El ingrediente SECRETO de los nuevos alimentos

El ingrediente SECRETO de los nuevos alimentos

¿Dónde encontramos las proteínas?

Se asocia a las proteínas con alimentos como carnes o el huevo, ya que son alimentos fuente de este nutriente pero, ¿Son los únicos alimentos de dónde las podemos obtener?

La realidad es que también este nutriente se puede cubrir con alimentos de origen vegetal y, que si variamos las opciones elegidas, podemos obtener la misma cantidad y calidad de proteínas que la que se adquiere de alimentos de fuente animal.

  • Legumbres como arveja, lenteja, poroto, garbanzo y en particular se destaca la soja por aportar mayor cantidad de este nutriente. También se pueden incluir derivados de la soja como bebidas a base de soja, el tofu o la soja texturizada.
  • Pseudo cereales como la quinoa o el amaranto.
  • Seitán. Este alimento busca imitar a una carne en su aspecto , textura y valor nutricional. Está hecho a base de gluten que es la fracción proteica de las harinas.
  • Levadura nutricional de cerveza.

Cabe destacar que para que cada nutriente cumpla su rol de manera adecuada, es necesaria una alimentación completa y variada. Para obtener los 5 grandes grupos de nutrientes a diario, debemos incorporar en nuestra dieta: hidratos de carbono y grasas saludables junto con vitaminas y minerales. Recuerde que ningún nutriente es más importante que otro, de allí que no se aconsejan las dietas que eliminan alguno de ellos o se exagera el consumo de otro, la importancia radica en que todos estén cubiertos de manera armónica ya cada uno de ellos tiene una tarea y rol que cubrir en el organismo.

El equipo de nutrición de La Posada del Qenti personaliza cada plato en función de las necesidades individuales, priorizando la calidad de calorías a la cantidad. Controlando que su dieta sea variada, completa y equilibrada, que incluya la ingesta de frutas, vegetales y legumbres. La gastronomía se destaca por ser sana (elaborada en el momento), sin conservantes y exquisita, presentada en porciones adecuadas, utilizando verduras y hierbas frescas producidas en la huerta orgánica dentro de la reserva natural propia de más de 400 ha.

La obesidad: Enfermedad crónica en crecimiento

La obesidad: Enfermedad crónica en crecimiento

Hoy en día el mundo atraviesa más de una pandemia y una de ellas es la de la obesidad, por ello le invitamos a reflexionar sobre ella y ver que podemos cambiar de nuestra rutina diaria para estar mejor, en un cuerpo que le resulte más cómodo y sea más saludable. 

Image

La obesidad es una enfermedad muy compleja y profunda, mucho más de lo que aparenta, ya que es el resultado de múltiples aristas. Factores genéticos, ambientales, contextuales y conductuales se entremezclan y dan como resultado un desequilibrio en la forma de alimentarnos. Este desequilibrio sostenido en el tiempo resulta en el rasgo más característico de esta patología: el exceso de grasa corporal, tanto externa como interna (grasa visceral).

Lejos de centrarnos en cuestiones estéticas o  parámetros culturales, nos enfocamos en que este exceso de masa grasa acarrea a que aumente el riesgo de desarrollar hipertensión arterial, enfermedades coronarias, diabetes, accidentes cerebrovasculares, puede generar apneas del sueño, osteoartritis, afectar negativamente la capacidad reproductiva y hasta desencadenar ciertos tipos de cáncer.

¿Cuánto mejor sería nuestra expectativa y calidad de vida si esta enfermedad cobrara menos protagonismo?

En Argentina las cifras son alarmantes: 6 de cada 10 adultos presenta sobrepeso u obesidad y lo mismo sucede en 4 de cada 10 niños de edad escolar. 

¿Cómo saber si mi peso corresponde a un sobrepeso, una obesidad o un rango adecuado?

Un IMC (índice de masa corporal) por debajo de 25 nos indica un peso adecuado, un valor igual o superior a 25 determina sobrepeso y un IMC igual o superior a 30 determina obesidad? Esto se calcula fácilmente al dividir tu peso (en kg) dos veces por tu altura (expresada en metros).

Cabe destacar que este número aumenta a medida que aumenta el peso y que cobra relevancia cuando el exceso del mismo se da a expensas de masa grasa,  más aún, cuando esta se localiza en la zona abdominal.

Para prevenir el sobrepeso y la obesidad es fundamental hacer modificaciones conductuales hacia un estilo de vida saludable, es así que tanto la alimentación cuidada y nutritiva, como la actividad física, se vuelven pilares en este proceso. 

Reflexionemos acerca del hecho de que respiramos, pensamos, amamos, compartimos y crecemos, entre otras cosas, porque nuestros antepasados fueron capaces de acceder a mejores nutrientes en lugar de convertirse en alimento… no hay mucho más que evaluar… insistimos en que nutrirse  adecuadamente y estar en movimiento resultan fundamentales para sostener un buen estado de salud y mejorar la calidad de vida. La selección natural nos dio el diploma de seres humanos porque tuvimos la habilidad de conseguir buena comida.

¿Qué hábitos saludables fomentamos en La Posada del Qenti?

