¿Cómo mejorar mi alimentación este 2021?

¿Cómo mejorar mi alimentación este 2021?

Alimentos caseros vs. ultraprocesados

Los nuevos estilos de vida llevaron a que la alimentación familiar pase a segundo plano, llevándonos cada vez más lejos de las comidas caseras, de las recetas ancestrales y de compartir la mesa.

Cocinar en casa tiene beneficios para la salud:

  • Reducimos el consumo de alimentos ultraprocesados, ricos en sodio, grasas saturadas, trans y azucares refinadas.
  • No tenemos disponibilidad de alimentos permanentemente, favoreciendo un ambiente seguro, lo que ayuda a evitar el picoteo constante.
  • Mejoramos el consumo de fibra alimentaria, aumentando el consumo de frutas, verduras, cereales integrales y legumbres.
  • Planificamos a conciencia los alimentos que vamos a consumir en cada ingesta, sin librar al azar las comidas, mejorando así la calidad de los nutrientes.

El aumento de la disponibilidad y consumo de alimentos ultraprocesados tiene un impacto negativo en la salud.

Sus principales resultados son el aumento del peso corporal  y patologías asociadas como enfermedades cardiovasculares, diabetes, algunos tipos de cáncer.

Te recomendamos:

  • Planificar las comidas para así tener todos los ingredientes necesarios en casa.
  • Evitar los enlatados, podes reemplazarlos por congelados, son de mejor calidad.
  • Disminuir los panificados industriales como galletitas, grisines, panes tipo lactal y reemplazarlos por opciones hechas en casa o de panadería, sin tantos conservantes.
  • Disminuí las carnes procesadas (fiambres, embutidos) y elegí las de mejor calidad.
  • Elegir agua potable o bebidas saborizadas caseras, en reemplazo de jugos de sobre o concentrados, gaseosas o bebidas saborizadas industrializadas ricas en azúcares o edulcorantes artificiales.

Empezá con pequeños cambios y mejora tu alimentación y calidad de vida día a día.

 

Lic. en Nutrición Lanzeni Sofia MP: 3672
Área de nutrición de La Posada del Qenti
¿Existe un vínculo entre el consumo de alcohol y las enfermedades crónicas?

¿Existe un vínculo entre el consumo de alcohol y las enfermedades crónicas?

La situación de pandemia que estamos viviendo nos obliga a todos a modificar nuestros hábitos y rutinas, lo que nos afecta emocionalmente y puede provocar un aumento del consumo de bebidas alcohólicas. 

El consumo de alcohol es uno de los principales factores de riesgo prevenibles de las enfermedades crónicas no transmisibles (cardio y cerebro vasculares, trastornos metabólicos, etc). 

Su consumo excesivo a lo largo de la vida produce un aumento en la acumulación de grasa abdominal, aumentando el perímetro de la cintura y, en algunas ocasiones,  aumentando el  peso corporal, dando lugar al sobrepeso u obesidad, lo que  incrementa el riesgo a padecer enfermedades.

El alcohol es una sustancia con calorías vacías.

Es importante tener en cuenta, que cuando se bebe alguna bebida alcohólica se está reemplazando alimentos potencialmente saludables con calorías que no aportan nutrientes y no son aprovechadas por el organismo.

Muchas veces, estas bebidas se asocian a otras, normalmente ricas en azúcares, como gaseosas, jugos de fruta industrializados, pulpas de fruta enlatadas, aumentando aún más las calorías vacías de la bebidas (azúcares refinadas y alcohol).

Recomendaciones para cuidar el consumo de alcohol:

  • Limitar su consumo durante la semana.
  • Considerar el alcohol como sustancia de consumo ocasional: en un cumpleaños, en una comida familiar, en un evento.
  • Cuidar la cantidad que consumimos: disfrutar la porción y no repetirla.
  • Elegir bebidas que no requieran ser mezcladas con otras ricas en azúcares.
  • Elegir la copa de alcohol o el postre, para evitar excesos en la comida.

Todos los alimentos y bebidas pueden consumirse, no existen prohibiciones, siempre cuidando la cantidad y calidad de lo que consumimos, y así nuestros cuerpos.

 

Lic. Lanzeni Sofía

MP:3672

Área de nutrición de La Posada del Qenti

El desayuno, ¿Es la comida más importante del día?

El desayuno, ¿Es la comida más importante del día?

