sobrepeso tiene más probabilidad, en la adultez, de desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes y varios tipos de cáncer.

“El consumo de productos ultraprocesados está directamente relacionado con el incremento en la prevalencia del sobrepeso y obesidad, así como de las enfermedades no transmisibles, afirmó la directora de la OPS, Carissa F. Etienne, durante la presentación del estudio de FAO y OPS.

Según otro trabajo también publicado hoy por la prestigiosa revista británica The Lancet, entre 1975 y 2016 la obesidad infantil creció diez veces a nivel mundial. En cuanto a la Argentina, este estudio revela que la obesidad en los varones (de entre 5 y 19 años) pasó de 5,4% a 20,8% y en las nenas, de 4,5% a 12,9%. Y el sobrepeso ya afecta al 41% de los nenes y al 31,9% de las nenas. El estudio, realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Imperial College de Londres, indica que el total de chicos con problemas de peso suma 124 millones en todo el mundo.

“El sobrepeso y la obesidad representan un desequilibrio entre la ingesta de alimentos y el gasto energético, con una subsecuente acumulación de grasa corporal que representa un riesgo para la salud” dice el informe de FAO. E identifica entre las causas, el cambio que se dio en los patrones de alimentación en ese período de 34 años, con una mayor disponibilidad de productos ultraprocesados y una disminución de las preparaciones culinarias tradicionales, preparadas con alimentos frescos y saludables.

“En el mundo, de los tres grandes grupos de nutrientes –proteínas, grasas e hidratos de carbono- los más caros son las proteínas. Nosotros en Argentina no tenemos ese problema. Tenemos acceso a proteínas en cantidad y calidad, y es algo que no se da en otros lugares del mundo. Entonces debemos volver a la comida natural, por ejemplo un bife o pollo a la plancha, eso es una comida saludable”, explica García.

En eso, también es importante el rol de la escuela. “Para cambiar el paradigma, necesitamos empezar por la escuela. Allí los chicos solo pueden comprar galletitas, y prácticamente no hay frutas. Hay que empezar a cambiar desde la base. Hay que cambiar desde abajo”, concluyó el especialista.

Aumentó el hambre en la región

En paralelo al aumento de la obesidad, el informe de FAO y OPS advierte que el hambre aumentó por primera vez el año pasado en la región, después de más de una década de retroceso, ubicándose un 6% por encima de la medición anterior.

Es que en seis de los 32 países medidos -entre los que se encuentra Argentina donde se registró una suba de 0,2 puntos porcentuales entre 2013-15, con 3,4% y 2014-16, con 3,6%- aumentó la desnutrición, que ya afecta a 42,5 millones de habitantes de la región, lo que representa un incremento de 2,4 millones de personas.

De mantenerse estos indicadores, advirtieron FAO y OPS, la región no podrá no cumplir con la meta de erradicar el hambre y la malnutrición para 2030, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Con el aumento del hambre, es muy difícil que la región alcance el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 Hambre Cero”, dijo Julio Berdegué, Representante Regional de la FAO.

Si bien los niveles de hambre se redujeron 21 países de la Región y éstos siguen siendo bajos en comparación con el resto del mundo, el número absoluto de personas con hambre aumentó en Latinoamérica y el Caribe, “y hay señales de que la situación se está deteriorando, especialmente en Sudamérica, donde el hambre creció de 5% en 2015 a 5,6% en 2016”.

“Vamos por mal camino. La región ha dado un paso atrás importante en una lucha que venía ganando. No podemos tolerar los niveles actuales de hambre y la obesidad, ya que paralizará a toda una generación de latinoamericanos y caribeños”, advirtió el Representante Regional de la FAO, Julio Berdegué.

La peor situación en términos de prevalencia de subalimentación la presenta Haití, donde casi el 47 por ciento de la población, es decir 5 millones de personas, sufre hambre. Este número representa casi dos tercios de toda la subalimentación en los países del Caribe.

fuente: clarin.com

El 70% de los productos alimenticios de un supermercado son ultraprocesados

El 70% de los productos alimenticios de un supermercado son ultraprocesados

Foodwatch Holanda ha realizado una investigación para determinar la presencia de los productos alimenticios ultraprocesados en los supermercados, para ello ha recopilado una muestra de 651 productos en las cadenas de supermercados más importantes del país, Jumbo, Lidl y Albert Heijn. Según los resultados obtenidos, un 70% de los productos que se comercializan son altamente procesados.

