Especial 9 de Julio: Locro Saludable

Especial 9 de Julio: Locro Saludable

¿Se puede comer un locro rico y a la vez saludable? Las especialistas en nutrición de Qenti Medical nos dicen que sí y también nos enseñan como prepararlo. Te proponemos una versión reducida en grasas, con más fibras, mayor contenido de verduras y legumbres, bajos niveles de sodio y proteína de alta calidad, además es fácil y mucho más rápido que el locro tradicional.

Por eso, si sos hipertenso, tenés sobrepeso, colesterol elevado, problemas cardiovasculares o renales, si sos celíaco o simplemente querés cuidarte y cuidar a tu familia: esta receta ¡es para vos!

Ingredientes

Caldo:

  • 1/2 Cebolla
  • 1/2 Puerro
  • 1 Zanahoria
  • Verduras que tengas en casa

Salsa:

  • 1 Cebolla
  • 1 Cebolla de verdeo
  • 1 Cucharada de pimentón y ají molido

Locro:

  • 3 Bifes de bola de lomo
  • 300 Gramos de jamón cortado en dados
  • 1 Cebolla
  • 1 Puerro
  • 2 Choclos
  • 2 Kg de Zapallo hecho puré
  • 2 Cucharadas de comino
  • 1/4 Kg de porotos
  • 1/4 Kg de garbanzos
  • Aceite en spray y sal

Receta

1) Caldo: Hervir en 1 litro de agua, cebolla, zanahoria, verdeo y cualquier verdura que tengas en la heladera.

2) Salsa:  Freír en aceite vegetal cebolla y cebollita de verdeo. Agregar pimentón y ají molido. Hidratar con el caldo, salpimentar a gusto.

3) Locro:

  • Dorar en una sartén los cubos del jamón y a continuación sellar los bifes de carne (vacuna o de cerdo) magra. Trozarlos y reservar.
  • Preparar un fondo de cocción con cebolla, cebolla de verdeo y puerro.
  • Desglasar con caldo y agregar a esta base aromática los bifes y el jamón cubeteados.
  • Agregar las legumbres (choclo dulce, porotos, garbanzos etc.), caldo y el puré de zapallo.
  • Unir y condimentar con sal, pimienta y comino. Cocinar durante dos o tres horas.
  • Servir junto a la salsa y decorar con verdeo.
El uso (y abuso) de la tecnología en cuarentena: consejos para una alianza sin apego

El uso (y abuso) de la tecnología en cuarentena: consejos para una alianza sin apego

Aislados pero hiperconectados. Así estamos todo el día en casa, con el celular encima, home office full time y la vida social a través de una pantalla. En esta nota, el “manual de uso” saludable de la tecnología, con las claves y consejos de un especialista.

Los humanos somos seres sociales y necesitamos relacionarnos de alguna manera para subsistir, más bien para existir.

Dado que el aislamiento preventivo se basa principalmente en disminuir el contacto físico entre las personas y evitar el contagio del virus COVID-19; es que buscamos la manera de seguir relacionándonos evitando el contacto físico.

Hemos naturalizado el uso de la tecnología con cierta rapidez y facilidad, adaptándonos a la realidad que nos toca y aceptando esta nueva forma de vincularnos virtualmente.

Así empieza su columna exclusiva para Para Ti el ingeniero y coach Miguel Cané,  Gerente General de La Posada del Qenti, Centro de Bienestar Médico pionero en Argentina en Tratamientos Personalizados para el Cambio de Hábitos.

El celular, el nuevo barbijo virtual

Leemos las noticias por internet desde el teléfono, trabajamos desde la computadora, realizamos compras online, charlamos con nuestros seres queridos por videollamada y hasta festejamos un cumpleaños en una videoconferencia. Hoy la tecnología se ha vuelto una aliada.

