Alimentación y antioxidantes

Alimentación y antioxidantes

El estrés oxidativo participa en la aparición de numerosas enfermedades, es por ello que una alimentación fuente de antioxidantes puede prevenir o retardar la aparición de enfermedades y mejorar la calidad de vida.

Al igual que en la vejez, existen numerosas enfermedades asociadas al estrés oxidativo, como el cáncer, Parkinson, Alzheimer, enfermedad de Lou Gering, cataratas, diabetes mellitus y aterosclerosis debido a la disminución de la eficiencia de los sistemas antioxidantes.

¿Cuáles son los alimentos con más antioxidantes?

Dentro de los antioxidantes que podemos incorporar con la alimentación, se encuentran: las vitaminas E y C, los betacarotenos, los flavonoides y los licopenos.

La vitamina E es un potente antioxidante liposoluble, por lo que actúa a nivel de las membranas celulares. Podemos encontrarla en alimentos ricos en aceites de origen vegetal: frutos secos, semillas y aceites, girasol, maíz, oliva.

Los betacarotenos son precursores de la vitamina A se encuentran principalmente en vegetales de color anaranjado como calabaza, zanahoria, batata, entre otros.

La vitamina C es hidrosoluble y participa en el metabolismo intermediario y oxidativo, en la reabsorción de hierro y es necesaria para la respuesta inmune. Podemos encontrarla principalmente en frutas y verduras: cítricos (limón, naranja, pomelo), guayaba, frutilla, tomate, arándanos, kiwi, espinaca, uvas.

Además de las vitaminas, los oligoelementos como el cobre, el zinc, el manganeso, el selenio y el hierro son necesarios incorporarlos al organismo a través de la dieta, porque conforman la parte activa del núcleo de las enzimas antioxidantes.

La terapia con antioxidantes puede no solo ofrecer un tratamiento efectivo contra la progresión de las enfermedades, sino que puede reducir los efectos secundarios asociados a muchos de los tratamientos que se aplican en la actualidad contra diversas enfermedades y contribuir así con la calidad de vida de las personas.

Recordá que sumando 3 frutas y verduras en almuerzos y cenas a diario estas aumentando la cantidad de fibra alimentaria, vitaminas y minerales, previniendo y mejorando la aparición de enfermedades no trasmisibles.

Lic. en nutrición, Lanzeni Sofia – MP: 3672

Área de nutrición de La Posada del Qenti