Efectos saludables de gritar un gol

Efectos saludables de gritar un gol

A lo largo del día vamos acumulando tensiones, situaciones no resueltas y preocupaciones que muchas veces se traducen en estrés. Nuestro cerebro hace lo que puede en la medida que actúa casi como un depósito de problemas que, a veces, son derramados al resto del organismo en forma de dolores de cabeza, malestar, problemas estomacales, mal humor, etc.

Pero en un acto totalmente voluntario e inexplicable decidimos sentarnos a alentar a nuestro equipo de fútbol favorito, sabiendo que una derrota no colaboraría en absoluto con nuestro cerebro sobrepasado de pendientes, sin embargo, ahí estamos, poniéndonos a prueba en un juego que plantea solo dos resultados: perder o ganar.

¿Por qué lo hacemos? Es evidente que nuestro cerebro pondera la posibilidad de ganar frente a la derrota, ya que la misma ofrece una cuantiosa recompensa de felicidad y alegría absoluta. Aflora la pasión y con ella una enorme cucharada da satisfacción que nos devuelve el bienestar. Pero, en términos científicos, ¿Qué pasa cuando gritamos un gol?

Según el Dr. Christian Leiva, Director Médico de La Posada del Qenti, gritar un gol ayuda a liberar las tensiones y emociones contenidas, desahogarse, reconfortarse y por su puesto a canalizar el estrés. Ese gritar, explica el Doctor, no tiene nada que ver con el grito en una discusión que surge para levantar la voz y que otro escuche, en el caso del gol tiene que ver con liberar esas tensiones acumuladas, tiene mucho más que ver con uno mismo, que con el otro. Por otro lado, el estrés diario más el acumulado durante el partido elevan las pulsaciones y el desahogo producto del grito de gol, ayudando notablemente a normalizar esas pulsaciones.

Desde el punto de vista psicológico, la Lic. Yanina Silvestri, también profesional de La Posada del Qenti, dice que gritar un gol, desde la satisfacción y la alegría, es como vaciar un globo que esta inflado con nervios, tensión y estrés. Esto sucede porque el cerebro, en el momento de gritar el gol, libera grandes cantidades de oxitocina y bajan los niveles de cortisol. Gritar el gol afirma que se hizo realidad algo que se viene deseando mucho, generando alegría, satisfacción, alivio y tranquilidad. De esa forma se ponen en juego emociones superficiales y profundas y puede interpretarse como un mensaje de que se pueden seguir dando otras muchas cosas que la persona desea.

Parece ser que muchas veces vemos el partido de fútbol como el partido de nuestras vidas poniendo todo en juego y, al gritar el gol, liberamos a nuestro cerebro de tensiones, las propias del partido y las otras también, al menos por un tiempo.

En  conclusión, gritar los goles con pasión es muy saludable, sobre todo si volcamos ese estado de euforia sana a nuestra vida cotidana. Tanto el Dr. Leiva como la Lic. Silvestri recomiendan aprovechar esa buena energía para hacer actividad física, ayudando de esa manera a prolongar esa hermosa sensación de liberación y alegría.

Ing. Miguel Cané

Gerente General

La Posada del Qenti

No me siento bien… ¿Estoy deprimido?

No me siento bien… ¿Estoy deprimido?

La depresión esta especificada dentro del DSM IV (Manual diagnostico y estadístico de los trastornos mentales) como uno de los trastornos del estado del ánimo. Los indicadores para saber si la persona esta transitando periodo de depresión son:

  • Estado de ánimo depresivo, según lo indica la propia persona o la observación realizada por otros (familiares, amigos etc.)
  • Pérdida de interés o de la capacidad para el placer
  • Baja autoestima
  • Pérdida de peso o aumento de peso
  • Pérdida o aumento del apetito
  • Insomnia o hipersonmia casi cada día
  • Agitación o enlentecimiento psicomotor
  • Fatiga o pérdida de energía
  • Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos e inapropiados
  • Disminución de la capacidad para concentrarse o tomar decisiones
  • Pensamientos recurrentes de muerte o ideación suicida

Si se reúnen al menos 5 de estos síntomas, con intensidad y durante un periodo de al menos 2 semanas seguidas, donde cada día están presentes estos indicadores, se recomienda recurrir a un profesional de la salud mental. Cabe destacar que queda descartado el diagnostico de depresión si estos síntomas  se deben a los efectos de una sustancia o si se deben a los efectos fisiológicos directos de una enfermedad medica.

¿Cómo aparece la depresión?

La causa de la depresión es variada y depende de cada caso en particular, de cada experiencia de vida personal. Es muy importante conocer los antecedentes psicopatológicos en la familia de la persona afectada ya que puede contener un factor genético. Por la tanto puede tener una causa genética, ambiental, externa o interna.

Los acontecimientos psicosociales desempeñan un papel importante en la precipitación de la depresión, ya que la misma puede surgir después de un estrés psicosocial grave como la muerte de un ser querido, un divorcio y distintas situaciones que resulten estresantes para la persona, sintiendo que la situación impacta fuertemente en su mundo interno y externo. Cabe aclarar que este impacto varia de persona en persona, considerando los recursos internos y externos con los que cuenta cada uno.

Este trastorno puede iniciar a cualquier edad, pero las estadísticas muestran que la edad promedio de inicio es a partir de la 3° década de vida.