En el momento y contexto presente, el desafío ronda en volver a ubicar la salud donde merece estar y entender que podemos mejorarla al trabajar y aprender, poco a poco, sobre cambios que se conviertan en hábitos de vida más saludables

ImageImageImage

Hoy las personas están buscando experiencias en contacto con la naturaleza, en donde valoran el aire puro, la privacidad y el encanto del paisaje. A los pocos días de estancia en La Posada del Qenti, ya se perciben cambios notorios en el organismo, como el nivel de descanso, la energía y estado físico.

Los secretos de un buen néctar

Los secretos de un buen néctar

Se viene el calor y con el cambio de estación a primavera/verano, hay tendencia hacia los jugos de frutas o néctar de frutas y/o verduras.
Es importante tener presente que con los jugos no se aprovecha la fibra dietaria, como cuando se consume fruta fresca con su cáscara. La fibra es esencial para prevenir el estreñimiento, baja el nivel de glucosa en la sangre y produce mayor saciedad.

 

Los jugos enlatados, embotellados o congelados, contienen mucha azúcar, productos químicos, conservantes a base de sodio, algunos de ellos son calentados a altas temperaturas para ser pasteurizados lo cual alteran los nutrientes.
Es importante lavar bien los productos, ya que son expuestos a pesticidas, herbicidas y otras sustancias tóxicas.
La cantidad de jugo por día no debe ser abundante, sugerimos reemplazar 1 o 2 frutas diarias por un batido de frutas y/o verduras. En el caso de niños, se debe seguir estimulando la lactancia materna y el consumo de agua.

¿Qué sugerimos para la preparación?

  1. Utilice productos, orgánicos y frescos de estación.
  2. Lavar bien los productos antes de procesar.
  3. Se pueden usar tallos y hojas  con las frutas, con excepción de hojas de zanahoria y ruibarbo por ser sustancias tóxicas. 
  4. Se puede enriquecer este tipo de batidos con alguna leche vegetal de almendras o de avena.
  5. Agregar 1 cdta. chica por porción de semillas de amapola, chía o lino.
  6. No agregar ningún tipo de azúcar, ni de grasas.

Recetas de Jugos saludables

Zanahoria, kale, con perejil (alto contenido en betacarotenos).

Kale, espinacas, remolacha (alto contenido en ácido fólico).

Espinacas, espárragos, zanahoria (fuente de vitamina E).

Perejil, zanahoria, tallos de apio, medio diente de ajo (tónico primaveral).

Jengibre, zanahoria, manzana sin semillas (dulce, carotenos, y antioxidantes).

Piña , manzana sin semillas, jengibre (muy alcalino).

En La Posada del Qenti preparamos jugos y néctar muy nutritivos, con vegetales y frutas libres de sustancias químicas debido a que son cosechados en nuestra propia huerta orgánica en convenio con Mercado de la Tierra.

5 claves para ser más feliz y saludable

5 claves para ser más feliz y saludable

1. Alimentación saludable

Mercado de la tierra es el encargado de cuidar y mantener la huerta orgánica de La Posada del Qenti, en ella disponemos de frutas, verduras y hierbas frescas para todas las estaciones del año. Las nutricionistas recomiendan a sus huéspedes aumentar el consumo de proteína vegetal y cereales integrales. Disminuir el consumo de alimentos procesados y azúcares refinados, debido a que también pueden provocar cambios en el estado de ánimo. 

2. Un buen descanso

Para conciliar un sueño reparador, es importante seguir una alimentación saludable, no consumir alcohol, practicar ejercicio físico de manera regular y prepararse para dormir con técnicas relajantes como la respiración consciente o el yoga. Un buen descanso hará que nuestro día comience con más energía y concentración en nuestras tareas cotidianas. 

3. Ejercicio físico

Hacer ejercicio en forma regular nos permitirá controlar el peso, fortalecer los huesos, aumentar masa muscular y liberar hormonas que mejoran notablemente nuestro estado de ánimo, además de controlar el estrés.

¿Qué sucede cuando no dormimos bien?

¿Qué sucede cuando no dormimos bien?

¿Hay una forma saludable para cocinar?

¿Hay una forma saludable para cocinar?

¿Hay alguna forma más saludable de cocinar?

No hay una forma más saludable para cocinar, en realidad depende del resultado que estemos buscando. Cocinar los alimentos en poco tiempo permite que conserven sus propiedades y color, lo cual resulta fresco y estimulante. En cambio una cocción prolongada, mejora la forma en la que hacemos la digestión, incrementa la absorción de nutrientes y crea energía duradera en nuestro organismo.

Al cocinar los alimentos, es importante no pasarse en la cocción, debido a que puede aumentar el IG (índice glucémico) de los mismos.

¿Por qué decimos que cocinar es saludable?

Cocinar es mucho más que solo preparar los alimentos y servirlos. Con el tiempo y con nuevas técnicas se fue perfeccionando y realizando en formas originales y creativas hasta convertirse en el llamado: «arte culinario». Cocinar ayuda a estar más presente, y a relajar la mente y el cuerpo, por lo cual puede calmar la ansiedad y el estrés.

En La Posada del Qenti, se busca variar las técnicas de cocina en todos los platos, capturando el sabor de cada ingrediente y obteniendo la mayor cantidad de nutrientes sin agregados de grasa ni de sal, que aporten la energía y vitalidad que los huéspedes necesitan.