Vacaciones Saludables

Vacaciones Saludables

El cuerpo muchas veces nos pide descanso. Es tan inteligente nuestro cuerpo que nos avisa a través de síntomas muy evidentes que algo no anda bien. Los avisos son claros: falta de sueño, order ojeras, nerviosismo, necesidad de dormir más descansando menos, mal humor, digestión pesada, falta de concentración, incremento de la ansiedad, errores frecuentes en el trabajo, desgano y tristeza. Son carteles luminosos que nuestro cuerpo y nuestra mente nos ponen delante para que sepamos que necesitamos un merecido descanso.

Nos hemos sometido a períodos de alta exigencia y literalmente, nuestro cuerpo y mente están al límite. Consientes de nuestro estado nos disponemos a considerar la posibilidad de descansar. Nos cuesta alejarnos de la rutina, pero ya no es una opción, es una necesidad, nuestro cuerpo manda, quiere relax.

Aquí es donde aparecen diferentes alternativas para satisfacer ésta necesidad: turismo aventura en algún país con montaña, mar o nieve; turismo cultural en Europa o en algún país con historia, turismo saludable , turismo rural en alguna estancia alejada , o el más elegido de todos: turismo de excesos.

“El turismo de excesos consta de someter a la persona a diferentes estímulos físicos y emocionales quebrando las fronteras saludables de una vida equilibrada.”

ev_inclusive5

Estamos decididos a emprender nuestro hipotético descanso por ejemplo en alguna playa del Caribe. Comienza el periplo cuando nos damos cuenta que el horario de salida del avión es a veces de madrugada y debemos estar en el aeropuerto al menos 3 horas antes. Es una noche larga después de un día intenso de empaque y papeleo, si es que tuvimos suerte con pasaportes y visas. Luego, en el sector de migraciones del aeropuerto, sometemos nuestro cuerpo cansado y nuestra mente estresada a un proceso de evaluación en el cual no sabemos si podemos salir o no del país hasta tanto el avión no despega, con nosotros adentro. En destino se suma la tramitación de retiro de equipaje (con suerte no perdido), aduana e inmigración. Arribamos expectantes y ansiosos, sin haber dormido ni comido adecuadamente. Ya falta menos, solo un bus que demorará algunas horas en llevarnos del aeropuerto al hotel.

Por fin en el hotel, habiendo perdido un día por el viaje, nos entregamos a los manjares culinarios que brillan por su variedad. Grandes bandejas con comida que permanecen calientes en forma permanente nos esperan en el buffet las 24 horas del día. El límite de alimento que podemos ingerir está dado por el volumen de nuestro estómago al que forzamos al máximo con tal de probar todas las entradas, todos los platos calientes y todos los postres en el mismo momento, como si fuese cada vez, nuestra última comida. Con respecto a las bebidas preponderan aquellas con colorantes que, mezcladas con alcohol suelen ser las más deliciosas, no así las más saludables; las gaseosas y los jugos artificiales.

tragos

Una vez inflados cual piñata en un cumpleaños, salimos a disfrutar del día y caminamos lentamente hacia la playa hasta dar con alguna reposera que sostendrá nuestro cuerpo cansado, estresado y ahora hinchado. Mientras el sol nos da de lleno la función metabólica entra en crisis y los peligrosos rayos ultravioletas resecan nuestra piel; se hace evidente cuando quedamos rojos como un tomate y cuando debemos usar analgésicos para disminuir el dolor de nuestro cuerpo quemado.

Hay estudios que demuestran que gran parte de turistas de excesos, concluyen sus vacaciones con problemas gastrointestinales, alteración en sus funciones hepáticas , metabólicas y renales, baja de defensas en el sistema inmunológico, pieles resecas y quemadas y por supuesto varios kilos de excesos producto de la mala alimentación y el sedentarismo.

Finalmente emprendemos la vuelta. Checkout del hotel, viaje al aeropuerto, migraciones, viaje en avión y vuelta a repetir el ciclo en nuestro país, inmigraciones, aduana y traslados a nuestro hogar.

Nuestras vacaciones de excesos nos devolvieron quizás más cansados y estresados que al principio, con un cuerpo en muy malas condiciones y una mente algo confundida.

¿Qué parte de nuestro cuerpo no escuchamos? ¿Qué parte no entendimos?

