Colesterol: no le echemos la culpa al huevo

Colesterol: no le echemos la culpa al huevo

Hace unos años el consumo de huevo y otros alimentos estaban demonizados, pero en la actualidad vamos derribando mitos y enseñando a que no hay alimentos buenos
y malos, sino que es necesario aprender a consumirlos.

El huevo tiene colesterol!!! Si, como todos los alimentos de origen animal, pero el efecto que el colesterol dietético (el ingerido a través de los alimentos) ejerce sobre los niveles de colesterol plasmático (el presente en la sangre) en personas sanas es mínimo y depende en gran medida de factores individuales como la genética, el peso corporal o los hábitos de vida (actividad física y tabaquismo).

En su composición, el huevo contiene ácidos grasos saturados (AGS) en un 35%, y en un 65% insaturados (monoinsaturados y poliinsaturados). Es decir, es uno de los alimentos de origen animal con mejor composición grasa.

Es rico en proteínas de alto valor biológico y no contiene hidratos de carbono.

El consumo de huevos también puede contribuir a la prevención de la enfermedad cardiovascular, tanto por su aporte nutricional como por sustituir a alimentos con mayor contenido en grasas saturadas y calorías (cortes de carne con mucho contenido de grasa, carnes procesadas), que tienen un impacto negativo en la salud.

Es un alimento indispensable para que las dietas (ovo-lacto) vegetarianas sean completas, por su elevado aporte de vitaminas B12 y D, y otros nutrientes (folato, hierro, zinc) que suelen estar menos presentes o biodisponibles en los alimentos de origen vegetal.

Se puede consumir hasta 1 huevo por día de diversas maneras como soufflé, tortillas, poche, en ensaladas, en rellenos y muchas formas mas.

Lic. Sofia Lanzeni – MP: 3672

Área de Nutrición

Posada del Qenti

Viví el 2020 pleno y saludable

Viví el 2020 pleno y saludable

Cada vez que comienza un nuevo año, uno se propone un montón de metas a cumplir, con expectativas de que todo sea inmediato. Uno escucha: “Este año si o si hago dieta”, “Me voy a matar en el gimnasio”, “A partir de mañana dejo las harinas”, “Para marzo tengo que bajar 15 kilos si o si”, “Me comí todo en las fiestas, mañana hago ayuno”. Como estas frases, así y muchas más!

Sin embargo, te proponemos que te pongas como objetivo cambios en tu estilo de vida y de forma progresiva y permanente. ¿Cómo lo podemos hacer?

Observá cómo es un tu día, tu rutina, y presta atención a las cosas básicas: alimentación, agua y gaseosas, actividad física, uso de pantallas y momentos de estrés:

  • ¿Cuantas comidas principales al día haces? Si notas que haces menos de 4, comenza a proponerte de a poco a hacer desayuno, almuerzo, merienda y cena hasta que se forme un hábito diario.
  • Ahora que hace calor fíjate cuanto líquido tomas, de esa cantidad cuanto es agua, cuanto de gaseosa y cuanto de jugos y terere. Tené presente que el agua es lo que realmente hidrata, por eso debemos tomar 2 Litros de agua al día como mínimo para todas nuestras funciones vitales.
  • ¿Comes frutas? Si no comemos, comencemos a incorporar de a poco una por día hasta llegar a consumir tres.  Esta es la época indicada para que le agarres el gusto por las frutas, aprovechá las ensaladas de frutas, los licuados, los jugos.
  • Experimenta combinaciones nuevas en los platos, que tengan muchos colores donde la mitad de él, sean verduras. Que las porciones no sean muy grandes, un detalle a tener en cuenta es que el tamaño de los platos sean medianos, como los platos tamaño postre.
  • Si no haces actividad física, busca una actividad que te gusta y te mantenga en movimiento. Fijate si es al aire libre, en un gimnasio, baile, etc. QUE SEA LO QUE PUEDAS Y TE GUSTE. Empezá a incorporarlo en tu vida cotidiana. El tiempo siempre es el problema, pero algo para reflexionar: ¿Cuántas horas en total en el día usamos el celular y las pantallas como computadora y televisión?
  • Las situaciones estresantes abundan en el día a día, y eso afecta a la salud. Tratemos de disfrutar nuestros momentos libres para desconectarnos de todas las cosas que nos preocupan y dedicarnos un rato a nosotros mismos.