¿Cómo afecta el estado de ánimo deprimido en la salud?

La depresión impacta fuertemente en la salud física, puede asociarse a enfermedades médicas crónicas, entre ellas el cáncer,  ya que el sistema inmunológico se deprime generando consecuencias fisiológicas. Todo el organismo se desestabiliza, la persona no descansa como debería, ni se alimenta de manera adecuada y saludable, entre otras, lo que afecta directamente a su salud.

Las personas que presentan trastorno depresivo tienen más dolor, más enfermedades físicas y una pobre actividad física social y personal

Recomendaciones

La primera e indispensable recomendación para una persona que padece depresión es consultar con un profesional de la salud mental (Psicólogo o Psiquiatra). Esto es fundamental para propiciar la recuperación.

No existe una única manera, o una formula general para tratar la depresión, depende del paciente, sus antecedentes familiares, su diagnóstico y su pronóstico. Cada caso es único y por lo tanto cada tratamiento también lo es.

Existen casos que con  intervenciones psicoterapéuticas pueden salir adelante y también existen quienes requieren de una valoración psiquiátrica, ya que la depresión se puede deber a la poca segregación de algún componente químico.

Un factor importante a tener en cuenta es lo que usualmente suelen hacer los familiares y amigos de la persona que está deprimida, ellos le piden que salga de ese estado, por ejemplo: “vamos”,” Salí”, “divertite”, “ríete”, “hace cosas”. Una persona que esté realmente deprimida no tiene la energía, las ganas y la fortaleza  para hacer esto, entonces solo conseguimos que se sienta exigida por su entorno, poco comprendida en su estado y frustrada por no cumplir con los tiempos de otros o con lo que otros quieren de ella. De ninguna manera hay que dejar sola a la persona  y no animarla,  simplemente tener en cuenta que esto se hace de a poco respetando el ritmo del paciente, de a poco le pedimos que salga, de a poco que disfrute de tal actividad, de a poco, a su tiempo y a su ritmo se le proponen actividades con mas personas (cenas con amigos, eventos sociales) etc. Esto se logra generando empatía con la persona.

Es indispensable la consulta con el profesional de salud mental, el cual a demás va a guiar a la familia del paciente en su accionar.

 

Lic. Yanina Silvestri

Psicóloga, MP: 7614

La Posada del Qenti

Plan Continuo Integral

Plan Continuo Integral

El plan continuo se diseño partiendo de una premisa primordial:

Como sostener y continuar la reducción de peso conseguida

El gran problema de la mayoría de los casos no es la reducción de peso, sino mantenerse en el tiempo. Se armo en forma interdisciplinaria, un programa que permitiera tener un seguimiento más estricto de la evolución del paciente en su ámbito diario.

*Dra. Roxana Viscovig, Médica Nutricionista. MP: 27.742/2  ME: 13.164

Para ello se proponen estadías seriadas de corta, media o larga duración, que se realizan en tiempos medianamente regulares y que permitan un seguimiento permanente del paciente. Por ejemplo, se pueden hacer estadías de 4 a 7 días de duración, pero cada 45 o 60 días, logrando de esa manera controlar las modificaciones de peso que pudieran producirse de forma efectiva y segura. O bien puede desarrollarse un plan prolongado de 30 a 60 días en formato continuo.

La labor de los profesionales es brindar apoyo e información. La misma se realiza no solo durante la estadía del paciente, sino también en el egreso y tiempo entre estadías, ya sea de forma telefónica o vía mail, logrando una comunicación y soporte permanente.
El paciente es el participe principal de este proceso, y el que va incorporando la información recibida a su vida diaria para ir cambiando sus hábitos no saludables (comer mucho y moverse poco) por hábitos de vida saludables (comer poco y moverse más).

Como resultado de este proceso la persona puede alcanzar su mejor peso posible, ya que el objetivo no es hacer una “dieta permanente”, sino el definitivo cambio de hábito. Ya son muchos los estudios mundiales que hablan de las ventajas de cambios de hábito en un marco de control interdisciplinarios, y esa es la principal meta del programa.

Testimonio

Conozca el testimonio de Rolando, un huésped que estuvo 2 meses en La Posada del Qenti mejorando su calidad de vida:

El Plan Continuo es sumamente personalizado. Las prácticas se definen una vez realizados los chequeos médicos, nutricionales y estéticos correspondientes. Además cuentan con el seguimiento Post-Estadía correspondiente y las interconsultas médicas entre el Staff Médico de La Posada del Qenti y sus médicos de cabecera.

El programa incluye:

  • Plan nutricional personalizado para los 30 días
  • Entrevista psicológica, orientadas a la adaptación de nuevos hábitos de vida saludable
  • Clases individuales de gimnasia
  • Sesión de Drenaje Linfático
  • Masajes Reductores
  • Masajes Reductores intensivos de abdomen (o en zona necesario)
  • Sesión de Podiatría o reflexología
  • Drenaje Linfático Manual Intensivo
  • Clases individuales de gimnasia
  • Plan nutricional para los 30 días
  • Clases individuales de gimnasia
  • Sesión de Drenaje Linfático
  • Sesiones de Masajes Reductores
  • Sesión de Masajes Reductores intensivos de abdomen (o en zona necesario)
  • Sesión de reflexología