De acuerdo a los datos relevados para una investigación de Foodwatch Holanda, el 70% de los productos alimenticios de un supermercado son ultraprocesados. ¿Esto que significa? que dichos alimentos incorporan ingredientes que han sido sometidos a procesos como la hidrólisis de las proteínas, la hidrogenación, la refinación y extrusión de harinas, entre otros. Tienen además un elevado número de aditivos como colorantes, conservantes, emulsionantes y saborizantes.

Los producos ultraprocesados más comúnes suelen ser snacks, refrescos, panificados industriales, cereales refinados, preparados lácteos, barritas y comidas preparadas. El consumo regular de estos productos alimenticios se asocia a problemas y enfermedades como la obesidad, la diabetes tipo 2, algunas formas de cáncer, enfermedades cardiovasculares, etc.

Foodwatch denuncia que los productos ultraprocesados (poco (o nada) saludables) dominan las estanterías de los supermercados, y aunque habla de los supermercados de los Países Bajos, los datos se pueden trasladar a otros países. En la investigación se recogieron 651 productos alimenticios de tres de las cadenas de supermercados más importantes del país, Jumbo, Lidl y Albert Heijn. Estos productos se dividieron en cuatro categorías, alimentos crudos o ligeramente procesados como verduras, frutas, huevos o leche, ingredientes procesados como aceites o sal, alimentos procesados como las conservas, embutidos, panes, y alimentos altamente procesados como los cereales para el desayuno, las papas fritas, las sopas instantáneas, postres o platos preparados, etc.

Tras el análisis se determinó que 459 de los 651 productos analizados, lo que supone un 70’5% de la muestra, se enmarcaban en la categoría de alimentos ultraprocesados o altamente procesados, en la categoría de alimentos frescos se incluyeron 106 productos (16%), en la categoría de alimentos procesados 67 productos (10%) y los 19 restantes (3%) se enmarcaron en la categoría de ingredientes procesados. Foodwatch destaca la notable presencia de azúcar en los alimentos altamente procesados (en 350 de los 459 productos), se puede encontrar en todo tipo de productos y preparaciones, algunas no harían sospechar a muchos consumidores que lo contienen, por ejemplo las ensaladas preparadas o las empanadillas de pescado, entre otros. Por otro lado, hasta el 69% de los alimentos altamente procesados del estudio (315) contenían elevadas cantidades de sal. En definitiva, el 93% de estos productos (429 de los 459) contenían exceso de azúcar o sal.

La organización holandesa recuerda que el consumo regular de alimentos ultraprocesados puede provocar diferentes problemas de salud, algo lógico teniendo en cuenta que tienen un elevado contenido en grasas saturadas, azúcares y sal, son bajos en nutrientes como vitaminas y minerales, el contenido en fibra dietética es reducido, su densidad energética es elevada y aportan un gran número de calorías vacías. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte sobre la asociación existente entre los alimentos altamente procesados y las enfermedades antes comentadas, también lo hacen el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC), otras organizaciones dedicadas a la salud, numerosos investigadores e incluso las agencias reguladoras gubernamentales. Advierten sobre los peligros del abuso de estos productos, pero los Gobiernos prácticamente no hacen nada al respecto, se siguen comercializando de forma legal como se comercializa el tabaco a pesar de que sea un producto peligroso.

Fuente: http://viagourmet.com/blogs/noticias/el-70-de-los-productos-alimenticios-de-un-supermercado-son-ultraprocesados

 

8 comidas que te mantienen lleno y te ayudan a bajar de peso

8 comidas que te mantienen lleno y te ayudan a bajar de peso

Comprometerte a hacer ejercicios solo es una parte de llevar un estilo de vida saludable. Algunos de nuestros más grandes desafíos saludables se centran en nuestras decisiones alimenticias, especialmente cuando nos sentimos con hambre.