 

Cómo preparar la Piel para el Verano

Cómo preparar la Piel para el Verano

La piel durante el correr de los años sufre cambios, prescription no solo por el paso cronológico del tiempo, sino también por factores externos como el viento, el frío, las radiaciones ultravioletas, el uso de camas solares, la alimentación, el consumo de tabaco, etc. Éstos últimos se traducen en una involución cutánea precoz.

piel_verano

Con respecto a la piel después del invierno podríamos destacar que se caracteriza por la xerosis o sequedad debido a la disminución de la transpiración, calefacción y el cuerpo permanentemente cubierto por ropa. La piel del rostro puede encontrarse enrojecida debido a los efectos del viento y del sol, por lo cual se percibe más sensible que lo habitual y pueden molestar los jabones y las cremas.

Antes de exponer nuestra piel al sol debemos prepararla, brindándole una higiene profunda, humectación, pulido o exfoliación en caso de ser necesario, nutrición y sobre todo una buena y completa protección.Un secreto para la humectación corporal; Cremas con urea, ácido glicólico, vitaminadas y baños de algas.

Dra. Mónica Reyna

Dermatóloga

La Posada del Qenti

¿De qué hablamos cuando decimos light / diet?

¿De qué hablamos cuando decimos light / diet?

Los alimentos diet y light surgen en la década del 80, drug cuando se comienza a emplear la sacarina en reemplazo del azúcar, entrando al mercado dirigidos a personas que querían bajar de peso, con buena aceptación debido a que son denominaciones empleadas a nivel internacional.

Es frecuente como vemos que los consumidores relacionan la palabra diet, light o dietético con alimentos pensados para la reducción de peso. El Código Alimentario Argentino, define a los alimentos dietéticos como aquellos que han sufrido alguna modificación en su composición y que son destinados a satisfacer necesidades particulares de nutrición y alimentación de determinados grupos poblacionales, por este motivo no necesariamente son productos reducidos en valor calórico, podríamos citar ejemplos de productos fortificados, alimentos modificados en su composición glucidica/ lipídica, energética etc.

En el año 2004 se normalizó el uso de la Información Nutricional Complementaria, para rótulos y avisos publicitarios; esto permitió utilizar la palabra light para diferenciar un alimento que es diferente a otro similar o característico, y que tiene una reducción al menos de un 25 % de algunos de sus componentes.

informacion-nutricional

La palabra Diet, no fue incluida dentro de los términos, por generar confusión entre los consumidores. En esta resolución se autoriza al uso de determinados términos para resaltar una característica importante que lo haga diferente al alimento tradicional, como el contenido de nutrientes y/o valor energético, o para comparar alimentos similares. Dentro de los términos contemplados se encuentra el atributo, Light (bajo, leve, reducido, liviano) estos se pueden aplicar a el valor energético total, carbohidratos, azucares, grasa totales, saturadas, colesterol y sodio.

Cuando el consumidor compra estos productos debe prestar atención, a estas alegaciones/ rótulos, la norma exige que en la proximidad del término se especifique el nutriente y/o el valor energético, al que hace alusión al termino. En resumen, un alimento que indique que es light no significa necesariamente que sea bajo en calorías, sino bajo en algunos de los nutrientes al que se refiera. En términos prácticos, si un alimento señala ser reducido en calorías, también debe decir que contiene un “25 % menos de calorías” que el alimento de referencia.

Recomendaciones para los consumidores:

  • Como primera medida lea las etiquetas o productos alimenticios a comprar.
  • Para cuidar su salud, prefiera los alimentos, livianos, bajos o reducidos en grasas y calorías.
  • Elija alimentos que son buena fuente,  fortificados en calcio, hierro, fibras dietéticas o ácido fólico.
  • Lea los ingredientes o aditivos que contienen los alimentos, para identificar alergias alimentarias. En las tablas de composición nutricional de cualquier alimento es por 100 grs., y por la porción de consumo especificada.

 

Fuente:  ANMAT 

Dra. Andrea Piñero

Área De Nutrición

La Posada Del Qenti

¿Hay que hacer mil abdominales para bajar la panza?

¿Hay que hacer mil abdominales para bajar la panza?

Muchas personas piensan que con estos ejercicios van a adelgazar, website like this pero no es así. Si bien son beneficiosos para tonificar el abdomen y mejorar la postura, order no hacen desaparecer la grasa localizada. Entonces, check ¿qué conviene hacer?

Al momento de entrenar la zona media del cuerpo surgen muchas inquietudes. A la mayoría de las personas les interesa más que nada la cuestión estética, y desconocen la relevancia que tiene ejercitar nuestro “núcleo” o “core” para la salud, la postura y la calidad de movimientos, ya sea para practicar un deporte o en la vida cotidiana.

A continuación, el área de educación física de la Posada del Qenti describe y responde las consultas más comunes en la sala de musculación:

Consulta: “Quiero bajar la panza… ¡Dame muchos ejercicios abdominales!”