“Desayunar como un rey, almorzar como un príncipe, y cenar como un mendigo”.

¿Tendrá algo de cierto?

Desayunar como dice la palabra (Des – ayunar) significa romper con el ayuno que se produce entre la cena y la primera comida posterior a las horas de descanso.  Cuando despertamos, tenemos una limitada cantidad de glucosa (energía) para utilizar, pasado los 45 minutos de comenzado nuestro día la cantidad de glucosa se agota y entramos en lo que se puede llamar un ayuno prolongado, si es que en ese tiempo no hemos desayunado, en el cual nuestro cerebro  detecta esta falta de “combustible” y entra en un estado de alerta ya que necesita guardar la mayor cantidad de energía porque no sabe cuándo va a poder reponer las reservas perdidas.  Como consecuencia de esto cuando volvemos a consumir un alimento nuestro organismo lo almacena como grasa (que es una reserva de energía más grande que la de glucosa) para que en futuras ocasiones que ocurra lo mismo tenga reservas  para obtener energía. 

Todo este proceso trae grandes consecuencias para nuestro organismo ya que comenzar la jornada sin nada en el estómago se relaciona con una menor capacidad de concentración y rendimiento intelectual, peor humor y sensación de cansancio, favorece el estreñimiento y aumenta el riesgo de obesidad, diabetes e infartos

Una excusa muy común entre aquellos que no toman nada por la mañana es que cuando se levantan no tienen hambre. ¿Se han parado a pensar que quizá cenan demasiado? Durante la noche se retrasa el vaciamiento del estómago, lo que ralentiza el tránsito intestinal. 

Cuando la cena se hace tarde y muy copiosa, es lógico levantarnos con pocas ganas de comer, pero, si no comemos nada por la mañana se contribuye a perpetuar el círculo vicioso ya que se ha demostrado que las personas que no desayunan tienen mayor acumulo de apetito a lo largo del día, en especial durante la tarde/ noche.

Una de las características de las personas que consiguen perder peso y mantenerlo es precisamente que hacen un buen desayuno. Cuando hay un ayuno prolongado y luego comemos mucho, es más fácil que esas calorías se acumulen en forma de grasa. Para mantener el equilibrio hay que hacer, al menos, cuatro comidas al día (desayuno, almuerzo, merienda y cena).

 ¿Qué se considera hacer un buen desayuno? 

Un buen desayuno debe estar compuesto por:

  • Un producto lácteo, puede ser leche, yogurt, quesos o huevo ya que nos aportan proteínas e alto valor biológico y contribuyen a darnos mayor saciedad.
  • Cereales (panes integrales, de salvado, multicereal, frances, copos de maiz o fribras ), alimento clave que provee carbohidratos como fuente de energía y proteínas para mantener músculos y otros órganos. 
  • Frutas, llena tu día con vitaminas y antioxidantes. Las frutas también te aportan fibra, esenciales para una buena digestión. 
  • Agua, es importante siempre comenzar a hidratarnos de a poco desde que empezamos nuestro día para así lograr consumir los 2 litros de agua por día.

En conclusión, el desayuno es la comida más importante del día ya que nos permite proveer a nuestro organismo de nutrientes y energía para mantelo activo el resto del día. 

…y vos, ¿Ya desayunaste hoy?

Lic. Danila Macaren Alonso

M.P.: 4079

Área de nutrición de La Posada del Qenti

 

¿Qué comer en época de festejos?

¿Qué comer en época de festejos?

Cuando hablamos de las fiestas, casi siempre pensamos en qué vamos a comer, tomar, qué postre rico vamos a probar, qué vamos a picar… todo se resume en la comida.

Si bien es un día festivo, especial, siempre es importante tener presente que la alimentación saludable se basa en la cantidad y calidad de alimentos que ingiero, y las fiestas no deberían ser un día muy distinto.

Les compartimos algunas recomendaciones para no perder el rumbo estos días.