Cuando intentamos hacer cambios positivos a nuestra dieta, es difícil resistirse a la tentación de los snacks. Mientras más hambre tenemos, somos más propensos a comer lo que sea que esté disponible.

Si te has dado cuenta de que estás escogiendo el tipo de comida equivocada, debes conocer qué snacks pueden darte la sensación de estar satisfecho por más tiempo, para no sentirte con hambre todo el tiempo. Esto te ayudará a terminar con esos malos hábitos alimenticios y enfocarte en crear un estilo de vida saludable.

Algunos de los mejores snacks para satisfacer el hambre están llenos de proteína. La proteína te brinda esa sensación de estar lleno sin consumir montones de calorías extras y azúcar procesada.

Además, según los expertos, la proteína te brinda muchos beneficios saludables que han sido confirmados en numerosos estudios por la ciencia (https://nutricionsinmas.com/para-que-sirven-las-proteinas/).

Los alimentos con alto contenido en fibra, le toman más tiempo a tu cuerpo en ser digeridos, lo que quiere decir que tu nivel de azúcar en la sangre se incrementará gradualmente y permanecerá estable por más tiempo. A continuación, veremos 8 snacks que nos pueden quitar el hambre sin sacrificar nuestros objetivos de salud.

1.     Pochoclo (palomitas de maíz) 

No todo el pochoclo está hecho de la misma manera. Si vas al cine y pedís un balde de pochoclo salado con manteca, no te estarás haciendo ningún favor. El pochoclo hecho en casa, sazonado con hierbas o levaduras nutricionales, puede darte la misma satisfacción sin tantas calorías. Su alto contenido de fibra lo hace una buena alternativa a las calorías vacías que obtendrías de una bolsa de galletas.

2.     Chocolate negro

Así es, puedes comer chocolate sin sabotear tu salud. La clave con este snack, es buscar calidad. Ir a cualquier kiosko y comprar tu barra de chocolate favorita no te ayudará. Ese tipo de chocolate está lleno de azúcar, grasas e ingredientes impronunciables que solo aumentarán el tamaño de tu panza. El chocolate negro contiene un alto porcentaje de cacao, que tiene un sabor más amargo que el chocolate de leche, pero tienen muchos beneficios saludables. El sabor del chocolate negro ralentiza tu digestión, lo cual te hace sentir lleno por más tiempo. También regula la producción de una hormona que estimula el hambre.

3.     Yogurt griego

El yogurt siempre ha sido considerado saludable, pero algunos están llenos de azúcar. Las opciones con baja grasa o sin grasa no son tan buenas. Algunos de los nutrientes del yogurt son solubles en la grasa, lo que quiere decir que tu cuerpo necesita consumir grasa para beneficiarse de estos nutrientes. El yogurt griego es una buena elección para reducir el apetito porque contiene la mitad de azúcar y el doble de proteína que el yogurt regular. También es una excelente fuente de calcio, y los probióticos que tiene son buenos para tu digestión.

4.     Almendras

Su alto contenido en proteína y fibra, además de una excelente textura, hacen de las almendras el snack perfecto para un día ajetreado. Limita tu consumo a una sola porción para obtener el mayor beneficio.

5.     Frutas y vegetales ricos en agua

Esto funciona de manera similar a tomar un vaso de agua antes de empezar a comer. Los alimentos ricos en agua como los pepinos, zanahorias y melones, pueden satisfacer tu hambre y te mantienen hidratado. Estos alimentos también son ricos en fibra y nutrientes que necesitas para sentirte mejor.

6.    Palta (aguacate)

La palta tiene un alto contenido de grasas monoinsaturadas (grasas buenas) y fibra. Podés untar un poco en un pan o tostada, e incluso comerla directamente en cucharadas para satisfacer tu hambre de manera más rápida.

7.     Humus

El humus está hecho de garbanzos, lo cual lo hace una excelente fuente de proteína y fibra. Cuando combinas humus con vegetales ricos en agua como zanahorias, pepinos, apio o guisantes, tienes una combinación ganadora que te dejará hidratado y satisfecho.