Respuesta: Realizar ejercicios para la zona media del cuerpo sirve para darle tono, fuerza a la faja abdominal  y sostén a la columna, pero no solo por eso se logrará reducción significativa en zona abdominal. Hay que hacer actividades globales e integrales para generar gasto calórico y lograr la reducción del tejido adiposo.

Consulta: “Quiero trabajar el abdomen bajo”

Respuesta: Según el ejercicio que se esté realizando, puede “sentirse” más localizado en una zona que en otra del abdomen. Pero lo importante es trabajar la musculatura en su totalidad, ya sea para fines estéticos o saludables. Es decir, hacer un entrenamiento de la zona media en todas las dimensiones y en los diferentes planos.

fitness-getty_MUJIMA20141022_0004_29

Consulta: “¿Cuáles son los ejercicios más efectivos?”

Respuesta: Todo aquel ejercicio que tonifique, fortalezca y dé sostén a la columna vertebral sin generar riesgo durante su ejecución. Cabe aclarar que el ejercicio que se indique dependerá de la condición física de la persona.

Consulta: “¿Cuál es la manera correcta de hacerlos?”

Respuesta: Veamos, a modo de ejemplo, la correcta ejecución de una elevación de tronco.

a) Acostate, boca arriba, con las rodillas flexionadas y con los pies apoyados.

b) Entrelazá los dedos y sostené la cabeza, sin generar fuerza con los brazos, para poder elevar el tronco. Lo importante de las manos es sostener y mantener la cabeza en una posición neutra.

c) Inspirá suavemente y al momento de la elevación empezá a exhalar en forma controlada, separando la parte más alta de la espalda de la colchoneta o camilla. Volvé a la posición inicial.

Fuente: entremujeres.clarin.com

La medicina al “revés”

La medicina al “revés”

Si cada uno de nosotros nos detuviéramos a pensar en la forma que consideramos la salud y la enfermedad, case nos sorprendería que comenzamos al “revés”. En general lo primero que nos preocupa es tener un médico de confianza a quien recurrir cuando nos enfermamos, side effects una obra social que cubra estos gastos, find un lugar para internarnos en caso de necesidad cuando tengamos” una emergencia”, etc.

Comenzamos a preocuparnos cuando ya está instalada la enfermedad, accidente o malestar. Sin nombrar la gran cantidad de personas que no tienen cobertura social, aunque tenga la posibilidad de contratarla dando prioridad a otros gastos.

Ahora bien volviendo a nuestro razonamiento, si nos preguntaran qué nos gustaría tener en la vida, la gran mayoría y sin dudar dice: “salud”. Es paradójico como nuestro deseo no acompaña a la preocupación y al compromiso para cumplir este objetivo. Estamos justamente hablando de prevención, anticiparnos y ganarle al problema.

prevencion02-628x410

Esta palabra tan empleada en discursos, promesas, inauguraciones, etc . pero que rápidamente se deja de lado para seguir dando prioridad a la salud cuando la estamos perdiendo. ¿No sería lógico que demos vuelta nuestras prioridades y comencemos a ser coherentes con nuestros propios deseos? ¿Cuántos de nosotros estamos dispuestos al compromiso de esta nueva “educación?.

Las ventajas y beneficios que nos da la prevención están demostrados en forma indiscutible a través de múltiples trabajos mundiales. Los costos-beneficios están inclinados a lo segundo sin lugar a dudas. Si lo pensamos en esta sociedad donde la enfermedad es costosa, nos deja lucro cesante, pérdidas laborales y rehabilitaciones en muchos casos inaccesibles, es mucho más contundente la necesidad de priorizar este concepto que a pesar de ser tan lógico, no se cumple.

Es verdad que nuestra educación, cultura y aún la forma de ejercer la profesión de los distintos agentes de salud, no ayudan a revertir esta “medicina al revés”. Sería más lógico que con la ayuda de los mismos profesionales, comencemos a interiorizarnos cómo cuidarnos, qué hacer para evitar enfermarnos y si tenemos alguna predisposición o hábito, lo logremos revertir o controlar a tiempo. ¿No sería bueno que cuando estemos por ser padres, nos asesoremos para que nuestros hijos crezcan desde la salud?

En casi 30 años de medicina, contadas veces un paciente entró al consultorio a plantearme un control periódico estando sano (por voluntad propia) para seguir estándolo. Ejercer el derecho de la salud, implica algunos deberes para esta tan ansiada calidad de vida.

La salud es la primera libertad que se nos otorga y nadie más que nosotros somos los primeros responsables en mantenerla. Una consulta médica y valorar nuestros factores de riesgo es una buena manera de comenzar.

Dra. Alicia Ciapponi
Cardiología
La Posada del Qenti

Pin It on Pinterest