  • No saltear ninguna comida: si hacemos las 3 comidas previas, no  llegamos con tanta hambre a la cena.
  • Incluir en el plato navideño o de fin de año vegetales de todo tipo y color: crudos, cocidos, salteados, en ensaladas, budines.
  • Incluir postres frescos a base de frutas de estación: ensaladas de fruta sin agregado extra de azúcar, frutas en ensaladas agridulces, creps rellenos de frutas flambeadas o frescas, postres frutales (cremita de naranja y chocolate, de frutilla con colchón de arándanos).
  • Hacer una picada saludable y pequeña: bruschettas de pan integral, humus de legumbres (lenteja, garbanzo, porotos blancos), pasta de berenjena asada, guacamole, tomates cherry con cubitos de queso, escabeche de vegetales.
  • Moderar el consumo de bebidas azucaradas o industrializadas, podemos hacer limonada fresca con menta, jengibre, agua saborizada de frutas caseras. Siempre que se pueda endulzándolas lo menos posible.
  • Moderar el consumo de alcohol, mejor dejar la copita para el momento del brindis.
Disfrutemos la comida y el festejo sin excesos, en las fiestas también es posible comer rico y sano.

 

Lic. en Nutrición Lanzeni Sofía MP: 3672
Área de nutrición La Posada del Qenti
¿Cómo cuidar nuestra piel en tiempos de pandemia?

¿Cómo cuidar nuestra piel en tiempos de pandemia?

Diversas investigaciones han comprobado que el envejecimiento de nuestra piel no solo se debe a factores genéticos y al paso de los años sino también a otros factores tales como el estrés, la mala alimentación y en actualidad; el uso del barbijo cotidiano, además del tiempo prologando frente a las pantallas de la televisión, el celular y la computadora también han afectado nuestra piel.

Entre las afecciones de la piel más comunes podemos encontrar el “maskne” o “acné por mascarilla/barbijo” o “de fricción” que se produce como resultado de la fricción mecánica de un tejido contra la piel y es común verlo en los profesionales dentro del área de la salud o en los deportistas o aquellas personas que deben utilizar el barbijo durante todo el día. Nuestra piel respira menos debido a que cuando respiramos o hablamos, el barbijo atrapa el aire caliente lo que genera un ambiente favorecedor para el crecimiento de bacterias en la piel de tal manera que la fricción del barbijo acentúa los brotes de acné.

También el uso del barbijo nos puede generar más sensibilidad en la piel, alergias, dermatitis irritativa y piel más seca.

Para que esto no ocurra o para poder mantener una piel sana es importante poder realizarnos una limpieza facial completa por lo menos 1 vez a la semana o cada 10 días según el estado y tipo de piel que tengamos:

1. Limpiar y desmaquillar: Hoy en día existen múltiples opciones de productos tales como cremas de limpieza, geles, espumas, toallitas, emulsiones, agua micelar, etc. Va a depender de nuestro tipo de piel y de nuestros gustos. La función seria poder eliminar aquellos restos de maquillaje, partículas del ambiente y el residuo acumulado que va generando la piel durante el día.

2. Exfoliar: Sirve para el rejuvenecimiento facial ya que se remueven las células muertas y las impurezas tales como los famosos puntos negros. Va a depender del tipo de piel la elección de exfoliantes con gránulos más gruesos (piel mas gruesa) o más finos y diluidos (piel más fina, sensible).

3. Tonificar: Los tónicos tienen como función principal descongestionar, hidratar, tonificar, regular el ph de nuestra piel. Encontramos distintos tipos como los emolientes para hidratar, astringentes para pieles grasas, descongestivos, entre otros. Nos va a servir sobre todo cuando nos queda la piel enrojecida como después de una exfoliación, sol o algún tipo de alergia.

4. Máscara: Hay muchas opciones pero hay que elegir de acuerdo con nuestro tipo de piel, estación del año y gusto. Máscaras descongestivas como las cítricas, de aloe vera o de manzanilla se utilizan mucho en verano. Se dejan aprox 15 minutos o más.

5. Crema: Hay cremas nutritivas, humectantes, hidratantes, etc. Vamos a elegir según la función que queramos que realice en nuestra piel. Las hidratantes sirven para aportar agua a nuestra piel, se utilizan más en pieles envejecidas. Las humectantes como el nombre lo dice, mantienen la humedad en nuestra piel por lo que se utilizan en pieles más jóvenes o aquellas que están menos deshidratadas y las nutritivas tienen nutrientes como vitaminas, minerales, componentes lípidos (grasas) por lo que se recomiendas más para pieles secas.

Ante el uso habitual del barbijo, nuestra piel se reseca por lo que se recomienda aplicar crema hidratante todos los días para recuperar los componentes y el agua de la piel (antes y después del barbijo).