8.     Huevos

Muy aparte de toda la mala fama que los huevos han tenido durante años, nada acaba más con el hambre que un huevo. Contienen proteína, que te deja satisfecho por mucho tiempo. Un reciente estudio demostró que las personas que comían dos huevos en el desayuno comían menos a la hora del almuerzo, a comparación de otro grupo que comía un tazón de cereal con la misma cantidad de calorías.

Las malas decisiones de alimentación pueden dañar tus planes de dieta. Escucha a tu cuerpo y encuentra alimentos que acaben con tu apetito y te brinden aportes nutricionales.

 

Sobre el autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben
¿Por qué la quinua es el alimento perfecto para los diabéticos?

¿Por qué la quinua es el alimento perfecto para los diabéticos?

La quinua recientemente ha aumentado su popularidad en todo el mundo, y ya se ha hecho un nombre como uno de los alimentos más nutritivos que puede haber. A comparación de otros granos enteros, la quinua tiene más proteína, antioxidantes, minerales y fibra. También está libre de gluten, lo cual hace que sea el alimento perfecto para las personas que son sensibles al gluten.

Los expertos aseguran que los granos enteros reducen el riesgo de diabetes, enfermedades al corazón y la presión arterial alta. Además de eso, recientemente se ha descubierto que la quinua es una gran fuente de nutrición para las personas que sufren de diabetes, y puede usarse como una manera saludable de mantener los niveles de azúcar en la sangre.

¿Qué es la quinua?

Mientras puede ser un alimento nuevo en los supermercados de tu localidad, la quinua ha sido uno de los alimentos principales en la dieta de las familias en Sudamérica por varios siglos, desde los tiempos remotos de los Incas.

Su origen es en las montañas de los Andes, por lo que puede sobrevivir las condiciones climáticas más duras. La quinua se conoce como un grano entero, ya que los Incas la conocían como “la madre de todos los granos”, pero en realidad es una semilla.

En la actualidad, hay 120 variaciones conocidas de esta semilla, pero las más populares son la quinua blanca, roja y negra, por lo que es más probable que veas estas tres variaciones en tu tienda local.

La investigación de los beneficios de la quinua es relativamente nueva a comparación de las investigaciones en otros alimentos, y solo en los últimos 30 años los expertos han empezado a descubrir e investigar los beneficios para la salud que tiene esta semilla.

Mientras aún se necesita obtener más investigación, actualmente se sabe que agregar la quinua a tu dieta puede reducir el riesgo de presión sanguínea elevada y colesterol alto. También se ha demostrado que puede ofrecer muchos beneficios a las personas que sufren diabetes.

¿Cómo la quinua puede impactar en los niveles de azúcar en la sangre?

Una de las claves para llevar una vida saludable con diabetes es manejar y controlar tu dieta. La quinua es una gran elección para las personas que sufren diabetes porque es un grano entero, que es uno de los componentes clave en la dieta saludable para diabéticos, además de las frutas, vegetales, proteína magra y grasas insaturadas.

Los alimentos que tienen alto índice glucémico elevarán tus niveles de azúcar en la sangre y pueden hacer que sea difícil controlarlos. La quinua, sin embargo, tiene un índice glucémico bajo, lo cual quiere decir que no provocará que tus niveles de azúcar en la sangre se eleven.

Mientras la mayoría de los granos no tiene los aminoácidos necesarios para formar una proteína, la quinua tiene los suficientes para ser considerada una proteína completa. También es una gran fuente de fibra que no impacta en los niveles de azúcar en la sangre y te ayudará a mantener el peso de tu cuerpo, previniendo así otras condiciones crónicas asociadas a la diabetes.

Maneras fáciles de preparar la quinua

La quinua se prepara en agua y es cocinada de manera similar al arroz. Para prepararla, usa una taza de quinua sin cocinar y dos tazas de agua en una cacerola y ponla a hervir. Una vez que el agua esté hirviendo, reduce la intensidad del fuego y deja que se cocine a fuego lento hasta que la mayor parte del agua haya sido absorbida. En la mayoría de los casos, esto tarda de 15 a 20 minutos.

La quinua también puede ser usada como un aditivo saludable para otro tipo de platos. Al igual que el arroz, puedes agregarla en sopas o guisos para darle al plato un toque extra delicioso y saludable.