El teléfono móvil se ha transformado en un elemento esencial, de hecho el 80 % de las personas en el mundo poseen uno. Incluso es más importante que la higiene personal ya que solo el 70% tienen a su alcance un cepillo de dientes (fuente: Jorge Seoane, de SAP BDM Mobil).

Antes del comienzo de la pandemia, el uso promedio de estos dispositivos era de 5 horas diarias, chequeándolo un promedio de 110 veces al día. Hoy se estima que, a causa del aislamiento, habría aumentado más del 60%.

La pantalla del teléfono se ha convertido en una ventana a través de la cual podemos conectarnos con el mundo, fuera de las paredes del encierro y sin riesgo al contagio.

El celular es hoy el nuevo barbijo virtual. Esta nueva forma de comunicarnos a través de mensajes de voz, videos, fotos y emoticones, está reemplazando a nuestra auténtica manera de relacionarnos.

Un beso pasó a ser un emoticón, un saludo se transformó en un mensaje de audio atemporal y un hermoso atardecer en una foto. En la era de los memes, la pandemia digitalizó nuestras emociones.

24 horas de mensajes de Whatsapp

Los adultos enviamos normalmente más de 50 mensajes de Whatsapp por día mientras que los adolescentes mucho más que el doble. Esto aumentó hasta un 120%, porque hoy casi la totalidad de nuestra comunicación es utilizando un medio tecnológico.

Nuestra necesidad de relacionarnos y sentirnos hasta llevó a los científicos a sugerir la práctica de sexo virtual, para reemplazar el contacto físico-amoroso.

Los peligros de la tecnodependencia

Lo que en algún momento supuso un avance tecnológico en compromiso de mejorar la comunicación del ser humano, y que antes de la pandemia nos  esclavizaba, hoy es un aliado de doble filo.

Por otro lado, esta ventana que nos permite comunicarnos con otras personas nos genera una dependencia peligrosa que nos podría afectar física, mental y emocionalmente.

La tecnología por un lado nos ayuda a relacionarnos, y por otro, si la usamos excesivamente, nos daña. A este uso excesivo es a lo que en La Posada del Qenti denominamos “Tecnologinitis”.

Tecnologinitis: la amenaza de una nueva pandemia

Esta nueva dependencia está generando consecuencias graves a nuestra salud, con afecciones en algunos casos irreversibles.

Tendinitis, dolor en cuello y espalda, síndrome del túnel carpiano, ojo seco, dificultad para respirar, dolores de cabeza, insomnio, estrés, vértigo, fatiga y mala digestión son solo algunas de las secuelas relacionadas al uso excesivo de la tecnología.

Hasta la postura corporal está cambiando. El uso permanente del teléfono requiere una nueva forma de pararse, con el cuello inclinado hasta los 60°, lo que equivale a llevar sobre la cabeza 27 Kg de peso.

Por supuesto, además de generar implicancias físicas, la “tecnologinitis” deriva en peligrosas conductas sociales.

“Adictos” al celular y a las redes sociales

La dependencia a las redes sociales genera una ansiedad comparable a la que sufren algunos adictos a las drogas. También aparecen afecciones nuevas como la “Nomofobia” que surge del inglés “no mobile phobia” y está define así al temor intenso e irracional que aparece cuando una persona no tiene su teléfono cerca.

“Ringxiety” es otra palabra nueva relacionada a la adicción al ringtone del smartphone, sobre todo cuando una persona escucha que el teléfono sonó cuando en realidad nunca lo hizo.

“Fomofobia” viene de “fear of missing out”, o sea, el miedo exagerado a perderse de algo que esté sucediendo en las redes.

Pérdida de placer, problemas de pareja y rotura del vínculo familiar son otras de las consecuencias graves que genera la adicción a la tecnología (recientemente declarada como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud).

Un año de soledad (con el celular en la mano)

Pero quizás lo más grave de todo, es que el uso desmedido del teléfono, disrumpe la soledad, amputa la posibilidad de estar realmente solos, de aburrirnos, de pensar en pensar.

