Cómo influyen las hormonas en nuestro apetito

Cómo influyen las hormonas en nuestro apetito

Cuando uno se siente agitado, angustiado, depresivo, bajoneado, tiene más riesgo de tener sobrepeso, porque el sobrepeso está fuertemente vinculado a las hormonas. Hay que ser consciente de la influencia de los sentimientos, el entorno y la nutrición.

Varias hormonas como la insulina influencian en el apetito. La ghrelina y el estrógeno provocan apetito y la serotonina, la colecistoquinina y el péptido frenan tienden a frenar «las ganas de comer». Las hormonas que abren el apetito originan la sensación de hambre y no deberían estar muy activas cuando se está tratando de perder peso, por este motivo es importante ingerir alimentos sanos que no las estimulen, que contengan mucha fibra y lo necesario de hidratos de carbono.

Por ejemplo la ghrelina se genera en el estomago cuando este está vacío y origina la señal que debemos comer. Cuando comemos los niveles de ghrelina disminuyen hasta que el estomago se llena. Por eso es importante que el estomago este lleno durante bastante tiempo en esto ayuda la alimentación saludable.  Los estrógenos son las hormonas sexuales femeninas, cuando el nivel de estrógeno se eleva también aumenta la sensación de hambre, esta hormona puede verse afectada por el ciclo menstrual y la acción de diferentes medicamentos.

La serotonina es un neurotransmisor, es decir una hormona que actúa en nuestro cerebro y es importante ya que produce la sensación de saturación. La falta de serotonina induce a ingestas copiosas sobretodo productos ricos en hidratos de carbono o carbograsas.

La colecistoquinina se produce cuando hay alimentos en el intestino delgado, frena el proceso de descomposición en el estomago. El peptido se forma en colon después de 15- 20 minutos de estar comiendo produce saciedad y si comemos rápido no alcanza a liberarse por ende no hay saciedad y terminamos comemos más. La producción de suficientes hormonas que freneen el apetito es fundamental en el proceso
de pérdida de peso, puesto que prolongaran la sensación de saciedad en el tiempo.

Los sentimientos, el entorno, la nutrición o el nivel de estrés influyen en el comportamiento de estas hormonas. Un nivel bajo de serotonina puede provocar sentimientos negativos por ejemplo mas estrés o
depresión. Esta falta de serotonina se puede corregir a través de la nutrición y de un estilo de vida sano ya que gran parte de la serotonina se produce dos horas después de la salida del sol. Por eso es de
vital importancia no pasar por alto el desayuno, ya que sin sustancias nutritivas nuestro cuerpo no puede producir serotonina.

Como conclusión en base al comportameinto hormonal del organismo podemos decir que para perder peso y mantenerse en forma hay que comer sano con suficientes vitaminas, minerales y beber mucha agua.

Dra. Gabriela Tórtolo – MP. 24052

Especialista en obesidad y síndrome metabólico

La Posada del Qenti

¿Cuál es la mejor forma de tratar la obesidad?

¿Cuál es la mejor forma de tratar la obesidad?

La obesidad es una de las enfermedades crónicas mas desafiantes en su abordaje entre otras cosas por su etiología multicausal. Tiene profundas consecuencias para la salud de la persona, la vida de los individuos y para los sistemas de salud.

Evidencias actuales indican que el antiguo abordaje de la obesidad centrado en el peso, no solo es ineficaz en generar cuerpos más delgados y más saludables, sino que también puede favorecer repetidos ciclos de pérdida y ganancia de peso, reducir la autoestima, favorecer conductas alimentarias alteradas, favorecer la estigmatización y la discriminación por el peso y prestar poca atención a otros parámetros y determinantes de la
salud.

Esta comprobado que las dietas no son eficaces en el tratamiento de la obesidad, los beneficios son demasiados pequeños y el daño potencial es demasiado grande, por lo que se recomienda buscar tratamientos más seguros y efectivos para un abordaje mucho más efectivo.