Con todos los beneficios que se han descubierto de la quinua, nos preguntamos por qué las personas siguen usando el arroz. Para los diabéticos, es el grano perfecto para una dieta saludable. Incorporando esta pequeña semilla en tu dieta, te ayudará a controlar tus niveles de azúcar en la sangre mientras mantienes un peso saludable que prevenga problemas secundarios causados por la diabetes.

 

Sobre el autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben
Qué es el colesterol y cómo afecta tu salud

Qué es el colesterol y cómo afecta tu salud

El colesterol es una sustancia grasa (lípido) fundamental para la vida, ya que forma parte de todas las células de nuestro organismo. La mayor parte del colesterol es producido en el hígado (75%) y el resto (25%) se obtiene a partir de los alimentos. Cuando el colesterol aumenta excesivamente en la sangre (hipercolesterolemia) es perjudicial para la salud.

¿Hay un colesterol  bueno y otro malo?

Todo el colesterol es transportado en la sangre a través de diferentes partículas (lipoproteínas), hay diferentes tipos, pero las más conocidas son las LDL y HDL. Las LDL (lipoproteínas de baja densidad) se encargan de transportar el colesterol desde el hígado a todas las células del organismo. El colesterol unido a las mismas es el llamado colesterol malo porque al ser de baja densidad se deposita en la pared de las arterias y forma las placas de ateromas que las obstruyen paulatinamente. Las lipoproteínas HDL (lipoproteínas de alta densidad) recogen el colesterol no utilizado en los tejidos y lo devuelven al hígado para su almacenamiento o eliminación. El colesterol unido a las mismas es el llamado  colesterol bueno.

¿Cuál es la causa del exceso de colesterol en la sangre?

Los trastornos del colesterol pueden ser de origen genético o secundario al tipo de alimentación, al sedentarismo, alcoholismo o algunas patologías como hipotiroidismo, diabetes tipo II, obesidad, anorexia nerviosa etc., y al tratamiento con algunos fármacos.

¿Qué síntomas produce el exceso de colesterol en la sangre?

El exceso de colesterol puede depositarse en las arterias que irrigan el corazón (coronarias), el cerebro (carótidas, vertebrales y cerebrales) y en las extremidades inferiores (iliacas y femorales).

Inicialmente le deposito del colesterol en las arterias no produce ninguna sintomatología, pero con el paso del tiempo puede reducir la luz arterial, disminuyendo el flujo de sangre que llega a los tejidos.  Esto puede traer graves consecuencias como una angina de pecho o un infarto de miocardio, un accidente cerebro vascular y la enfermedad arterial periférica de miembros inferiores. Según cuál sea la arteria que se tape.

¿Cómo trato el exceso de colesterol?

Consultando a un nutricionista, evitando el sobrepeso, aumentando la actividad física y si lo requiere aparte el médico nos dará fármacos hipolipemiantes (que reducen los lípidos) para controlar el colesterol total, los triglicéridos, el LDL (malo) y que aumente el HDL (bueno).

Como se distribuye el colesterol en los alimentos

Día a día nos encontramos con las  dudas de no saber donde se encuentra el enemigo acechante del colesterol y muchas veces no queda claro en qué alimentos está presente.

En principio es importante saber que esxiten 2 tipos de grasas las grasas Saturadas y las Insaturadas. Las Saturadas son grasas sólidas en estado natural, éstas se encuentran en las carnes de color amarillo, como la piel del pollo, los fiambres, embutidos, chacinados (chorizo, salame, mortadela), conservas de carnes como viandada o picadillo, los lácteos enteros, crema de leche, helados a base de cremas, chocolates y panificación a base de mantecas. Este tipo de grasas nombradas anteriormente son de origen animal y afectan de manera negativa el organismo llevándolo a una hipercolesterolemia.

Las grasas Insaturadas de origen NO animal se dividen en 2 grupos; Grasas monoinsaturadas que favorecen la reducción del colesterol y se encuentran en alimentos tales como el aceite de oliva, el aceite de canola y frutos secos (nueces, almendras, pistachos, etc.). También están las grasas poli insaturadas que también favorecen la reducción del colesterol y s eùeden econtrar en aceites de pescado, girasol y soja.