Algunas recomendaciones generales que hay que tener en cuenta:

1. No dejar de cuidarse el rostro

Aquellas personas que presentan afecciones dermatológicas como el acné o dermatitis irritativa deben cuidarse mucho más y seguir estrictamente sus rutinas de cuidado habitual. Siempre utilizar factor de protección solar: El barbijo no protege de los rayos solares por lo que se recomienda utilizar FPS mínimo de 30 y si tenemos piel muy sensible de 50 para arriba.

2. Evitar el uso de maquillaje

El maquillaje puede ser ocluir y obstruir los poros de la  epidermis: Si no es posible se recomienda el uso bases fluidas.

3. Ir cambiando de barbijo

Si el barbijo nos produce problemas cutáneos, probar de diferente material. También es beneficioso ir cambiando de modelo para que apoyen o rocen en zonas diferentes y evitar lesiones. Los más recomendados son los de algodón. Si la piel se irrita utilizar alguna crema descongestiva o colocar algodón en las zonas de presión.

4. Lavarse siempre las manos

Es importante lavarse con agua y jabón de manera frecuente y durante al menos 20 segundos: Esto nos va a ayudar a prevenir infecciones como la covid ya que destruye la cobertura lipídica del virus. El jabón no debe ser demasiado desengrasante y  tiene que respetar el pH de la piel.  Hay que Secarse muy bien las manos para que no queden restos de humedad entre los dedos.  Por último hidratarlas frecuentemente: Utilizar cremas de manos hidratantes, calmantes o reparadores.

 

Melody Cane.

ÁREA DE ESTÉTICA Y COSMEATRÍA DE LA POSADA DEL QENTI
Spa científico: la reivindicación de un sector pujante

Spa científico: la reivindicación de un sector pujante

Dentro del marco del Congreso de Estética Mundial 2020, este año en edición totalmente online; se presento este 18 de noviembre, una mesa de disertación sobre un tema en auge y en pleno crecimiento: el Spa Científico.

Esta mesa puso las bases para introducirnos en el sector Spa, que años tras año se reivindica gracias al trabajo incesante de profesionales que en base a un enfoque científico y serio vuelven a ponerlo en el centro de la escena internacional, y que la pandemia mundial no solo no detuvo; si que hoy se propone como una alternativa de control, tratamiento y prevención para los pacientes.

Para conversar sobre la problemática y los desafíos que enfrenta el sector, el panel control con destacados profesionales en diferentes campos. El Dr. Hugo Ficosecco (Argentina, Presidente en Asociación Latinoamericana de Termalismo), el Lic. Alí Taján (Colombia, Profesional en Administración de Empresas, Especialista en Estética Integral), el Lic. Eduardo Finci (Argentina, presidente de la Asociación Americana de Spa), y desde Uruguay Claudia Rodríguez Antelo (Terapeuta holística/Psicóloga Social) y Lidia Morus (química farmacéutica). Moderando la mesa se encontraba el Director de Estética Mundial, Lic. Fernando Ficetti

La Posada del Qenti, presente como todos los años en este evento, conto como representante al Dr. Christian Leiva, Médico cirujano y gerontólogo, director del centro médico de nuestra institución.

En un ambiente muy cordial y relajado se expusieron los temas principales, poniendo de manifiesto que La Posada del Qenti sigue siendo un referente y líder en el sector. Esto quedo marcado por algunos puntos como:

  • La profesionalización de su destacado equipo de trabajo interdisciplinario, donde se incluyen médicos, nutricionistas, psicólogos, masoterapeutas, esteticista, profesores de educación física, y terapeutas holísticos.
  • La gran personalización de cada uno de los pacientes, con un seguimiento constante y adaptado a las necesidades.
  • Los protocolos de seguridad de alta eficiencia, que pueden ofrecer un ambiente completamente seguro pero a la vez funcional.
  • La adaptación de tecnologías de última generación, como el escáner 3D y métodos de bioimpedancia.
  • El contar con un lugar privilegiado en las sierras de Córdoba y a su vez con una infraestructura moderna y sumamente completa.

Estos y otros atributos, hacen que los Spa científicos conformen una nueva base, en donde los pacientes puedan acudir para mejorar su salud de forma completamente integral, atendiendo todas sus necesidades; pero dentro de un marcos de seguridad y que permita mejorar las defensas; un punto fundamental en épocas de pandemia; y donde instituciones como La Posada del Qenti adquieren un rol de gran importancia.