Apoyando esta línea multicausal de la obesidad y desde un paradigma alimentario no restrictivo hay que plantear un tratamiento interdisciplinario, para trascender hacia la transdisciplina, de la obesidad. Favoreciendo un verdadero proceso de reconocimiento de las personas como totalidades que son, la toma de conciencia y responsabilidad de lo que hacen y de cómo lo hacen, de su enfermedad, valiéndonos además de la transferencia de conocimientos que contribuyen a mejorar los comportamientos alimentarios y los cambios en función de su salud, en el contexto en que estos comportamientos ocurren.

Este tratamiento es experiencial y de autodescubrimiento, desarrolla conceptos teóricos – prácticos, utilizando técnicas psicológicas integrativas, dirigidas a incorporar y transformar conductas y actitudes en relación con la comida, con el cuerpo, con uno mismo, para recuperar el bienestar y el peso sano.

Hay que buscar promover en la persona con obesidad conductas beneficiosas en pos de su salud, las que se obtienen como consecuencia de un profundo trabajo de autoconocimiento, de aceptación, de valoración del propio estado, desarrollando una adecuada autoestima, a partir de los recursos disponibles y de las posibilidades reales de las personas. Hay que ampliar la conciencia, es necesario para abordar el problema de la obesidad desde el lugar que lo causa, reaprendiendo a disfrutar de la comida, sin abusar de ella.

Dra. Gabriela Tórtolo – MP. 24052

Especialista en obesidad y síndrome metabólico

La Posada del Qenti

Plan Continuo Integral

Plan Continuo Integral

El plan continuo se diseño partiendo de una premisa primordial:

Como sostener y continuar la reducción de peso conseguida

El gran problema de la mayoría de los casos no es la reducción de peso, sino mantenerse en el tiempo. Se armo en forma interdisciplinaria, un programa que permitiera tener un seguimiento más estricto de la evolución del paciente en su ámbito diario.

*Dra. Roxana Viscovig, Médica Nutricionista. MP: 27.742/2  ME: 13.164

Para ello se proponen estadías seriadas de corta, media o larga duración, que se realizan en tiempos medianamente regulares y que permitan un seguimiento permanente del paciente. Por ejemplo, se pueden hacer estadías de 4 a 7 días de duración, pero cada 45 o 60 días, logrando de esa manera controlar las modificaciones de peso que pudieran producirse de forma efectiva y segura. O bien puede desarrollarse un plan prolongado de 30 a 60 días en formato continuo.

La labor de los profesionales es brindar apoyo e información. La misma se realiza no solo durante la estadía del paciente, sino también en el egreso y tiempo entre estadías, ya sea de forma telefónica o vía mail, logrando una comunicación y soporte permanente.
El paciente es el participe principal de este proceso, y el que va incorporando la información recibida a su vida diaria para ir cambiando sus hábitos no saludables (comer mucho y moverse poco) por hábitos de vida saludables (comer poco y moverse más).

Como resultado de este proceso la persona puede alcanzar su mejor peso posible, ya que el objetivo no es hacer una “dieta permanente”, sino el definitivo cambio de hábito. Ya son muchos los estudios mundiales que hablan de las ventajas de cambios de hábito en un marco de control interdisciplinarios, y esa es la principal meta del programa.

Testimonio

Conozca el testimonio de Rolando, un huésped que estuvo 2 meses en La Posada del Qenti mejorando su calidad de vida:

El Plan Continuo es sumamente personalizado. Las prácticas se definen una vez realizados los chequeos médicos, nutricionales y estéticos correspondientes. Además cuentan con el seguimiento Post-Estadía correspondiente y las interconsultas médicas entre el Staff Médico de La Posada del Qenti y sus médicos de cabecera.

El programa incluye:

  • Plan nutricional personalizado para los 30 días
  • Entrevista psicológica, orientadas a la adaptación de nuevos hábitos de vida saludable
  • Clases individuales de gimnasia
  • Sesión de Drenaje Linfático
  • Masajes Reductores
  • Masajes Reductores intensivos de abdomen (o en zona necesario)
  • Sesión de Podiatría o reflexología
  • Drenaje Linfático Manual Intensivo
  • Clases individuales de gimnasia
  • Plan nutricional para los 30 días
  • Clases individuales de gimnasia
  • Sesión de Drenaje Linfático
  • Sesiones de Masajes Reductores
  • Sesión de Masajes Reductores intensivos de abdomen (o en zona necesario)
  • Sesión de reflexología