Con el teléfono en la mano y el mundo adentro de él, el concepto de soledad ha quedado disminuido a meramente una condición técnica geográfica.

El hecho de no aburrirse elimina todo tipo de requerimiento creativo haciendo que nuestro cerebro ya no tenga la necesidad de crear. La repetición de este hábito está disminuyendo notablemente nuestra capacidad creativa y lo que es peor aún, el uso de las herramientas del teléfono está reemplazando a los razonamientos que antes teníamos, poniendo en riesgo la evolución de nosotros como personas.

La capacidad de orientarnos ha sido reemplazada por el GPS, la memoria visual por las fotos, la lista del súper por un block de notas digital, la agenda por el calendario, el saber por google, la habilidad de hablar un idioma por el traductor automático, el despertador por la alarma y así podríamos seguir con un listado enorme de habilidades que el uso de la tecnología le está robando a nuestro cerebro.

Por supuesto que somos conscientes de todo esto a tal punto que hemos hecho una tregua con la tecnología, la cual hoy se ha vuelto primordial para sobrellevar el aislamiento, a pesar de las consecuencias que trae el exagerado uso que hoy le damos, más por necesidad, que por placer.

Consejos contra los efectos del uso excesivo de la tecnología

La “tecnologinitis” es un mal necesario que vamos a tener que solucionar a medida que volvamos de a poco a los hábitos normales, priorizando el contacto humano por sobre lo virtual.

Mientras tanto, debemos complementar el uso de la tecnología con la actividad física y generar hábitos saludables para minimizar las consecuencias negativas del uso excesivo de la tecnología.

Activar las notificaciones de llamadas y mensajes que realmente requieren de nuestra atención, evitando así los ruiditos molesto que invaden nuestros valiosos momentos de paz.

Salir de los grupos de Whatsapp que estamos por compromiso. De nada sirve estar por estar cuando miles de mensajes repetitivos no aportan nada a tu vida. Con educación y sin romper el vínculo personal uno puede salirse de los grupos que no suman contenido útil y que encima pueden ser transmisores de las famosas “Fake News”.

El aire de las Sierras de Córdoba, tan puro que sana

El aire de las Sierras de Córdoba, tan puro que sana

Históricamente, las sierras cordobesas -y en especial el Valle de Punilla-. se han destacado como un punto ideal para el tratamiento de enfermedades respiratorias por las cualidades de su aire.

Miguel Cané, director general de La Posada del Qenti, aseguró a El Diario: «El ozono es el desinfectante más potente contra el coronavirus y todo tipo de microorganismos según la Organización Mundial de la Salud. La capacidad del ozono para combatir a los virus se basa en su poder oxidante. Su uso como desinfectante se basa en su poder para oxidar a otros compuestos, al robarles electrones. Esto le convierte en un agente muy eficaz para luchar contra un gran número de microorganismos, aunque no todos son igual de susceptibles. El ozono también es biocida (elimina organismos vivos) debido a su poder oxidante y por ser muy reactivo con proteínas, lípidos, membranas biológicas y, en general, con materia orgánica. Si lo comparamos con otros productos oxidantes es más potente que el cloro, que es un desinfectante tradicional, y la propia agua oxigenada. Esto define al ozono indudablemente como en un posible candidato para limpiar las superficies de coronavirus».

«Estoy convencido que si logramos probar científicamente estas observaciones, el ozono podría ser muy beneficioso para la prevención y cura de esta pandemia en nuestra provincia, nuestro país, y el mundo»; puntualizó.

Antes del descubrimiento de los antibióticos a mediados del siglo XX, las condiciones climáticas de las sierras de Córdoba (por su carga de ozono) permitieron la cura de enfermos de vías respiratorias y en especial la tuberculosis. «El reconocimiento que poseía la terapia climatérica en el tratamiento de la enfermedad creó condiciones para que desde fines del siglo XIX hasta mediados del siglo XX, se desarrollara en esta zona de Argentina un importante flujo migratorio de «enfermos de pecho», fundamentalmente desde otras provincias del país»; explicó Cané.