Lic. María Belén Soria Urizar – MP 4047

Área Nutrición

La Posada del Qenti

 

10 tips para una alimentación saludable en el verano

10 tips para una alimentación saludable en el verano

Comidas a fuera de hora, aperitivos con los amigos, más vida social, mayor consumo de alcohol y reuniones que nos invitan a picar y pecar son parte de la vida veraniega que nos atrapa en esta epoca. Entonces ¿qué hacer para no sumar kilos de más? te dejamos 10 claves a tener en cuenta.

  • Realizar 4 comidas al día (desayuno, almuerzo, merienda y cena)
  • A lo largo del día beber al menos 2 litros de líquidos, sin azúcar, preferentemente agua.
  • Combinar alimentos de todos los grupos todos los días, verduras, frutas, legumbres, cereales, leche, yogur o queso, huevos, carnes y aceites. Recordemos que en la variedad esta la buena alimentación.
  • Consumir al menos medio plato de verduras en el almuerzo, medio plato en la cena y 2 o 3 frutas por día.
  • Incluir 3 porciones al día de lácteos siempre descremados. Utilizar la leche y el yogur para hacer licuados de fruta, el queso para agregarlo en cubos a una ensalada, etc.
  • Incluir cereales integrales y legumbres por lo menos dos o tres veces a la semana. Utilizarlos para preparar cenas livianas y frescas (ensalada de poroto aduki, tomate disecado al horno, rùcula y palta), masas integrales de wraps rellenos de verdura.
  • Para condimentar las verduras utilizar aceite de oliva, canola, maíz o girasol, siempre midiendo la cantidad (1 o 2 cucharadas soperas por día), preparar vinagretas con jugo de limón o naranja y semillas.
  • Cocinar sin sal, limitar el agregado en las comidas y evitar el salero en la mesa, para reemplazarla utilizar condimentos de todo tipo (pimienta, perejil, ají, pimentón, orégano, etc.)
  • Evitar picotear entre las comidas, si tenemos hambre, incluir una colación saludable (fruta, yogur descremado, licuado, un puñado de frutos secos, gelatina, compotas, etc)
  • Mantener una vida físicamente activa, evitando los golpes de calor.

Lic. En Nutrición Lanzeni Sofia

MP: 3672

Área de nutrición La Posada del Qenti

5 beneficios del verano para tu salud

5 beneficios del verano para tu salud

Para muchas personas el verano es sinónimo de alegría y bienestar, debido a que es época vacacional y una oportunidad para salir de la rutina, sin embargo, existen otros beneficios del verano para tu salud. ¡Aprovéchalos!

Con el verano llegan los días soleados y calurosos, clima que te puede ayudar a reponer tus niveles de vitamina D, necesaria para una salud óptima, ya que fortalece tu sistema inmune, acelera tu metabolismo y fomenta un mejor estado de ánimo.

De acuerdo con información publicada en The Huffington Post, existen otros beneficios del verano para tu salud, que puedes aprovechar cualquier día de la semana, en compañía de tus seres queridos.

1. Mantener tu corazón saludable. Una investigación del Instituto del Corazón del Hospital Buen Samaritano de Los Ángeles sugiere que las personas tienen 36% más probabilidad de morir en invierno por un ataque al corazón que en verano.

2. Reduce el estrés. Como es temporada de vacaciones, tu estado de ánimo mejora y vives más relajado. Salir de la rutina para descansar te protege de lasenfermedades cardiacas y te llena de motivación, de acuerdo con un estudio realizado por Expedia.com.

3. Previene infecciones. El sudor que se genera por el calor ayuda a liberar a tu organismo de toxinas y mantiene tu piel libre de bacteria y hongos. Incluso, mejora tu circulación y abre los poros, por lo que una buena limpieza mantendrá alejado al acné.

4. Alimentación fresca. El verano es época de alimentos nutritivos, frescos y  bajos en calorías que te llenan de antioxidantes y vitaminas; ideales para prevenir el envejecimiento prematuro, la diabetes, bajar el colesterol y frenar el deterioro cognitivo.