Por otra parte tenemos las grasas trans, que se desprende de los 2 grupos anteriores, siendo éstas aceites de origen vegetal tales como soja o girasol que han sido modificados en su estructura molecular por un proceso de hidrogenación, obteniendo las famosas grasas margarinas las cuales son muy usadas en los productos de pastelería y panificación o frituras, este tipo de grasas favorecen el desarrollo del colesterol “malo” (LDL) y están tan presentes en nuestras comidas diarias.

Es conocido que la ingesta de fibra (presente en frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, etc.) atenúa la elevación de la glucemia después de las comidas cuando se consumen carbohidratos (almidones), pero también debemos consumir este tipo de fibra antes de comidas con grasas saturadas  presentes ya que producen efecto arrastre en el lumen intestinal disminuyendo la absorción de las mismas. Con estos aportes esperemos colaborar a la formación de nuestro plato cotidiano.

Dra. Gabriela Tórtolo y Lic. Sandra Villarreal

Centro médico

Posada del Qenti

Consulte con nuestros especialistas

[fc id=’32’ align=’center’][/fc]

¿Cómo cuidarnos en estas fiestas?

¿Cómo cuidarnos en estas fiestas?

La preocupación de cómo cuidarnos y mantener el cambio de hábitos alimentarios que con tanto esfuerzo conseguimos durante el año aparece muy frecuentemente durante esta época, ya que es un periodo del año en el cual tenemos mayores reuniones sociales y familiares.

La Posada del Qenti le acerca algunos consejos:

  • Planificar por anticipado toda la alimentación de los días festivos, incluyendo colaciones, postres y bebidas; esto le permitirá disfrutar de las fiestas sin culpas.
  • Más que nunca cumplir con las 6 comidas diarias para poder ser moderados durante las comidas principales y poder servirse porciones pequeñas y no repetir los platos.
  • Debemos programar menús que se adapten a nuestro clima, utilizando variedades de frutas frescas, vegetales, comidas frías, mayonesas light, aperitivos en base a jugos naturales.
  • Comenzar con un plato de ensaladas. Así comerá menos cantidad de alimentos hipercalóricos.
  • Preferir utilizar cortes magros para preparar comidas, como: peceto, pechuga de pollo sin piel o pescado. Asados o a la parrilla, evitar rebozados o fritos. Controlar la cantidad de mariscos y frutos de mar, ya que tienen mayor contenido de colesterol.
  • Como opción de postre preferir ensaladas de frutas con salsas de yogur descremado o helado de agua..
  • Controlar la cantidad sirviendo en platos de postre.
  • Moderar el consumo de alcohol porque tiene calorías y además se pierde el control de lo que se come.

A la hora de la mesa dulce se recomienda ser bien moderado con lo que habitualmente se consume como pan dulce, budines, turrones, confites, etc. ya que éstos son altamente hipercalóricos:

  • 1 rodaja gruesa de pan dulce tiene aprox. 650 cal.
  • 1 rodaja de budín Ingles tiene 150 cal.
  • 1 paquete chico de garrapiñada tiene 140 cal.
  • 10 nueces tienen 125 cal.

En total suman 1.045 cal., por lo que una opción más conveniente puede ser:

  •  1 rodaja fina de pan dulce con 325 cal
  •  1 barrita de cereal con trocitos de chocolate o con yogur y frutas que tienen aproximadamente 120 cal.
  •  5 nueces o 10 almendras que aportan aprox. 65 cal.

Esto contiene 510 cal. aproximadamente.

Por último, no deje de beber mucho líquido, agua en especial y aprovechar los momentos de ocio para realizar caminatas al aire libre que permiten compensar los permitidos en la alimentación.

Recuerde, si esos días sale de su plan de alimentación con moderación no va a significar un aumento importante de peso pero sí, si abandona el Plan completamente.

Lic. Sandra Villarreal

Área de Nutrición

La Posada del Qenti

Consulte con nuestros especialistas

[fc id=’32’ align=’center’][/fc]