Asimismo, también fueron numerosos los pacientes asmáticos (entre ellos, Ernesto «Che» Guevara) que eligieron el Valle de Punilla y los cordones serranos para mitigar los efectos del asma. «Seguramente hay muchísimas personas que acudieron a beneficiarse del poder sanador del aire ozonizado en nuestras sierras de Córdoba, y darán fe como yo, de esta cualidad tan beneficiosa para la salud. Yo nací en 1948, en Pilar (Córdoba), asmático y con riesgo de muerte. Para ese entonces las reconocidas propiedades sanadoras del aire de las sierras hicieron que mi abuelo me llevase muchos fines de semana y las vacaciones completas a Cuesta Blanca, pues ya se conocían los efectos curativos del aire puro y sano para mi enfermedad. Siete años después y dada la benevolencia del aire ozonizado que respiraba, no solo mejoré mi salud, sino me curé definitivamente»; recordó el director general de la Posada del Qenti.

El último punto sobre el que Cané sostiene su tesis, se encuentra vinculado al reciente brote de COVID-19 en Icho Cruz. El virus fue contraído por una mujer en una intervención quirúrgica en el Hospital Italiano de Córdoba, contagiando a su marido y dos de sus tres hijos. La familia no guardó el cuidado correspondiente y tuvo contacto con muchas personas, lo que obligó al Centro de Operaciones de Emergencias a disponer el cerco del barrio Solares por el peligro de un contagio masivo.

«Se realizaron además testeos masivos y no ha habido resultados positivos del virus en ninguno de los más de cuatrocientos test realizados, no produciéndose una gran contaminación masiva, como se preveyó que ocurriría. La atmósfera del Valle de punilla en general, las cercanías de las Altas Cumbres, cuenta probadamente con producción de ozono natural en proporciones más altas que las normales debido a procesos fotoquímicos que se producen, como la desintegración del granito anfíbol (Torio y Uranio) que se encuentra en la superficie de algunas cadenas montañosas y produciendo un cambio en la composición molecular del oxígeno. La molécula se rompe, entregando dos átomos de oxígeno, los cuales luego se recombinan con otras moléculas de oxígeno. Estas moléculas recombinadas contienen tres átomos de oxígeno en vez de dos, lo que origina ozono. De ahí que, en esta crisis sanitaria, se esté recurriendo cada vez más al ozono para la limpieza en profundidad de superficies, como vehículos de personal sanitario o policial, y de instalaciones hospitalarias o edificios públicos; completó.

¿Una alternativa contra el COVID-19?

«El ozono destruye numerosos virus, bacterias y hongos, y es muy eficaz contra la familia de coronavirus. Hay estudios que demuestran que elimina más del 99% de los virus en tan solo 20 segundos. No hay datos aún que certifiquen que elimina el Covid-19, pero sí sabemos que el ozono penetra en la membrana celular y que los coronavirus son sensibles a los agentes oxidantes y, por lo tanto, podemos suponer con las evidencias científicas disponibles hasta la fecha, que se va a dañar el virus y va a quedar destruido. De esta forma, se puede disminuir la carga vírica y evitar su propagación»; reconoció Cané.

Fuente: www.eldiariodecarlospaz.com.ar

Cómo hacer un wrap integral para empezar a comer más saludable

Cómo hacer un wrap integral para empezar a comer más saludable

Te presentamos esta receta diseñada por nuestra nutricionista Sofía Lanzeni para que puedas preparar un wrap súper saludable que aporta cereales integrales y legumbres a tu alimentación diaria.