5. Actividades saludables. ¿A quién no se le antoja nadar en las tardes deverano? Este ejercicio te ayuda a mantenerte en forma, porque ocupas cada músculo de tu cuerpo para avanzar dentro del agua. Además, mejora tu estado de ánimo, alivia la depresión y puedes compartir un momento agradable con tus seres queridos.

Disfruta al máximo esta temporada y cuida tu salud para tener una mejor calidad de vida. Si no puedes salir de vacaciones, aprovecha cada minuto que tengas libre para disfrutar del sol y llenarte de energía. Y tú, ¿cómo gozas los días de verano?

Fuente: salud180.com

Súper alimento: La Chía

Súper alimento: La Chía

La semilla de chía contiene alrededor de 40% de carbohidratos; de los cuales 30% son fibra insoluble, 3% fibra soluble y el resto son almidones esenciales. Cuando una cucharada de chía es mezclada con agua y puesta a reposar durante algunos minutos, se formará un gel sólido, esta reacción se debe a la fibra soluble de la semilla, ayudando en el organismo a la digestión

  • Enlenteciendo la absorción de los carbohidratos.
  • Manteniendo los niveles de azúcar en sangre.
  • Aumentando la sensación de saciedad.
  • Favoreciendo el tránsito intestinal.

¿Qué nutrientes contiene?

  • Proteínas
  • Minerales como: Calcio, potasio, hierro
  • Vitaminas antioxidantes
  • Omega 3
  • Fibra alimentaria
  • No contiene gluten

Galletas con semillas de chía: una buena manera de incorporarla a tu dieta

Ingredientes:

  • 100 gramos de harina de trigo  integral
  • 150 gramos de avena en hojuelas
  • 2 cucharadas soperas de semillas de chía
  • 4 cucharadas soperas de miel
  • 1/2 taza de leche

Procedimiento:

  • Mezclar la harina con la avena en un bowl.
  • Hidratar las semillas de chía con media taza de agua hasta que forme una especie de gelatina.
  • Añadir la mezcla de chía con agua, la leche y la miel.
  • Mezclar todo hasta obtener una masa muy espesa y homogénea.
  • Refrigerar la masa durante una hora.
  • Hacer las galletas y colocarlas en un molde previamente enharinado, cocinar a fuego medio de 8 a 10 minutos.

Lic. En Nutrición Lanzeni Sofia MP: 3672
Área de nutrición La Posada del Qenti

La importancia de la fibra en nuestra alimentación

La importancia de la fibra en nuestra alimentación

La fibra dietética, también conocida como fibra alimentaria o alimenticia, incluye las partes de los alimentos vegetales que el cuerpo no puede digerir o absorber.Es de origen vegetal por lo que se encuentra en verduras, frutas, legumbres y cereales integrales.

Sin embargo, actualmente con el avance de la tecnología e industria, se ha logrado incorporar fibra a diferentes productos. De esta manera, se pueden encontrar lácteos, pastas o galletitas con una cantidad considerable de fibra alimentaria.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPAs) se recomienda consumir 5 porciones de frutas y verduras al día además de optar siempre que sea posible, cereales integrales e incorporar legumbres. De esta manera estaríamos consumiendo los 20 – 30 gr diarios de fibra diario que se recomienda.

Recomendaciones para aumentar el consumo de fibra:
• Consuma frutas y verduras con cáscara o piel, ya que tienen un gran contenido de fibra.
• Elija consumir la fruta entera y no solo sus jugos. El jugo de frutas tiene menor cantidad de fibra que la fruta entera.
• Tener en cuenta el tiempo de cocción. Recuerde que cuanto más cocine el alimento, menor será su contenido de fibra.
• Incorpore semillas de lino, chía, sésamo, u otras, en sus comidas. Las semillas tienen gran cantidad de fibra.
• Consuma panes y galletitas elaboradas con harinas de granos enteros.
• Prefiera las versiones de panes, arroces o pastas integrales antes que sus versiones refinadas.
• Incorpore en su alimentación las legumbres como lentejas, arvejas, porotos, garbanzos.

Lic. María Belén Soria Urizar – MP.4047

Área de Nutrición

La Posada del Qenti