Los días de aislamiento social y encierro empiezan a tener su cuenta regresiva y nos toca pensar en la vida después de la cuarentena. La alimentación saludable está bien arriba en la lista de hábitos a recuperar, es por ello que te presentamos ésta receta para incluir más cereales integrales y legumbres a tu alimentación.

Wrap integral relleno de humus de poroto blanco y verduras crujientes

Ingredientes para 4 porciones

Masa:

  • Harina 000/0000  150 gr
  • Harina de trigo integral 150 gr
  • Aceite de oliva 20 ml
  • Agua c/n

Humus:

  • Poroto manteca (pallares) 100 gr
  • Jugo de 1 limón
  • Ajo 1 diente
  • Aceite de oliva 10 ml
  • Condimentos: pimienta , perejil, pimentón dulce

Relleno:

  • Cebolla 1 unidad
  • Pimiento rojo ½ unidad
  • Pimiento amarillo ½ unidad
  • Zapallito verde 2 unidades
  • Champiñón 100 gr
  • Aceite de oliva 10 ml
  • Condimentos: albahaca , orégano, ají molido

 

Preparación

Masa de wrap:

  1. Colocar la harina en un bowl. Agregar el aceite y el agua de a poco a medida que vamos integrando hasta formar la masa.
  2. Amasar por varios minutos hasta lograr una masa elástica y luego dejar descansar por 30 minutos.
  3. Cortar unos 8 bollitos y estirar la masa de aprox 0,5 cm y cocinar en una plancha sin aceite de ambos lados.
  4. Cuando este cocida, apilar las masitas en un plato y cubrirlas con un papel film o tela limpia.

Humus:

  1. Poner en remojo los porotos por 12 hs aprox, en un recipiente de vidrio en la heladera.
  2. Cambiar el agua de remojo y cocinar los porotos hasta que estén blandos.
  3. Picar el ajo bien chiquito y saltear con una gotita de aceite de oliva, el ajo también puede agregarse crudo.
  4. Cuando los porotos estén tibios, procesar, junto a los condimentos, el ajo, el aceite de oliva y el jugo de limón.
  5. Cuando el humus tenga consistencia cremosa, dejar de procesar, dejar enfriar.

Relleno:

  1. Cortar los vegetales en juliana.
  2. En una sartén con unas gotitas de aceite de oliva, saltear los vegetales hasta que estén tiernos.

Tips para comerlo mejor (y comer saludable)

  • Se puede comer frio o caliente.
  • Te recomiendo que lo sirvas con una porción de ensalada cruda como guarnición.
  • Podes reemplazar la harina de trigo integral por la harina integral que quieras (garbanzo, arveja, maíz)
  • Las masas de wrap te van a servir para tacos integrales rellenos de verduras y carnes.
  • El humus podes combinarlo con muchas comidas, como pastita untable o aderezo saludable.

Lic. Sofía Lanzeni – MP: 3672

Área de nutrición

La Posada del Qenti

Cuarentena saludable: 3 ensaladas sabrosas y nutritivas

Cuarentena saludable: 3 ensaladas sabrosas y nutritivas

Ensalada con Quinoa ( 4 porciones )

ensalada-quinoa

  • Quinoa 200 grs
  • cebolla verdeo
  • ½ pimiento rojo y ½ verde
  • tomates cherry
  • almendras

Cocinar la quinoa; lavar varias veces con agua fría hasta que el agua de enjuague se aclare y no este turbia. Escurrir y cocinar la quinoa durante 10 minutos desde que comience a hervir el agua.
Pelar y cortar los pimientos en juliana, pelar y cortar bien chica la cebolla de verdeo. Tostar las almendras en una sartén con unas gotitas de aceite de oliva y luego cortarlas con un cuchillo. Mezclar todos los ingredientes en un bols junto con la albahaca cortada en tiritas. Condimentar con limón y aceite de oliva.

Ensalada de vegetales y cítricos ( 2 porciones )

vegetales y cítricos

  • ¼ Repollo chico
  • ½ cebolla
  • 4 cdas de pasas de uvas rubias
  • 8 almendras
  • 1 naranja
  • cilantro, aceite de oliva

Cortar el repollo bien fino y la cebolla en juliana. Pelar la naranja y cortarla en gajos. En un bols colocar el repollo y la cebolla, luego espolvoree las pasas de uvas rubias y agregue las almendras fileteadas, el cilantro cortado bien chiquito y por ultimo los gajos de naranja. Condimentar con aceite de oliva.

Ensaladas Verde con Frutillas ( 3 porciones )

verdes y frutilla

  • Brotes de alfalfa
  • Rúcula
  • 2 cebollas
  • 1 taza de frutillas
  • 6 higos disecados
  • 200 grs de queso parmesano cortado en láminas finas
  • salsa de soja y aceite de oliva

Lavar y escurrir las hojas de rucula. Cortar la cebolla en juliana. En una sartén humedecida con ½ cdita de aceite de oliva saltear la cebolla a fuego moderado, cuando comience a cambiar de color agregar los higos desecados cortados por la mitad y 4 cdas de agua. Dejar cocinar hasta que se reduzca el agua. Agregar una cda de salsa de soja a esta vinagreta dulce.
En un bols acomodar las hojas de rucula y las láminas de queso parmesano. Agregar la vinagreta de higos y cebolla y terminar el plato con unas frutillas cortadas en láminas y brotes de alfalfa.

Receta de Huevo de Pascua Saludable para hacer en casa

Receta de Huevo de Pascua Saludable para hacer en casa

Como muchos saben, nos encontramos en el mes que se celebra Semana Santa y en el cual todos esperan el domingo para comer el ansiado huevo de Pascuas, especialmente los niños.

En este momento que estamos transitando, y que podemos aprovechar más tiempo de lo habitual para pasar con nuestra familia, les traemos una receta para poder realizarla entre todos y disfrutar de los momentos de la cocina.

Los huevos de chocolate comerciales son muy ricos en azúcares y vacíos en nutrientes esenciales, es por eso que nuestra receta incluye ingredientes que nos aportan más vitaminas y a la vez muchísimo sabor.

Huevo de Chocolate relleno de crema de limón y frutas  – Ingredientes para 4 unidades Para el Huevo de Chocolate

  • 50 g Chocolate amargo de 60% o mayor
  • Molde chico (nº 9) para huevo

Para el relleno

  • 2 yemas
  • 1 clara
  • 250 ml de leche descremada
  • 100 ml de jugo de limón
  • Ralladura de medio limón
  • 1 ½ de edulcorante liquido
  • 1/3 de taza de almidón de maíz (40gr)
  • 40 g de almendras
  • 40 g de nueces
  • 100 g de frutilla
  • 100 g de kiwi
  • 50 g de arándanos

Manos a la obra

  1. Rallar el chocolate, ponerlo en un bol y derretirlo a baño maría.
  2. Verterlo en molde para hacer huevos
  3. Colocar el molde boca abajo y ponerlo en la heladera para solidifique el chocolate
  4. Desmoldarlos
  5. Para el relleno debemos mezclar las yemas y el huevo con el almidón de maíz, sin que quede ni un grumo.
  6. Luego agregar el jugo de limón y la leche de a poco.
  7. Llevar a fuego alto con una olla de doble fondo. Ir revolviendo siempre con una espátula.
  8. Cuando hierva y espese, retirar del fuego, pasar a un recipiente, cubrir con film tocando la superficie.
  9. Llevar al freezer o a la heladera hasta que enfríe.
  10. Por último agregar la vainilla y el endulzante.
  11. Colocar la preparación solo por la mitad del huevo y finalmente decorar por encima diversas frutas y las almendras y nueces para que quede colorido y nutritivo.

Lic. Soria Urizar María Belén

M.P. 4047

Servicio de Nutrición